10 pueblos españoles sobre acantilados al borde del abismo

La belleza de nuestra geografía nos deja pueblos españoles sobre acantilados insólitos que más que reales parecen lugares propios de postal o de película. Pueblos colgantes construidos a unas alturas de infarto, que desafían las leyes de la gravedad, se reparten de norte a sur ofreciendo a turistas y sus propios habitantes impresionantes vistas y la oportunidad de vivir, aunque sea por unos días, al borde del acantilado.

1. Albarracín (Teruel)

Albarracín es un llamativo pueblo medieval encaramado en un peñón y rodeado por el río Guadalaviar. Desde 1961 está considerado como Monumento Nacional y  ha sido propuesto por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Al tajo que rodea a este pintoresco municipio le acompaña un conjunto de murallas en las colinas adyacentes que forman un cinto alrededor de la Sierra de Albarracín. La disposición de sus casas apiñadas, su tono rojizo provocado por el yeso  y el uso de la forja propia de la provincia son también elementos característicos de este encantador pueblo aragonés.

pueblos acantilado espana

2. Setenil de las Bodegas (Cádiz)

Indudablemente uno de los pueblos españoles sobre acantilados más conocidos de la península que además cuenta con una peculiaridad más: no solo se encuentra sobre las rocas sino también incrustado en ella. La formación del pueblo se adaptó al curso del río Guadalporcún aprovechando de esta manera el tajo creado para construir sus edificios. De esta manera, la roca se convierte  tanto en sus paredes como en sus techos. Además forma parte de la Ruta de los Pueblos Blancos y  está declarado como Conjunto Histórico.

Pueblos blancos de Andalucía: Setenil de las Bodegas

3. Ronda (Málaga)

Esta localidad no podía faltar en nuestra lista de pueblos españoles sobre acantilados. Ronda es un municipio malagueño asentado sobre un desfiladero conocido como el Tajo de unos 150 metros de profundidad que ha sido reconocido por numerosas fuentes como uno de los pueblos más bonitos de España. Su  casco urbano, declarado Bien de Interés cultural, se encuentra dividido en dos y rodeado de exuberantes valles fluviales. Para disfrutar de las mejores vistas de la villa sobre el acantilado no puedes perderte la impresionante panorámica obtenida desde su famoso Puente Nuevo sobre el río Guadalevín. Tampoco puedes dejar de visitar el Palacio de Mondragón o La Casa del Rey Moro.

pueblos acantilado espana

4. Jorquera (Albacete)

Jorquera se encuentra sobre un cerro delimitado por un lado por el río Júcar, que forma un cañón con picos de 200 metros de altitud, y por el otro lado por  la Cañada de Abengibre. Esta situación dota hoy al municipio de un pintoresco paisaje que en el pasado fue clave para su propia defensa. Como evidencia de ello, los restos del castillo, con su fortaleza defensiva del siglo XII, y los restos de los torreones defensivos situados en las dos entradas naturales que dan forma a uno de los pueblos españoles sobre acantilados más impresionantes de ver.

pueblos acantilado espana

5. Masca (Tenerife)

El pueblo de Masca, situado en el Parque Rural de Teno, es el sitio perfecto si lo que buscas son unas increíbles vistas tanto del mar como de la montaña. Este caserío de apenas dos calle está encaramado al borde de un abismo producido por los barrancos más profundos de Tenerife. Pertenece al municipio de Buenavista,   y el color blanco de los edificios contrasta con el verde intenso de la salvaje vegetación. Su acceso a través de profundos barrancos, frondosa vegetación y serpenteantes curvas te conducirá a unas vistas espectaculares de los acantilados de Los Gigantes que no podrás sacar de tu retina.

pueblos acantilado espana

6. Arcos de la Frontera (Cádiz)

Este bello pueblo gaditano da la bienvenida a la Ruta de los Pueblos Blancos y está ubicado sobre una gran peña que se alza a orillas del río Guadalete. Capital de Taifa de Arcos durante la época musulmana, le debe gran parte de su fisonomía y arquitectura a la cultura musulmana. Perderse por sus estrechas y empinadas callejuelas y pasear a través de las casas blancas que conforman el casco histórico del pueblo te sumergirá en un lugar de indudable encanto declarado Conjunto Histórico y Bien de Interés Cultural.

pueblos acantilado espana

7. Siurana (Tarragona)

Este municipio catalán se encuentra sobre un peñón de roca que regala a todo el que pasa por él una panorámica impresionante del río Siurana y del embalse. De esta manera se abre un hueco y se consolida como uno los pueblos españoles sobre acantilados más destacados de nuestro país. Fue declarado Paraje Pintoresco en 1961 y de entre sus paisajes también es importante destacar  las formaciones rocosas como el Salto de la Reina Mora, la peña gemela de la Siuranella, los valles del río Siurana y los acantilados de Arbolí perfectos para practicar escalada.

8. Alquézar (Huesca)

Este pueblo de Huesca, Declarado Conjunto Histórico Artístico, se encuentra integrado en  un impresionante entorno paisajístico de calizas modelado por el río Vero, que con el paso del tiempo, ha logrado crear un cañón idóneo para los amantes  de los deportes en la naturaleza. El pueblo se ubica en el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, encaramado sobre una de las sierras paralelas al Pirineo a unos 660 metros de altitud. Gracias a la perfecta conservación de su esencia y  su situación única, este pueblo ofrece la posibilidad de  retroceder en el tiempo y revivir nuestro pasado medieval.

pueblos acantilado espana

9. Frías (Burgos)

Este municipio al norte de la provincia de Burgos se trata de un pueblo de origen medieval rebosante de historia y cultura. Los habitantes pueden contemplar el Ebro desde el elevado cerro de La Muela, posición que hizo de Frías un punto estratégico de la geografía española durante la época romana y la época medieval. Este aspecto medieval está todavía presente gracias, sobre todo, a el castillo de los Velasco, los restos del recinto amurallado o la Iglesia de San Vicente.

pueblos acantilado espana

10. Castellfollit de la Roca (Girona)

Siendo uno de los pueblos más pequeños también ha conseguido hacerse un hueco gracias a su belleza y enclave único. El pequeño Castellfollit de la Roca, con menos de un kilómetro cuadrado de superficie, se sostiene sobre un  riscal basáltico de 50 metros de altura y de casi un kilómetro de largura, rodeado por el río Fluviá.  Sus casas flotantes situadas al borde del abismo y la antigua iglesia de Sant Salvador, situada justo en el extremo quitan el aliento a cualquiera y convierten a este pueblo en una visita más que recomendada.

pueblos acantilado espana
Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar