13 valles de España para hacer una escapada en otoño

Con el fin del verano, la sequedad del estío se ve sustituida por las temperaturas suaves y las lluvias de la tercera estación del año. Un tiempo en el que el paisaje muta, cambiando los árboles de hoja caduca su habitual verde por el ocre. Las zonas boscosas y fluviales adquieren un aspecto espectacular que da para aprovechar los muchos puentes que trae consigo la época otoñal. Por ello, te traemos estos 13 valles de España para hacer una escapada en otoño. Espacios de gran belleza que van de Ordesa a los Picos de Europa, pasando Málaga y el entorno de Guadarrama.

Valle del Genal, Málaga

Valles de España para una escapada en otoño Genal

Valle del Genal. | Wikimedia

En el extremo sur de la Península ibérica aguarda el valle del Genal. Se origina en la sierra de Ronda, concretamente en Igualeja. Durante su camino hasta desembocar en el Guadiaro deja bellas estampas protagonizadas por castaños, que son los que en otoño aportan la clásica paleta de ocres. Como complemento, multitud de riscos trufan el serpenteante y sombrío recorrido de este valle de Málaga.

Vall de Boí, Lleida

Valles de España para una escapada en otoño Boí o Bohí

Vall de Boí/Valle de Bohí. | Wikimedia

La comarca de la Alta Ribagorza es donde se ubica este espacio asociado al río Noguera de Tor. De nuevo está en el Pirineo, en este caso en Lleida, muy cerca del también célebre valle de Arán. Se trata de un lugar ideal para una escapada de otoño gracias a su combinación de vega y montaña. Su origen glaciar hace que los desniveles sean grandes y que posea multitud de pequeños lagos.

El vall de Sant Martí y el vall de Sant Nicolau son parte del complejo del también conocido como valle del Bohí. Ambos comparten la belleza con el principal. En todos ellos, además, hay una gran riqueza arquitectónica. El estilo predominante en sus estructuras religiosas es el románico lombardo, como el de Santa Eulalia de Erill-la-Vall. Por si fuera poco, el vall de Boí parte de su territorio está incluido en el impresionante Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici.

Valle de Ordesa, Huesca

Valles de España para una escapada en otoño Ordesa

Ordesa tiene uno de los valles de España para una escapada en Otoño. | Shutterstock

El río Arazas da forma a uno de los enclaves más espectaculares del país. Se trata del valle de Ordesa, en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Precisamente desde este último bajan las aguas de esta vía fluvial. En su camino se despliega una incomparable unión de macizos montañosos y exuberante vegetación. Tal entorno teñido de ocre es el protagonista perfecto para un viaje de otoño. Como base se puede usar Torla o Fanlo.

Los cercanos valles de Añisclo, Pineta y Escuaín también forman parte del Parque Nacional. Sin embargo, fue el valle de Ordesa el que motivó su creación en 1918. Un lugar idílico en el que disfrutar de hayedos, cascadas y montes. Pirineos en estado puro justo antes de que el invierno haga acto de presencia.

Valle del río Medio, Asturias

Hayedo de Orlé, hayedos de España para otoño

Hayedo de Orlé. | Turismo de Asturias

El siguiente de los valles de España que visitar en otoño se encuentra en el Principado de Asturias. Se trata del valle del río Medio. Como en los anteriores ocasiones, los hayedos y robles hacen que este espacio resalte a partir de septiembre. Corazón del Parque Natural de Redes, las rutas para conocerlo arrancan en Orlé. Hay diferentes recorridos, como el lineal que llega hasta Pendones. En todo caso, el paisaje combina ganadería tradicional, grandes vegas, vegetación y montaña.

Valle del Tiétar, Ávila

Valles de España para una escapada en otoño Tiétar

Valle del Tiétar, uno de los valles de España a las que hacer una escapada en otoño. | Shutterstock

La Sierra de Gredos protege al próximo de entre los valles de España para una escapada en otoño. Gracias a ello las temperaturas son más benignas. Arenas de San Pedro sirve como capital en esta comarca abulense, destacando también otras poblaciones como Candeleda. Aunque las zonas bajas descienden hasta los 400 metros, los picos que las rodean superan en varios casos los 2.000, por ejemplo Cerro Cabezo.

Una calzada romana demuestra que fue una importante zona de paso hacia lo que hoy es Extremadura, muy cercana. Por su clima agradable y el agua que aporta la Sierra de Gredos la ganadería siempre ha sido un punto fuerte en la zona. Asimismo, las localidades del valle del Tiétar guardan notables edificios de distintas épocas históricas.

Valle del Lozoya, Madrid

Valle del Lozoya en otoño

Valle del Lozoya en otoño. | Shutterstock

Una de las escapadas más socorridas y cercanas a Madrid, también en otoño. El entorno del valle del Lozoya contiene localidades tan bonitas como Buitrago de Lozoya. La vía fluvial desciende desde la sierra de Guadarrama hasta el Jarama, al que se une ya casi tocando Guadalajara.

Por tanto, es un espacio relativamente extenso en el que hay mucho que ver tanto a nivel cultural como natural. Respecto a lo primero, además del mencionado Buitrago, sobresale el monasterio de Santa María en El Paular. Yendo a lo segundo, el entorno de Peñalara y sus lagunas es de gran belleza. Asimismo, multitud de robledales dan el necesario toque ocre a este viaje otoñal.

Valle de Sajambre, León

Valle de Sejambre en otoño

Valle de Sejambre en otoño. | Shutterstock

El valle de Sajambre ve nacer el río Sella en la Fuente del Infierno. De hecho, aunque los topónimos parezcan muy distintos vienen de la misma raíz indoeuropea: Sal. Esta significaría “aguas turbias” y hace clara referencia a la corriente de la vía fluvial. Al sur del valle se alza el Puerto del Pontón, mientras que en el norte se encuentra el impresionante Desfiladero de los Beyos, entrando ya incluso en Asturias.

Oseja de Sajambre es su principal población. Conforma un bello municipio junto a Pío, Ribota, Soto y Vierdes. El espacio es idóneo para una escapada de otoño gracias a su vegetación, que incluye extensos hayedos y robledales. Asimismo, es parte esencial del sector leonés de los Picos de Europa.

Valle del Roncal, Navarra

valle del roncal en otoño

Isaba y valle del Roncal en otoño.

Otro de los valles de España para una escapada en otoño está en la triple frontera entre Francia, Huesca y Navarra. Ubicado en esta última, acoge el pico navarro más alto, la Mesa de los Tres Reyes. Uno de sus mayores atractivos es el hayedo de Aztaparreta, Patrimonio de la Humanidad. Dicho bosque muestra su mejor cara con la caída de la hoja. Es asimismo parte de uno de los puntos clave del valle de Roncal, el valle de Belagua. Con acceso desde Isaba, es el único de origen glacial en el territorio navarro.

Valle del río Oribio, Lugo

Valles de España para una escapada en otoño Oribio

Valle del río Oribio en Triacastela. | Shutterstock

Quizá este sea el espacio más fácil de recorrer de toda la lista. La razón es que por el pasa el Camino de Santiago Francés. Ya sea en una escapada de otoño exclusiva o como parte de la peregrinación, las sendas que recorren el valle del río Oribio, más tarde llamado Sarria, están perfectamente marcadas. Para andarlo hay que partir de Triacastela y avanzar siguiendo las señales que indican la ruta por San Xil.

Los corredores entre robles y castaños dan paso a coquetos prados verdes. Sus desniveles son suaves, por lo que la dificultad del recorrido es baja. Asimismo, diversas aldeas y pueblos gallegos jalonan los senderos, dando la posibilidad de reposar. Son solo 18 kilómetros hasta Sarria, en los que la naturaleza destaca sobre el resto. Además, desde dicha localidad es sencillo volver al punto inicial de la ruta en bus. Por todo ello, el de Oribio es uno de los valles de España más recomendables para visitar este otoño.

Valle del Jerte, Cáceres

Valles de España para una escapada en otoño Jerte

Valle del Jerte en otoño. | Shutterstock

Aunque su fama sea más primaveral, gracias a la floración de los cerezos, la tercera estación del año es también muy interesante en el valle del Jerte. La abundancia de agua es una de las principales características de este espacio natural. Tanto en las zonas ribereñas como serranas, el verde de los frutales pasa a amarillo y rojo. Un espectáculo conocido como “Otoñada” que es celebrado tanto en las zonas ribereñas como serranas de la zona.

La “Otoñada” se extiende entre octubre y diciembre. Los municipios locales llevan a cabo multitud de actividades relacionadas con ella. Otra de las razones para que este sea uno de los valles de España para hacer una escapada en otoño es su intrincada orografía. Las gargantas se suceden en un entorno montañoso responsable de la forma en “V” del valle.

Valle del Ungría, Guadalajara

Valles de España para una escapada en otoño Ungría

Valle del Ungría, Guadalajara. | Gobierno de C-LM

Continuando con los valles de España para hacer una escapada en otoño hay que mirar a Guadalajara. Allí se encuentra uno de los parajes más espectaculares de esta época del año, el valle del Ungría. Su final se encuentra cerca de la capital alcarreña, en Lupiana. Por otra parte, el río y su valle nacen en Fuentes de la Alcarria, Brihuega. En su recorrido destacan barrancos, choperas, enormes álamos y pueblos que crecieron gracias al agua y los molinos del Ungría. Como un corte en altiplanos, este desconocido entorno permite conocer la Alcarria.

Valle del Pas, Cantabria

Valles de España para una escapada en otoño Valle del Pas

Valle del Pas en otoño. | Wikimedia

En tierras cántabras se despliega el valle del Pas, recorrido por el río del mismo nombre. Dio nombre a los pasiegos, pastores que realizaban trashumancias cortas desde Espinosa de los Monteros, en Burgos, hasta vegas como la del Pas, Miera o Pisueña. Estos habitaban las zonas altas, desarrollando una peculiar arquitectura en piedra y cultura. En la parte baja hay impresionantes muestras de románico, como la Colegiata de Santa Cruz de Castañeda. Conviene evitar la lluvia en la medida de lo posible para disfrutar de las panorámicas que ofrecen miradores como el de la Braguía.

Valle de Ansó, Huesca

Valles de España para una escapada en otoño Ansó

Ansó, cabeza del valle homónimo. | Wikimedia

La localidad de Ansó da nombre al último de los valles de España para hacer una escapada de otoño. Es considerada uno de los pueblos más bonitos de España. Su arquitectura típica pirenaica y peculiar dialecto justifican en sí mismas el viaje a esta aislada zona. Anexo al valle del Roncal, comparte con este la Mesa de los Tres Reyes y el tributo de las tres vacas. Por tanto, presenta la gran oportunidad de realizar una visita conjunta junto al espacio navarro.


About the author

Otras noticias de interés
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Son muchas las ciudades españolas que cuentan con plazas espectaculares. Ya sea por sus estilos Más información
A lo largo de su historia, el territorio español no ha parado de ver surgir Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Pasear por cualquiera de los barrios más coloridos de España puede ser una auténtica delicia. Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Muchas de las estaciones de tren de España son auténticas obras de arte. Por sus Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Zugarramurdi es un municipio perteneciente a la Comunidad Foral de Navarra, ubicado en la comarca Más información

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar