Visitar rincones ocultos y lugares poco conocidos de nuestra geografía es una opción turística que cada vez gana más adeptos. Ante el éxito de nuestra primera recopilación sobre los pueblos desconocidos de España, os proponemos un viaje por distintas regiones de nuestro país para descubrir municipios ignorados pero con mucho encanto. Hoy os presentamos los pueblos desconocidos del sur más fascinantes.

Teba (Málaga)

Pueblos desconocidos del sur: Teba

En una esquina de la provincia y mal comunicada, Teba es una localidad fascinante por su paradójica historia. Aunque no es un coto relevante, es célebre entre cazadores y caballeros elegantes porque un legendario cazador de perdices –el conde de Teba- lanzó a la fama un tipo de chaqueta que usaba mucho. De esa estirpe de los Guzmán -que recibieron Teba en feudo en el siglo XIV- la familia más famosa de Teba dio una emperatriz a Francia y grandes asesores a los reyes; pero Teba es ahora célebre por el marcado izquierdismo y anticolonialismo de sus habitantes.

Esto no les impide celebrar cada mes de agosto con gibraltareños y escoceses la batalla de Teba, en el que el caballero James Douglas –después de lanzar el corazón del rey escocés Robert the Bruce a los moros- murió en combate. Sus condiciones para el parapente, la amabilidad de sus gentes y su castillo atraen cada vez más visitantes. Aun habiendo escasas opciones para dormir, es un lugar barato y acogedor para recorrer otros atractivos: Laguna de Fuente de Piedra, Ardales y Caminito del Rey.

San Fernando (Cádiz)

Pueblos desconocidos del sur: San Fernando

El estar emplazada en una esquina de la bahía gaditana, en el lugar de paso menos frecuentado hacia esa bellísima capital que es Cádiz y al lado del industrioso Puerto Real, no ha ayudado al turismo de San Fernando, otro de esos pueblos desconocidos del sur que a veces se pasa por alto. Los aficionados a la playa suelen seguir hacia el sur, para disfrutar del inmenso arenal que comienza en Chiclana, en tanto que los aficionados al vino y los caballos se suben a Jerez o el Puerto de Santa María.

Sin embargo San Fernando cuenta con uno de los patrimonios históricos más importantes del sur de España: panteones (del gran Camarón de la Isla y de los marinos ilustres), museos, observatorio astronómico, hogar de la Constitución de Cádiz… Este pueblo desconocido para tantos atesora mucha de la más gloriosa historia de España. Además, también cuenta con una excelente gastronomía, buena playa y es el mejor lugar para las excursiones ornitológicas por el Parque Natural de la Bahía de Cádiz.

Alcalá de Guadaíra (Sevilla)

Pueblos desconocidos del sur: Alcalá de Guadaíra

Estar muy cerca de la esplendorosa ciudad de Sevilla conlleva la ventaja asociada a poder ser un centro de aprovisionamiento de tan importante urbe, algo de lo que se beneficiaron durante siglos los molineros y panaderos de Alcalá de Guadaíra. Por el contrario, la cercana y opulenta belleza de la capital acapara injustificadamente demasiada atención de los turistas, que no suelen aventurarse por la inmaculada autenticidad de este andalucísimo y populoso pueblo. Su extraordinario carácter ya atrajo la atención del pintor Ignacio Zuloaga, que allí trabajó inmortalizando a una de sus mujeres. Tiene Alcalá de Guadaira un casco urbano lleno de sabor, con numerosos edificios y lugares sin adulterar, que merecen ser leídos y considerados uno a uno, no con solo un breve resumen.

Cabra (Córdoba)

Pueblos desconocidos del sur: Cabra

Apartada de las carreteras principales, la épica Cabra es hoy conocida por el excelente aceite que producen sus almazaras (D.O. Baena) y por la oferta museográfica y experiencias relacionadas con su producto principal. Su casco histórico, iglesias, castillo y museos son muy poco frecuentados, pudiendo gozarse de la hospitalidad de uno de esos pueblos desconocidos del sur no afectados por el turismo de masas. Es también un lugar de gastronomía tradicional y una buena base de partida para explorar el Parque Natural de la Sierra Subbetica, donde se pueden visitar localidades como Zuheros y Carcabuey.

Cuevas de Almanzora (Almería)

Pueblos desconocidos del sur: Cueva de Almanzor

Casi todo el mundo va a la provincia de Almería a disfrutar de las playas; siendo mucho menos frecuente la visita etnográfica, histórica y cultural. La localidad de Cuevas de Almanzora está próxima a unos yacimientos mineros que vienen explotándose desde antiguo; una riqueza que ha permitido que este pueblo goce de edificios civiles, religiosos, residencias y un castillo inusualmente espléndidos. Su extraordinario patrimonio etnográfico contiene las cuevas que le dan nombre (habitadas desde el Paleolítico), un poblado minero y fundiciones. Además, a corta distancia hay numerosas y poco frecuentadas playas. Naturalmente, las opciones de alojamiento son escasas y económicas, siendo más abundante –y también económica- la oferta gastronómica.

Loja (Granada)

Pueblos desconocidos del sur: Loja

En la profunda Andalucía, Loja es uno de esos pueblos desconocidos del sur que muchos contemplan desde la autovía sin animarse a pararse. Los buenos conocedores de la historia pueden mencionar que allí nació el temido general Narváez –uno de esos ‘espadones’ del siglo XIX que convirtieron a España en el país con más golpes de Estado del mundo- pero no son muchos quienes la disfrutan. Lo cierto es que ese ‘lugar de paso’ tiene un atractivo casco urbano, con una alcazaba, conventos y casonas iglesias renacentistas, así como un palacio, jardines y un hermoso mausoleo dedicados a su temido hijo. Muy pocas son las opciones para alojarse, siendo muchos los locales en donde comer la sabrosa gastronomía de la Andalucía interior. Uno de esos pueblos desconocidos del sur que esperemos que no cambie, porque conserva todo su encanto.

Segura de la Sierra (Jaén)

Pueblos desconocidos del sur: Segura de la Siera

Hay que adentrarse hasta lo más profundo del enorme Parque natural de Cazorla, Segura y las Villas para llegar hasta el fortificado bastión de Segura de la Sierra, plaza fuerte de los caballeros santiaguistas durante la terrible campaña contra el reino nazarí de Granada. Es actualmente la indómita Segura de la Sierra un pueblo que conserva todo su encanto, siendo su principal atractivo las numerosas actividades de turismo activo en el parque y su tranquila serenidad. El maravilloso marco natural que la rodea consigue atraer a muchos excursionistas andaluces, lo que ha generado una oferta de alojamientos suficiente, siempre sin sofisticación y a precios razonables. Algo parecido puede afirmarse de su gastronomía serrana, poco variada pero interesante.