Rincones encantados de España: Pueblo Viejo de Belchite

El Pueblo Viejo de Belchite, en Zaragoza, es uno de los rincones encantados quizá menos conocidos de España. No obstante, su valor histórico ha llegado hasta nuestros días y todavía sobrecoge a aquellos que deciden visitarlo. Se conoce también como el pueblo fantasma de la Guerra Civil, devastado en la Batalla de Belchite. Los supervivientes de los continuos bombardeos que allí se sucedieron fueron trasladados hasta una población cercana, conocida como Belchite Nuevo (Belchite).

Pueblo Viejo de Belchite
Pueblo Viejo de Belchite

Así, el Pueblo Viejo de Belchite mantiene intactos los estragos de una guerra en la que ambos bandos contribuyeron a destruir la localidad. De esta manera, la antigua población de Belchite ha perdurado hasta nuestros días como recuerdo imborrable de las consecuencias del asedio, bombardeos y disparos que recibió el pueblo en el que perdieron la vida más de 5.000 personas.

Batalla de Belchite

Pueblo Viejo de Belchite
Pueblo Viejo de Belchite

Codiciado por el frente republicano, la Batalla de Belchite, una de las más famosas de la Guerra Civil, comenzó en el verano de 1937, un 24 de agosto. Esta batalla se enmarca dentro de la ofensiva del Ejército Popular de la República sobre Zaragoza.

Los nacionales, que tenían el dominio del pueblo, esperaron la ofensiva republicana, con más de 3.000 combatientes surtidos con ametralladoras y morteros con los que defender la ciudad. Así, las tropas sublevadas estaban preparadas para resistir un largo asedio. Sin embargo, el ejército republicano decidió asaltar la ciudad sin dilaciones, pues no podía perder más tiempo. De esta manera, los combates tomaron las calles. Se les cortó el agua a los allí sitiados y, conforme la lucha progresaba, se hacía más patente la falta de suministros médicos y de comida.

La XV Brigada Internacional también participó en la ofensiva republicana y para las tropas franquistas fue demasiado. El 31 de agosto la brigada logró llegar hasta la fábrica de aceite de la localidad. La aviación republicana bombardeó el casco urbano un día después. La calle Mayor fue el escenario de muchos de los combates. Aunque el 4 de septiembre el Ayuntamiento y la iglesia de San Martín de Tours todavía oponían resistencia, al día siguiente las fuerzas republicanas tomaron la iglesia.

A pesar de la resistencia de Belchite, el pueblo quedó casi totalmente devastado. Cuando acabó la guerra, el régimen de Francisco Franco no quiso reconstruir Belchite sino crear uno nuevo al lado. En la actualidad se le conoce como Belchite Nuevo. Las ruinas quedaron como recuerdo de la Guerra Civil, conocidas como Pueblo Viejo de Belchite.

Belchite Viejo, un pueblo fantasma

imagen_pueblo-viejo-de-belchite_rincones-encantados_entrada

El pueblo fantasma de Belchite resiste como recuerdo de una sangrienta guerra, como un suceso del pasado que no puede volver a repetirse. El Pueblo Viejo de Belchite se puede recorrer previa contratación de una visita guiada, disponible también en horario nocturno. 

Pueblo Viejo de Belchite
Pueblo Viejo de Belchite

Las ruinas de Belchite producen escalofríos. Las casas recibieron los impactos de las balas y los bombardeos. Ni las iglesias recibieron clemencia, refugio de personas que esperaban salvarse de la masacre y encontraron en ellas cenizas y llamas.

Pueblo Viejo de Belchite
Pueblo Viejo de Belchite. Iglesia bombardeada.

Hoy, mientras se pasea por las calles del Pueblo Viejo de Belchite, pueden verse las casas destrozadas y las iglesias sin techo. Las ruinas provocadas por los aviones de guerra son visibles a cada paso. Sin duda, una experiencia sobrecogedora. 

Qué ver en el Pueblo Viejo de Belchite

Arco de la Villa

Considerado como la entrada principal de Belchite, el Arco de la Villa dirige a los visitantes hasta la Calle Mayor. Aunque no se sabe exactamente cuando se levantó, se cree que data del XVIII. Es de estilo barroco-mudéjar.

Iglesia de San Martín de Tours

Pueblo Viejo de Belchite
Pueblo Viejo de Belchite. Iglesia de San Martín de Tours

Este edificio elaborado con ladrillo se erige en la plaza de la Iglesia, a su izquierda las ruinas del Convento de San Rafael. De estilo gótico-mudéjar, antaño fue la parroquial principal de Belchite. Se construyó en la primera mitad del siglo XIV. Se puede observar el estilo mudéjar en su ábside poligonal y en la torre tipo alminar almohade.

Más tarde, en el siglo XVI, se realizaron algunas ampliaciones. En la nave se recreó la tradicional galería aragonesa, así como capillas laterales del XVII. La fachada monumental data del XIX. En su cripta estaba enterrado el duque de Híjar. Hace algunos años se descubrió que el ataúd estaba vacío.

Natalio Baquero fue de los últimos habitantes que abandonó el Pueblo Viejo de Belchite. Escribió la famosa coplilla que se encuentra en la puerta de esta iglesia:

“Pueblo Viejo de Belchite/ Ya no te rondan zagales/ Ya no se oirán las jotas/ Que cantaban nuestros padres”.

Convento de San Rafael

El Convento de San Rafael se levantó en el siglo XVIII y perteneció a las Dominicas de San Rafael. Durante la guerra sufrió daños importantes.

Iglesia de San Juan

Pueblo Viejo de Belchite
Pueblo Viejo de Belchite. Iglesia de San Juan

Ubicada en el centro del pueblo, se conocía como la Torre del Reloj, puesto que en la parte más alta de la torre se colocó un reloj que informaba a los vecinos de la hora. La Torre del Reloj es lo que queda de la Iglesia de San Juan. Se construyó entre los siglos XIV y XV en estilo mudéjar.

Iglesia y convento de San Agustín

Aunque durante la guerra quedó muy dañada, actualmente destaca por su monumentalidad. Perteneció a la orden de los Agustinos Ermitaños, los cuales se establecieron en Belchite a finales del siglo XVI y permanecieron allí hasta el XIX. Pueden verse las formas y estilos propios del barroco y el neoclásico y, como en el resto de construcciones del pueblo, se construyó en ladrillo.

Otros rincones encantados que ver en España:


About the author

Otras noticias de interés
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Son muchas las ciudades españolas que cuentan con plazas espectaculares. Ya sea por sus estilos Más información
[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text="El pueblo del Aguallueve" font_container="tag:h2|text_align:left|color:%23000000" google_fonts="font_family:PT%20Sans%20Narrow%3Aregular%2C700|font_style:700%20bold%20regular%3A700%3Anormal"] [vc_column_text]Este pequeño pueblo de Zaragoza está marcado por Más información
[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text="El más triste pueblo fantasma" font_container="tag:h2|text_align:left|color:%23000000" google_fonts="font_family:PT%20Sans%20Narrow%3Aregular%2C700|font_style:700%20bold%20regular%3A700%3Anormal"] [vc_column_text]El Pueblo Viejo es uno de los Más información
[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text="Monumental patria de la garnacha" font_container="tag:h2|text_align:left|color:%23000000" google_fonts="font_family:PT%20Sans%20Narrow%3Aregular%2C700|font_style:700%20bold%20regular%3A700%3Anormal"] [vc_column_text]Su atractivo casco urbano viene siendo destino Más información
[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text="La gran Bilbilis" font_container="tag:h2|text_align:left|color:%23000000" google_fonts="font_family:PT%20Sans%20Narrow%3Aregular%2C700|font_style:700%20bold%20regular%3A700%3Anormal"] [vc_column_text]La segunda ciudad de la provincia es un importante Más información