Málaga para amantes del arte

La ciudad de Málaga es bien conocida dentro del circuito turístico de nuestro país gracias a sus playas, a su gastronomía y a su agradable clima, que atraen cada año a miles de turistas, especialmente en verano. Sin embargo, hoy vamos a hablar de su otra cara, mucho más cultural; y es que a pesar que la capital de la Costa del Sol atesora en sus calles más de 35 museos, su faceta ligada al arte y la cultura es bastante menos conocida que su pescaíto frito.

Para empezar, Málaga fue la cuna de Pablo Picasso, considerado uno de los más grandes artistas del siglo pasado. A pesar de que la mayor parte de su vida la pasó en Barcelona y París, Picasso nunca se olvidó de sus orígenes y uno de sus mayores deseos en vida era que se le dedicase un museo en su ciudad natal. En 2003 este deseo se hizo realidad, tomando la forma del Museo Picasso de Málaga: Un espacio instalado en el imponente Palacio de Buenavista, donde se exhiben las más de 200 obras que componen la colección y que fueron donadas en su mayoría por Christine y Bernard Picasso, nuera y nieto del artista, para hacer realidad su deseo a la vez que las delicias de los malagueños amantes del arte.

Málaga para amantes del arte

La ciudad también fue el escenario elegido por la baronesa Thyssen para emplazar el Museo Carmen Thyssen Málaga. El Palacio de Villalón, del s.XVI, es esta vez el fabuloso edificio encargado de albergar la colección. En ella encontraremos la muestra de pintura andaluza más completa del s.XIX en nuestro país, lo cual no está nada mal, entre otras muchas obras de artistas como Zuloaga, Sorolla, Casas, Iturrino o, por supuesto, el cordobés Julio Romero de Torres, probablemente el más andaluz de los artistas.

Pero también hay espacio para el arte más contemporáneo en Málaga. Prueba de ello es el Centro Pompidou, el primero que la institución parisina abre fuera de Francia, donde se pueden ver obras de los siglos XX y XXI que componen la colección, además de un completo programa de exposiciones temporales y actividades destinadas a un público joven, donde caben también disciplinas como la danza o el cine. La oferta del arte actual queda completada con el Centro de Arte Contemporáneo (CAC); un lugar dinámico e innovador que pretende ser un centro abierto a la reflexión y las propuestas artísticas, en el que también es posible hacer un recorrido artístico por sus obras desde los años 50 hasta la actualidad.

Y, por último, ¿Qué mejor que una vuelta a los orígenes después de explorar el arte más actual? La visita a la impresionante (aunque inacabada) Catedral de La Encarnación, así como a la Alcazaba musulmana, son obligadas. Esta última, además, alberga en su interior el Palacio Nazarí del s.XI que hace las veces de Museo Arqueológico, con la cerámica malagueña como protagonista; primera manifestación artística de una ciudad que parecía presagiar el importante centro cultural en el que ha quedado convertida hoy en día ¿A qué esperas para venir a descubrirla?

Comentarios Facebook

About the author

DEJA TU COMENTARIO

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar