Lugares fascinantes que deberían ser Patrimonio de la Humanidad

España es el tercer país del mundo con más patrimonio, después de China e Italia. Actualmente contamos con 45 lugares declarados Patrimonio de la Humanidad, aunque la lista de candidatos no para de crecer. Esta lista llamada indicativa recoge 28 lugares. Aquí os traemos una selección de lugares que creemos que deberían convertirse en Patrimonio de la Humanidad.

El yacimiento grecorromano de Ampurias

Patrimonio de la Humanidad
Ciudad greco-romana de Ampurias (Tarragona)

Este antiguo asentamiento ubicado en L’Escala (Girona) es inimitable, ya que se trata del único yacimiento de la Península Ibérica en el que conviven los restos de una colonia griega con los de una ciudad romana. Ampurias es de notable importancia por tratarse del punto de entrada de la romanización a la Península Ibérica.

Tras ejercer de establecimiento de los griegos en el siglo VI a.C., funcionó como campamento militar romano para después convertirse en la urbe de Emporion en el siglo I a.C.  Por eso, las ruinas que hoy podemos contemplar en el yacimiento -desde el ágora griega hasta los restos de las termas romanas- son una extraordinaria muestra del urbanismo clásico. El asentamiento cuenta, además, con un museo monográfico en el que está expuesta la estatua del dios Asclepio. La ciudad grecorromana de Ampurias opta a la distinción de la Unesco desde 2002.

Trujillo, Monfragüe y Plasencia

Patrimonio de la Humanidad
Acueducto de Plasencia (Cáceres)

La candidatura conjunta de Trujillo, Monfragüe y Plasencia, propuesta en la lista tentativa de Patrimonio de la Humanidad de 2009, propone incluir un bien mixto natural-cultural de excepcional valor que se sumaría a una región con gran riqueza monumental como es Extremadura. La importancia histórica de estas dos ciudades y la abundancia de los bosques del parque natural extremeño podrían volver a ser valoradas como parte de un nuevo proyecto por parte del comité de la Unesco, que rechazó la candidatura en 2012.

El Castillo de Loarre

Patrimonio de la Humanidad
Castillo de Loarre (Huesca)

El más grande de los castillos aragoneses, construido por Sancho El Mayor (1020-1030), es uno de los mejores ejemplos del arte románico en España. El excepcional estado del conjunto, en el que sobresalen elementos como la Iglesia de Santa María, la Cripta de Santa Quiteria o la Torre de la Reina, le ha hecho merecedor de la declaración como Monumento Histórico Artístico. La distinción de Patrimonio de la Humanidad le va como anillo al dedo a Loarre, considerada la fortaleza románica más antigua de Europa.

La catedral renacentista de la Asunción de Jaén

Patrimonio de la Humanidad
Catedral renacentista de la Asunción (Jaén)

Obra culmen de Andrés de Vandelvira, esta joya renacentista situada en Jaén destaca por su sala capitular y su sacrístía, así como por su impresionante fachada barroca y su coro neoclásico. En 2012, se solicitó a la Unesco que se extendiera la consideración de Patrimonio de la Humanidad a este monumento, incluyéndolo en el conjunto ya premiado de Úbeda y Baeza.

La Ribeira Sacra

Patrimonio de la Humanidad
La Ribeira Sacra (Lugo)

La Ribeira Sacra es un lugar con un encanto mágico que envuelve a monumentos prerrománicos, románicos, góticos, renacentistas y barrocos como el monasterio de San Esteban de Ribas de Sil. La humedad y la frondosidad de este entorno, ubicado entre Lugo y Ourense con Monforte de Lemos como capital, proporcionan un ambiente especial a esta ruta de incalculable valor monumental que merece ser Patrimonio de la Humanidad.

Las cañadas reales de la Mesta

Patrimonio de la Humanidad
Cañadas Reales de la Mesta

El extenso número de cañadas de trashumancia que todavía existen en España forman una intrincada red de caminos que, además de sus usos ganaderos, atesoran innumerables valores artísticos, históricos y sociales por las localidades donde transcurren. Se trata de 125.000 kilómetros muy bien conservados que se encuentran en la lista indicativa de Patrimonio de la Humanidad desde 2007.

El románico del norte de Castilla

Patrimonio de la Humanidad
Monasterio de San Andrés de Arroyo (Palencia)

El territorio que comprende principalmente el norte de Palencia y el sur de Cantabria alberga la mayor concentración de arte románico de Europa. Sólo en un radio de 25 kilómetros alrededor de Aguilar de Campoo pueden encontrarse 70 edificios de gran valor arquitectónico y cultural. Si la Unesco decidiera declarar el románico norte Patrimonio de la Humanidad, el logro llegaría dos décadas después de que se presentara la propuesta (en 1998).

Los molinos de viento

Patrimonio de la Humanidad
Molinos de viento de Consuegra (Toledo)

Estos ingenios fueron usados por los árabes que, aunque no los inventaron, sí los perfeccionaron. La ausencia de ríos caudalosos hizo que prosperaran en España, donde se han convertido en un elemento fundamental en las estampas manchegas de localidades como Consuegra Campo de Criptana.

Calzadas romanas

Patrimonio de la Humanidad
Calzada romana de Mérida (Badajoz)

A día de hoy se conserva en España una de las redes de calzadas romanas más completas de toda Europa. Estas vías sirvieron no sólo para facilitar el transporte de las legiones romanas, sino también para labores administrativas y comerciales, facilitando el intercambio cultural y económico. Los restos de la Vía de la Plata o de la Vía Augusta son prueba viva del pasado romano de la antigua Hispania.

El Retiro y el Museo del Prado

Patrimonio de la Humanidad
Parque de El Retiro (Madrid)

Mucho hay que alegar a favor del recinto que conforman el Parque del Retiro y el Museo del Prado en Madrid, dos iconos de la capital de España de enorme valor turístico y artístico. Tanto el jardín palaciego como la pinacoteca, una de las mejores del mundo, son candidatas a recibir el título de Patrimonio de la Humanidad desde el año 2015.

El pórtico de Santa María de Ripoll

Patrimonio de la Humanidad de España

En el Monasterio de Ripoll se encuentra esta construcción del siglo XII, una obra maestra del arte románico. El pórtico de Santa María es candidato a convertirse en Patrimonio de la Humanidad de España por diversas razones. Está considerada la escultura románica más importante de Cataluña y una de las más impresionantes del mundo. Consta de siete arcos, y cada uno de ellos está lleno de esculturas que relatan diferentes episodios de la Biblia. Es por ello por lo que popularmente se le denomina “la Biblia en piedra”.

Resalta el contraste entre la ostentosidad del pórtico y la austeridad del interior, pero tiene una explicación. En la época en la que se construyó el cenobio, la mayoría de la población era rural y analfabeta pero sabía reconocer los iconos. Con este pórtico buscaban enseñar la historia de la Biblia a todo aquel que no supiera leer o que no entendiera el idioma.

Los Ancares – Somiedo

Patrimonio de la Humanidad de España

Los Ancares es un terreno montañoso de la Cordillera Cantábrica. Se reparte entre distintos municipios: entre las comunidades autónomas de Galicia y Castilla y León, específicamente en las provincias de Lugo (municipio de Cervantes) y León (municipios de Candín y Vega de Espinareda, ubicados en la comarca de El Bierzo) y, por otro lado, el ayuntamiento de Somiedo, ubicado en el Principado de Asturias.

Ya en el año 2006 los Ancares fueron declarados Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Ahora se han convertido en candidatos para Patrimonio de la Humanidad de España. Lo que los hace especiales es la característica común de la braña, un sistema tradicional de pastoreo basado en la trashumancia, todavía en uso hoy, que define el paisaje y la sociedad locales, representando un patrimonio vivo que combina de forma única naturaleza y cultura. Esta forma de pastoreo se practica desde el siglo XI y alcanzó su apogeo en los siglos XV y XVI. La braña supone una domesticación de un entorno natural difícil de manejar.

Iglesia de San Salvador de Valdediós

Patrimonio de la Humanidad de España

El siguiente candidatos para Patrimonio de la Humanidad de España es la Iglesia de San Salvador en Valdediós. Escondida en un rincón inesperado del concejo de Villaviciosa, en Puelles, se conserva intacta la espiritualidad y el carácter monumental del lugar en que pasó sus últimos años uno de los reyes más poderosos de Asturias, Alfonso III el Magno. Este pequeño conjunto de templos está constituido tan sólo por el pequeño San Salvador y la Iglesia de Santa María de Valdediós. A tan solo 40 km de Oviedo, este conjunto monástico se ha convertido en uno de los lugares más relevantes de la Edad Media asturiana. La Iglesia de San Salvador fue levantada en el año 893 y se considera la obra cumbre de la última etapa del arte prerrománico.

La Rioja y la Rioja Alavesa, paisaje de viñedos

Patrimonio de la Humanidad de España

Este candidato a Patrimonio de la Humanidad de España hace referencia a la zona en torno a la Denominación de Origen del Vino Rioja. Es uno de los mejores vinos del mundo, una posición que ha alcanzado no solo gracias a su calidad indiscutible, sino también por su excepcional historia y cultura. La zona cuenta con 603 kilómetros cuadrados que se extienden a ambos lados del río Ebro, afectando a las dos subáreas de la Denominación de Origen: Rioja y Rioja Alavesa. Esta es la parte más representativa de la región vinícola y la que se ha desarrollado sin interrupción desde principios de la Edad Media, con indicios de que este proceso podría remontarse a la época romana.

El Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia

Patrimonio de la Humanidad de España

Nuestras increíbles Islas Cíes también son candidatas a convertirse en Patrimonio de la Humanidad de España. Pero no sólo las Cíes: la candidatura incluye a todo el Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galici, que engloba Cíes, Ons, Sálvora, Noro, Vionta, Cortegada y Malveiras. Son un auténtico paraíso natural y un lugar donde pasar un fantástico día en verano gracias a sus principales atractivos: la naturaleza, la posibilidad de dar buenos paseos y de hacer rutas de senderismo, las espectaculares vistas y playas y el poder disfrutar de un remanso de tranquilidad.

También se debe resaltar el valor del patrimonio histórico y cultural, que incluye importantes pesquerías artesanales y asentamientos históricos y prehistóricos asociados al mar. Este patrimonio natural y cultural otorga a este área un valor universal excepcional.

Ferrol, hija de la Ilustración

La ciudad de Ferrol, en la provincia de A Coruña, nace como base naval debido a su privilegiada posición geográfica. Pero lo que la convierte en candidata a Patrimonio de la Humanidad de España es el barrio de la Magdalena. Fue mandado construir en 1761 por el monarca ilustrado Carlos III y se convirtió en una de las propuestas urbanísticas más interesantes de la época. Adopta una forma de tableta de chocolate, constituyendo un rectángulo perfecto. En él aún se conservan  viviendas de la época ilustrada destinadas a las clases acomodadas. Son edificios clasicistas, con balcones de hierro forjado y galerías acristaladas que más tarde se extenderán a toda Galicia hasta convertirse en una seña de identidad de la comunidad. En las primeras décadas del siglo XX se incorporan los edificios modernistas, auténticas obras maestras.

Valle Salado de Añana

Patrimonio de la Humanidad de España

El siguiente candidato a Patrimonio de la Humanidad de España es una histórica villa conocida desde la antigüedad por sus explotaciones de sal. Se trata de Salinas de Añana-Gesaltza Añana, a tan solo 30 kilómetros de Vitoria. Además, en los meses estivales esta experiencia tiene el atractivo adicional de contemplar el trabajo artesanal de los salineros.

El valor de este paisaje único de producción de sal es su arquitectura inusual, que comprende una sucesión de terrazas escalonadas construidas por el hombre con piedra, madera y arcilla. También los miles de sartenes de cristalización de sal responsables de la blancura deslumbrante, o los cientos de canales para distribuir el agua salada en todo el valle utilizando un sistema de distribución con más de 1200 años de historia documentada.

Risco Caído de Gran Canaria

Patrimonio de la Humanidad de España

El último candidato a convertirse en Patrimonio de la Humanidad de España es el yacimiento arqueológico de Risco Caído. Este lugar muy bien conservado pertenece a una cultura insular ahora extinta que evolucionó de forma aislada después de la llegada de los primeros bereberes o amazigh del norte de África en los comienzos del siglo I d. C. Los aborígenes canarios podían medir los ciclos del tiempo en este lugar: sabían en que estación del año se encontraban según la posición del sol, lo que era decisivo para las cosechas.

Texto: Paloma Díaz Espiñeira

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar