Las plazas más coloridas de España

Las plazas más coloridas de España bien podrían ser el escenario escogido para una postal, pues su belleza las convierte en un fondo perfecto con el que alegrar cualquier ciudad. Algunas de estas plazas son auténticas desconocidas, seleccionadas por los colores de los edificios que las rodean, por sus balcones pintados o por las flores que las llenan de encanto. ¿En cuántas de ellas has estado?

También puedes leer: Las plazas más espectaculares de España

Plaza de Armas, Hondarribia

Plaza de Armas, Hondarribia
Plaza de Armas, Hondarribia. Foto: hondarribia.eus

En la provincia de Guipúzcoa se encuentra la bella Hondarribia, municipio con un casco histórico declarado Conjunto Monumental. El municipio conserva parte de sus murallas, edificios con balcones de hierro y sus calles empedradas. La denominada Plaza de Armas está ubicada en la parte más alta de la ciudad, en la que se encuentra también el Castillo de Carlos V y la iglesia parroquial. Se trata de una de las plazas más coloridas de España, con casas pintadas y balcones llenos de flores

Por su parte, la Plaza de Armas se usaba para el ejercicio de las armas y festejos populares. Aquí tiene lugar el Alarde de Hondarribia, que se desarrolla desde 1639 cada 8 de septiembre. Tal día se realiza un desfile de armas muy llamativo que conmemora el final de los dos meses de asedio que sufrieron sus vecinos a mano de los franceses, que sitiaban la ciudad. Así, cumplen con el voto realizado a la Virgen de Guadalupe, pues se cree que gracias a ella se consiguió la victoria. 

En junio también tiene lugar aquí el Mercado Medieval, en el que la plaza y el casco antiguo se traslada hasta el medievo.

Complementando la visita, el Palacio de Zuloaga y la Ermita de Guadalupe son otras de las razones por las que visitar la localidad. Esta última cuenta con varios jardines en los que hacer un picnic.

Plaza de La Glorieta, La Palma

plazas más coloridas de España. Plaza de La Glorieta
plazas más coloridas de España. Plaza de La Glorieta

La Plaza de La Glorieta o Plaza de Los Cuatro Caminos es una de las plazas más coloridas de España y también una de las más desconocidas. Ubicada en la pintoresca isla de La Palma, en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, la Plaza de La Glorieta sorprende con sus llamativos colores y dibujos

plazas más coloridas de España
Plaza de La Glorieta. Foto: Olbertz

El municipio de Los Llanos de Aridane tiene el placer de contar con una plaza en la que se despliega un espectacular suelo de mosaicos. En ella destacan también las plantas autóctonas, poniendo en valor la flora local. El artista palmero Luis Morera fue el encargado de diseñar esta sorprendente plaza o mirador entre los años 1993 y 1996. Además de los mosaicos, se han dispuesto pérgolas con bancos cubiertos por azulejos de cerámica. Una curiosa estampa realizada en piedras de lava.

Una ves nos encontramos en Los Llanos de Aridane se puede aprovechar para disfrutar de la bonita y amplia Plaza de España. Se trata del centro neurálgico de este municipio de La Palma. Aquí podremos observar en sus alrededores 11 espectaculares ejemplares de laureles de Indias así como palmeras reales. Ambos fueron traídos desde Cuba por los emigrantes durante el siglo XIX con el objetivo de adornar su pueblo natal. Ahora son un símbolo del municipio.

Plaza Mayor de Chinchón

Plazas más coloridas de España Plaza Mayor de Chinchón
Plazas más coloridas de España. Plaza Mayor de Chinchón

Si por algo es conocido Chinchón, en la Comunidad de Madrid, es por su colorida Plaza Mayor. Su nacimiento se remonta hasta el siglo XV, y se convierte así en una de las plazas más coloridas de España cuyo origen es medieval. Destacar que en ella se ubican nada menos que 234 balcones testigos de una larga lista de acontecimientos en los que la plaza ha sido el eje común. 

Escenario de múltiples batallas, se trata de una localidad que fue dominada por los romanos, visigodos y por los árabes. No obstante, en 1139 Alfonso VII reconquistó Chinchón. Muchas de las calles del municipio confluyen en la Plaza Mayor, dando cuenta de su importancia. En el subsuelo de lo que fue una villa sorprende la existencia de un elevado número de bodegas.

Además de la Plaza Mayor, también es interesante visitar el Monasterio de las Clarisas, del siglo XVII. Imprescindible ver el claustro así como el mausoleo de los Condes de Chinchón. En el mismo convento se pueden comprar productos de repostería artesana elaborados por las monjas.

El Castillo de los Condes es otra parada obligatoria. Pertenece actualmente a los condes de Chinchón, descendientes de los que lo construyeron en el siglo XV. Aunque ahora se encuentra en estado ruinoso, conserva parte de la magnificencia de su estructura. Como curiosidad, fue usado como fábrica de licores en el siglo XX.

Plaza de Ramón Pelayo, Santillana del Mar

Plazas más coloridas de España. Santillana del Mar
Plazas más coloridas de España. Santillana del Mar

Las flores destacan sobre las edificios en la plaza de Ramón Pelayo, antiguamente denominada Plaza Mayor. Los balcones de las casas que rodean la plaza se llenan de flores que tanto alegran esta mítica Plaza Mayor en el encantador pueblo de Santillana del Mar, en Cantabria

Alrededor de la plaza se hallan algunos de los edificios más importantes que ver en Santillana del Mar. A un lado, la Casa del Águila y la Casa de la Plaza. En el otro lado, las dos torres más destacadas de la villa, que son la Torre del Merino y la Torre de Don Borja. Con un estilo tradicional, la plaza de Ramón Pelayo mantiene su esencia gracias a las calles empedradas y las casas que datan de los siglos XIV al XVIII.

Dando un paseo por el resto del pueblo, nos encontramos con la Colegiata de Santa Juliana. Declarado monumento nacional, se trata de un templo románico del siglo XII de gran estructura y poderoso encanto. En su interior se encuentran los restos de Santa juliana.

Plaza Mayor de Almagro, Ciudad Real

Plazas más coloridas de España Plaza Mayor de Almagro
Plazas más coloridas de España. Plaza Mayor de Almagro

La Plaza Mayor de Almagro, en Ciudad Real, es una plaza medieval de las más bonitas de España. Durante el siglo XVI la plaza sufrió una transformación interesante en la que se erigieron nuevos edificios a su alrededor. En este momento surgieron las galerías acristaladas que tanto caracterizan a la Plaza Mayor de Almagro, situadas a ambos lados mayores. 

En sus muchos años de historia, también se le ha conocido como plaza de la Constitución, Real, plaza de la República o de España, cuando tuvo lugar la Guerra Civil. Con el objetivo de devolver el esplendor de antaño a la plaza, desde 1960 hasta 1967 tuvo lugar un proceso de restauración exhaustivo. La fecha de finalización de la restauración puede leerse en la placa localizada en el edificio del Ayuntamiento.

Además de ser el centro de la vida urbana, en la Plaza Mayor de Almagro se encuentra el Corral de Comedias, un mesón al que se agregó un escenario al patio. Construido a principios del siglo XVII, es la sede del Festival de Teatro Clásico. Al norte de la plaza está el Palacio Maestral, donde ahora se encuentra el Museo Nacional de Teatro.

No puedes perderte…

Plazas más espectaculares de España Plaza Alta Badajoz
Plazas más espectaculares de España. Plaza Alta, Badajoz. Foto: César Vielba

Sabemos que existen auténticas maravillas en España en cuanto a plazas se refiere. Incluso muchas de ellas son grandes desconocidas. Es el caso de la Plaza Alta de Badajoz, con sus arcos de estilo mudéjar y bonitos colores. Ésta y otras de las plazas más coloridas de España, como la Plaza de la Corredera de Córdoba, las puedes encontrar en el siguiente enlace: Las plazas más espectaculares de España

About the author