Existen muchos pueblos de costa para descubrir este verano en España y quedar fascinado. Nada como viajar unos días a un pueblo costero y desconectar del ajetreo de las grandes ciudades. Algunas de estas localidades costeras no son tan conocidas, por lo que son perfectas para una escapada de desconexión. ¿Cuántos de estos pueblos de costa conoces?

Isleta del Moro

Isleta del Moro, Almería
Isleta del Moro, Almería

En el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar se encuentra Isleta del Moro, con menos de 200 habitantes. Es uno de los pueblos de costa para descubrir este verano en Almería, pues todavía no es tan popular como otros. Sin embargo, seguro que no tardará en serlo, pues a su alrededor hay lugares de llamativa belleza como sus playas, siendo la más grande la playa del Peñón Blanco, las calderas volcánicas ubicadas en la sierra de Cabo de Gata y la isleta o peñón al que hace referencia el nombre del pueblo.

Es el ejemplo perfecto de un pueblo de pescadores tradicional de la zona, con las barquitas en la playa y las casas blancas. Por si esto fuera poco, como es lógico, es un lugar excelente en el que saborear la pesca del mediterráneo, ya sea con pescado frito o a la plancha, pero siempre fresco.

Mugardos

Mugardos, La Coruña
Mugardos, La Coruña

Situado en la comarca de Ferrol, en La Coruña, Mugardos es un pueblo de costa con mucho encanto. Es una localidad perfecta para pasear por su puerto y disfrutar de la brisa del mar, así como para visitar localidades colindantes como Ares y Fene o Ferrol, en los alrededores. Aquí también puede verse el castillo de La Palma, que se encuentra en las proximidades de Mugardos. Aquí fue encarcelado Antonio Tejero, exteniente de la Guardia Civil. Mugardos también es conocido por su gastronomía, ya que en julio se celebra la Fiesta del Pulpo, Fiesta de Interés Turístico de Galicia. Durante esta fiesta se degusta el pulpo a la mugardesa, el plato más conocido de la localidad, y la empanada de pulpo.

Cuchía

Playa de Los Caballos en Cuchía, Cantabria
Playa de Los Caballos en Cuchía, Cantabria

Cuchía es un pueblo de poco más de 600 habitantes ubicado a dos kilómetros de Miengo, capital municipal. Un pueblo costero de Cantabria con una altitud de 19 metros sobre el nivel del mar en el que las vistas de los alrededores son impresionantes, como la playa de Los Caballos, a solo dos minutos de la localidad y rodeada por una parte de imponentes acantilados. La playa de Cuchía es la otra playa con la que cuenta el pueblo, de arena dorada y ubicada junto a la desembocadura de la ría de San Martín de la Arena. En el mismo pueblo de Cuchía hay que destacar la presencia de la iglesia medieval de San Juan Bautista, de la que se tiene constancia desde el siglo XII.

Sant Lluís

Cala Alcaufar, Menorca
Cala Alcaufar, Menorca

Sant Lluís es un municipio de Menorca que fue fundado por los franceses en honor al rey de Francia Luis IX cuando ocurrió su corta dominación entre 1756 y 1763. De esta época data la iglesia, aunque se terminó de construir en 1783. Sant Lluís está compuesta por muchos núcleos caracterizados por encontrarse cerca del mar. Entre ellos destaca la cala Alcaufar, situada en este término municipal. Rodeada por casas blancas y embarcaderos tradicionales, es un lugar muy pequeño pero lleno de encanto, el idóneo para desconectar del estrés. De aguas cristalinas, solo una de la orillas está urbanizada, pues en la opuesta se sitúa la torre defensiva erigida en el XVIII.

Baquio

Costa de Baquio, Vizcaya
Costa de Baquio, Vizcaya

En la provincia de Vizcaya, País Vasco, se encuentra un pueblo perfecto para descubrir este verano: Baquio. Rodeado de montañas y abierto al mar Cantábrico por el norte, es perfecto para realizar una ruta, pues limita al este con Bermeo, al sur con Munguía y al oeste con Maruri y Lemóniz. Antigua aldea de pescadores, además de la playa de Baquio en la localidad se puede visitar la Parroquia de Santa María, que data del siglo XVI y está construida en estilo gótico. También se puede hacer una visita a las zonas rurales de Baquio, en la que se hallan las siguientes ermitas de estilo popular: San Martín, San Esteban, Santa Úrsula, Santa Catalina y San Cristóbal.

En cuanto a la arquitectura civil, destacan los palacios señoriales de Elexpuru y Ormaza, del barroco. Con el auge de la costa como vivienda vacacional se edificaron mansiones en el camino que une la iglesia hasta el mar, donde existen variedad de estilos.

Moraira

Moraira, Alicante
Moraira, Alicante

Una de las poblaciones más pequeñas de la Costa Blanca pero de las que más encanto poseen en Moraira, en Alicante. Pertenece al término municipal de Teulada, entre Calpe y Javea. Así, en la costa mediterránea, Moraira presume de tener un clima estable con 300 días de sol al año. Entre sus ocho kilómetros de costa, destacan sus siete playas, pues hay para todos los gustos. En Moraira se encuentran tanto íntimas calas de aguas color turquesa hasta playas de arena blanca con todas las comodidades, como es el caso de la playa del Portet. Además, en muchas se puede practicar snorkel, buceo o kayak. Para pasear conserva un casco antiguo con un buen patrimonio cultural en el que llaman la atención las fortalezas defensivas. Por ejemplo, el castillo de Moraira, la iglesia fortaleza de Santa Catalina y la torre vigía del Cap d’or.

Begur

Cala de Sa Tuna en Begur, Girona
Cala de Sa Tuna en Begur, Girona

En el corazón del Empordà se ubica el pueblo de Begur, con sus espectaculares playas de la Costa Brava. Se trata de una localidad de Girona en la que el término municipal está formado por el Macizo de Begur y un litoral dominado por el mar Mediterráneo. En Begur se hallan ocho cala y playas que conforman un entorno paisajístico espectacular, como es el caso de la cala de Sa Tuna, de aclamada belleza. No obstante, este pueblo es mucho más que playa, pues el pueblo está presidido por un gran castillo medieval. Notables son también las numerosas casas indianas que aquí se construyeron, la iglesia de estilo gótico y las torres de defensa del siglo XVI.

Agua Amarga, Almería
Agua Amarga, Almería

El recóndito pueblo de Agua Amarga es una pedanía del municipio de Níjar y está situado en pleno Parque Natural del Cabo de Gata, Almería. Un pueblo muy coqueto que no solo resalta por la playa de Agua Amarga, sino también por sus casas blancas y bajas decoradas con buganvillas y geranios. Todavía conserva parte de su tradición pesquera, aunque también es una localidad que vive del turismo. Su denominación proviene del árabe Al-hawan, que quiere decir localización de agua. Para completar la visita, cerca de Agua Amarga está Mesa Roldán, un antiguo domo volcánico en cuya cima se ha dispuesto un faro y una torre de vigilancia. Un mirador natural del pueblo y sus playas.

Garachico

Garachico
Garachico, Tenerife

En Santa Cruz de Tenerife nos encontramos con el encantador Garachico, que sin duda hay que incluirlo en la lista de pueblos de costa para descubrir este verano. Hasta 1706 fue el principal puerto comercial de Tenerife, pero ese año el volcán de Arenas Negras erupcionó y parte de la localidad y del puerto quedaron sepultados. Frente al antiguo puerto se encuentra el roque de Garachico, una formación rocosa por la que es conocido el pueblo.

Cuenta con un casco histórico muy bonito, en el que ver la ermita de San Roque, del siglo XVII, y el monumento al Motín del Vino, que hace referencia a los hechos acontecidos en 1666, cuando los viticultores, hartos de la explotación, destrozaron barricas y asaltaron bodegas. Por su parte, la plaza de la Libertad está llena de color, es el corazón de Garachico. A su alrededor se sitúan alguno de los edificios más antiguos del pueblo, como la iglesia de Nuestra Señora de Los Ángeles, el ayuntamiento o el ex-convento de San Francisco de Asís, entre otros. Otros puntos de interés son la puerta de Tierra, el castillo de San Miguel o las increíbles piscinas naturales conocidas como El Caletón.

Los Alcázares

Los Alcázares, Murcia
Los Alcázares, Murcia

Aunque no es un pueblo de Murcia como tal, pues tiene más de 16.000 habitantes, Los Alcázares es una localidad costera ideal para el verano y no tan conocida como otras. Se encuentra a orillas del mar Menor y posee siete kilómetros de playa en los que es posible realizar deportes náuticos. Dentro de su término municipal, Los Alcázares cuenta con dos áreas protegidas: la playa de Hita y la Marina del Carmolí. En cuanto a su patrimonio, si se visita la localidad hay que conocer la torre del Rame, una antigua fortaleza árabe así como el Balneario de la Encarnación, que mantiene el carácter antiguo de principios de siglo.

Oia

Huerta y vista marítima del monasterio de Oia

En la provincia de Pontevedra se encuentra Oia, una localidad costera que forma parte de la comarca del Bajo Miño. Este pequeño pueblo gallego está a mitad de camino entre Baiona y A Guarda. Es conocido sobre todo por el Real Monasterio de Santa María de Oia, un antiguo monasterio de la Orden del Císter que data del siglo XII. Lo que más llama la atención es su emplazamiento, situado en la orilla de una bella cala de cara al océano Atlántico. Se trata del único monasterio cisterciense conocido de Europa que esté ubicado al lado del mar. De esta manera, a sus pies se encuentra la pequeña playa Do Porto. Otra de sus playas es Peñascosa, rodeada por la sierra da Groba por la que baja el río Mougás y desemboca en la misma playa. Además, por esta playa pasa el Camino de Santiago Portugués.


Enable Notifications.    Ok No thanks