Indalo, el vecino más conocido de Almería | Leyendas de la Andalucía Ancestral 8

“Alguien que te quiere mucho te ha traído esta camiseta de Almería”, un souvenir que nunca podía faltar se viajase al sitio que fuera. En el caso almeriense tampoco puede faltar su símbolo por excelencia, el Indalo. Esta figura representa a una silueta humana levantando un arco. Pero que nadie tema, es símbolo de protección y siempre está asociado con buenas cosas. ¿Cómo llega esta pintura rupestre a simbolizar a toda una provincia de Andalucía y ser su vecino por excelencia?

El Facebook de la época

El Indalo es la seña de identidad de la Costa de la provincia andaluza de Almería. Es una pintura rupestre que se encuentra ubicada en la Cueva de los Letreros en Vélez Blanco. Fue descubierta por el arqueólogo andaluz, Manuel de Góngora y Martínez en 1868 y desde entonces perdura hasta la actualidad.

No fue la única que se encontró. Estaba dentro de un conjunto de pinturas que representaban las tareas cotidianas que hacían los primeros pobladores del sureste de la península ibérica. Estas tareas diarias eran básicamente la caza o la recolección y así se inmortalizaron hasta la actualidad. Por aquella época, nada de móvil o televisión, aún quedaba bastante.

Pinturas rupestres Cueva de los Letreros, Vélez Blanco

Pinturas rupestres Cueva de los Letreros, Vélez Blanco. | Wikimedia

Este conjunto de pinturas son de las primeras en descubrirse a nivel mundial y se encuentran en Andalucía. Algunas datan de hace 5000 o 7000 años. Es tan increíble su aportación que forman parte del Arte rupestre del Arco Mediterráneo, declarado por la UNESCO Patrimonio Mundial. Y no es lo único, ya que la cueva fue declarada Monumento Histórico Nacional.

Todo tiene historia en esta leyenda y es que se denomina Cueva de los Letreros por un hecho. Todas las pinturas, como ya se ha mencionado, representaban a la civilización ejerciendo actividades comunes de la época. Por ello, Góngora relacionó este concepto con el de que fue su forma de comunicarse y dejar “por escrito” su estilo de vida. De ahí nace el nombre de los Letreros. Vamos, se podría decir que fue el Facebook de la época.

Indalo de Almería

Indalo de Almería. | Shutterstock

¿Qué forma tienen las nubes?

Un grupo de artistas como escritores, arqueólogos, pintores y poetas, entre otros, tomaron este símbolo como emblema. Como si de mirar hacia las nubes y buscar formas en ellas se tratase, sobre la figura surgieron diferentes puntos de vista. Unos decían que era una figura religiosa, para otros era humana. El semicírculo que para otros era un arco, para estos era un arcoíris.

Muchas son las historias y lo que se ha escrito sobre este símbolo almeriense, aunque todas coinciden en un mismo punto: su significado. Así, afirman que esta figura simboliza el poder, la protección y su único objetivo es el de alejar todos los males que se acerquen. Por ello, se relaciona con la buena suerte y es muy habitual regalar en distintos formatos el Indalo.

Alcazaba de Almería

Alcazaba de Almería. | Shutterstock

Es un símbolo de Almería, no solo en la provincia, también a nivel nacional. Esta figura humana se ha exportado a nivel mundial y es una representación que todos reconocen cuando ven. Se relaciona en seguida con el lugar, porque además de ser su vecino más conocido, también es la imagen del Servicio Provincial de Turismo de la provincia Andaluza.

“Muñequillo mojaquero”

Indalo es un nombre muy poco común en España, por lo que seguro que surgen dudas con respecto a su denominación. Pues para ello sí que existen respuestas, la leyenda no deja con ese sabor de querer saber más predominante en las historias. Su nombre proviene de Indalecio, que es el patrón de la provincia en la que se encuentra la imagen, Almería. De este nombre se recupera el sufijo “Indal”, que significa dios poderoso o mensajero de los dioses.

Indalo de Almería en una casa como protector

Indalo de Almería en una casa como protector. | Shutterstock

Aunque no es la única denominación con la que se le conoce a la figura. Es considerado un tótem en Almería, con especial hincapié en el municipio levantino de Mojácar. De ahí que se le conozca también como “muñequillo mojaquero”. Según cuenta la leyenda, lo primero que veían los navegantes que iban por mar a Almería eran las fachadas de las casas con este símbolo. Se pintaban con almagre, una especie de arcilla roja elaborada con óxido de cobre. Lo hacían para proteger sus casas. Se podría decir que era la alarma de seguridad de las viviendas de la época.

Una pintura rupestre emblema de una provincia y de carácter mundial. El orgullo de los almerienses que se puede apreciar en los muchos lugares en los que el Indalo es imagen y está instaurado. Sea una figura humana, un motivo religioso o el arcoíris, lo que queda claro es que su presencia es sinónimo de protección y de alejar todo lo malo. Es el vecino más famoso de Almería y ha sabido ganarse el título.

Indalo de Almería

Indalo de Almería. | Shutterstock

Y colorín colorado, Leyendas de la Andalucía Ancestral ha terminado. Leyendas de misterio, dramáticas, curiosas, graciosas y un largo etcétera. Las 8 historias representantes de cada una de las provincias Andaluzas no ha dejado títere con cabeza, igual que Dión a San Acisclo. Ha sido un recorrido por la cultura andaluza tan profundo como la Atlántida. Una explosión de sentimientos a la altura de la de Jaén y su lagarto asesino. Aunque si tienes ganas de seguir explorando, tal y como lo hizo en su día Hércules, muy pronto volvemos con una nueva serie de leyendas, pero con otros protagonistas. Si estás más perdido que Tartessos y no quieres llevarte sorpresas como lo hizo Wamba con su reinado, ahí va la pista: unas montañas muy altas que ejercen de frontera serán las protagonistas.

Botón anterior capítulo grande