fbpx

‘De Madrid al cielo’: el origen de la gran expresión madrileña

Origen de la expresión 'de Madrid al cielo'

La idea de que como en Madrid no se está en ningún sitio encontró su expresión perfecta en la frase más popular de la capital: “de Madrid al cielo”. La emplean incansablemente los madrileños y las madrileñas para presumir de ciudad, como si con esta frase no fuera necesario decir nada más. Como si ya lo estuviera diciendo todo. Lo cierto es que resulta difícil añadir algo más significativo: en Madrid uno está en el cielo, qué más se puede decir. Ahora bien: ¿dónde nace esta expresión? Vamos a rastrear su origen.

De Madrid al cielo: entre la historia y la leyenda

Panorámica de Madrid con la sierra de fondo
Panorámica de Madrid con la sierra de fondo. | Shutterstock

La primera de las teorías relacionadas con el origen de esta expresión se remonta a un tiempo en el que Madrid era muy diferente a como la conocemos. No era la gran ciudad que es hoy, ni tampoco era, claro, la gran capital de España. Ni siquiera podía presumir de una buena red de alcantarillado, por lo que puede uno imaginarse cómo olían, antes del siglo XVIII, las calles que hoy deslumbran a propios y extraños. Hay quien asegura que fue entonces donde nació la que sería la expresión original: “De Madrid, el cielo”. Es decir, de esta ciudad me quedo con lo que está lejos de la ciudad.

De ser así, podría haber terminado evolucionando de un reproche a un piropo en tiempos del rey Carlos III (1716-1788), cuando la ciudad experimentó un crecimiento espectacular. Las reformas que introdujo el monarca, que pasó a ser conocido como “el mejor alcalde de Madrid”, fueron numerosas y diversas. Poco a poco, la ciudad empezó a ser ciudad y también capital. Así, sí: de Madrid al cielo.

También te puede interesar  ¿Quién era San Valentín y dónde están sus restos?

Aunque el origen documentado más antiguo lo encontramos en la obra de Luis Quiñones de Benavente, reconocido dramaturgo español del Siglo de Oro. En Baile del invierno y del verano, pueden leerse los siguientes versos: “Pues el invierno y el verano / en Madrid solo son buenos / desde la cuna a Madrid / y desde Madrid al Cielo”.

Por otro lado, hay quien prefiere encontrar un origen mágico a esta expresión, enlazando de esta manera con una de las leyendas más populares de Madrid. La que habla de cómo cada noche se reúnen las almas de los difuntos madrileños en el cerro Garabitas, en la Casa de Campo, para ascender todas juntas al cielo. Así que, de nuevo, de Madrid al cielo.

Como en Madrid en ningún sitio

Panorámica de Madrid
Panorámica de Madrid. | Shutterstock

Esto es lo que viene a significar esta expresión: como en Madrid, en ningún sitio. Sin desmerecer a otras ciudades de España, ni mucho menos al mundo rural y su idiosincrasia particular y llena de valor, lo cierto es que la capital tiene por ofrecer todo un mundo de posibilidades. Desde un punto de vista artístico, histórico, social y, quizá sobre todo, cultural, Madrid no tiene rival. Ya lo cantó Xoel López hace unos años en la canción dedicada a la capital: Madrid de todas las suertes. De Madrid al cielo.

Sigue explorando Madrid en la app Visit Madrid.