13+1 platos típicos del invierno en España

Cuando bajan las temperaturas nada apetece más que probar algunos de los platos más típicos del invierno. Durante estos meses es el mejor momento en el que degustar recetas contundentes que nos ayuden a entrar en calor. ¿Conoces algunos de los más famosos y ricos?

Gurullos

Platos típicos del invierno. Gurullos
Platos típicos del invierno. Gurullos

Con solo ver este plato ya entras en calor. Los gurullos son una pasta que se obtiene con harina de trigo, azafrán y agua. Se usan en muchas recetas de la cocina de Almería para la elaboración de pucheros. Una de las recetas más conocidas es la de gurullos con conejo, aunque a veces se sustituye por liebre, y caracoles.

Judiones de La Granja

Platos típicos del invierno. Judiones
Platos típicos del invierno. Judiones

Otro de los platos más típicos del invierno en España son los judiones de La Granja. En concreto, es una variedad de judía que posee un tamaño superior y que se cultiva en el Real Sitio de San Ildefonso, en Segovia. Se cree que esta judía se trajo desde América. En un principio se utilizaba para alimentar a los faisanes que se encontraban en los jardines de La Granja

Actualmente es la protagonista de recetas como cocidos o estofados acompañadas de embutidos. Suele cocinarse  en ollas de barro. Una de las recetas más destacadas es la de judiones de la Granja con perdiz. No confundir con la faba de la Granja, usada para preparar la fabada asturiana. Son tan apreciadas que se celebra una fiesta en torno a estas judías con Denominación de Origen.

Cocido montañés

Platos típicos del invierno. Cocido montañés
Platos típicos del invierno. Cocido montañés

Cuando bajan las temperaturas no hay nada como disfrutar de un buen cocido montañés en Cantabria. Este guiso de interior se elabora con berza, alubia blanca y un generoso compango. Este último consiste en costilla, chorizo, tocino y morcilla. Al contrario que otras recetas de cocido como el lebaniego o el madrileño, el cocido montañés no se prepara con garbanzos. Además, todos los ingredientes se comen a la misma vez.

Cocido lebaniego

Platos típicos del invierno. Cocido lebaniego
Platos típicos del invierno. Cocido lebaniego

Continuamos en Cantabria para saborear otro de los platos típicos del invierno, el cocido lebaniego. Se trata de una receta de la comarca de Liébana, un guiso de interior elaborado con patatas, berza, garbanzos de Potes, el compango, la carne de ternera y el relleno. La composición de este consiste en masa de miga de pan, chorizo, huevo y perejil. Se incluye como uno de los platos típicos del invierno que probar en nuestra Ruta Gastronómica por Cantabria.

Cocido madrileño

Platos típicos del invierno. Cocido madrileño
Platos típicos del invierno. Cocido madrileño

Si hablamos de la cocina de Madrid no hay nada más representativo que un buen plato de cocido madrileño. De la misma forma, en cuanto a platos típicos del invierno no hay nada que lo represente tan bien como un cocido madrileño. El garbanzo llegó a España durante la época cartaginesa. En la Edad Media se usó en los cocidos sefarditas. Aunque sus orígenes son humildes, poco a poco su demanda aumentó gracias a la incorporación de este plato en los menús de los restaurantes.

Al igual que otros cocidos, se toma como plato único debido a su tamaño y aporte calórico de los ingredientes. El cocido madrileño se sirve en tres vuelcos: primero el caldo, segundo los garbanzos con las patatas y las verduras y tercero las carnes. Este último se conoce como las viandas.

Atascaburras

Platos típicos del invierno. Atascaburras
Atascaburras. Foto: Ibancito

También denominado ajomortero o ajoarriero, el atascaburras es una receta de Castilla La Mancha. Es una de esas recetas perfectas para combatir el frío, pues suele consumirse cuando nieva. Existen referencias escritas sobre esta receta que se remontan al siglo XVII.

Se dice que la receta de atascaburras fue fruto de dos pastores que, sorprendidos por una fuerte nevada, quedaron aislados. Solo tenían patatas y espinas de bacalao, por lo que tuvieron que machacarlo todo. Cuando volvieron a casa dijeron que habían probado una comida que harta hasta las burras. Se cuenta que el nombre de atascaburras proviene de esta anécdota, aunque existen otras que también se apuntan el mérito. Sus ingredientes son las patatas cocidas, el bacalao en salazón y el aceite de oliva. Se adorna con nueces y, a veces, con huevo.

Lentejas con chorizo

Platos típicos del invierno. Lentejas con chorizo
Platos típicos del invierno. Lentejas con chorizo

Más sencillo de elaborar y más asequible que otros platos típicos del invierno son las lentejas con chorizo. Esta preparación es tradicional de la provincia de Ávila, aunque su popularidad se ha extendido por toda España. Se trata de una receta que se puede preparar con distintas variantes cárnicas. 

Para realizar la receta lo más común es emplear lenteja pardina. En ocasiones se utiliza chorizo de Cantimpalos, morcilla o panceta. Para conseguir el mejor de los resultados, es interesante aromatizar con laurel.

Pote asturiano

Platos típicos del invierno. Pote asturiano
Pote Asturiano. | Facebook La Fueya de Tomás

No es de extrañar que muchas de las recetas de platos típicos del invierno procedan del norte de España, pues son las zonas con las temperaturas más bajas. Es el caso de Asturias y su inconfundible pote asturiano, una receta que enamora a aquél que la prueba. Si decides empezar una Ruta Gastronómica por Asturias, el primero de los platos debe ser éste. 

Su nombre proviene del plato en el que se preparaba, es decir, un pote o caldero dispuesto sobre el fuego. La esencia de un pote asturiano son las berzas (variedad de col), las alubias blancas, las patatas y el compango. El proceso de elaboración conlleva entre dos y tres horas. Antiguamente, el pote asturiano llevaba castañas y hoy en día todavía existen pueblos de Asturias que lo preparan de ésta manera. No debe confundirse con la fabada asturiana.

Fabada asturiana

Platos típicos del invierno. Fabada
Platos típicos del invierno. Fabada

La fabada asturiana es uno de los platos típicos del invierno en el que su elaboración es casi un arte. Se cree que su consumo comenzó en el siglo XVI, momento en el que las fabes se plantaban en la provincia. No obstante, las referencias escritas sobre este plato no aparecen hasta el siglo XIX. Para preparar la fabada se usa la variedad de la Granja. Es una judía perfecta para este plato por ser muy mantecosa. Su cultivo ocupa en Asturias casi tres mil hectáreas.

Patatas a la Riojana

Platos típicos del invierno. Patatas a la riojana
Platos típicos del invierno. Patatas a la riojana

Cuando aprieta el frío uno de los platos típicos del invierno que mejor sienta son las patatas a la Riojana. Es un plato humilde pero lleno de sabor, cuyo origen está atado al campo y la vendimia. Como puede verse a simple vista los ingredientes son el chorizo, las patatas, los pimientos choriceros y el pimentón. El sabor se acentúa si se deja reposar de un día para otro.

Arroz al horno

Platos típicos del invierno arroz al horno
Platos típicos del invierno. Arroz al horno

Aunque el arroz al horno puede consumirse durante todo el año, sirve de abrigo durante el invierno. Cocinado al horno, se prepara en una cazuela de barro. Es un plato tradicional de la Comunidad Valenciana, cuyo origen se basó en el pretexto de aprovechar los restos del cocido. Así, sus ingredientes son los garbanzos y diversos productos del cerdo como morcilla, chorizo, costillas…

Sopa de ajo o sopa castellana

Platos típicos del invierno. Sopa de ajo
Platos típicos del invierno. Sopa de ajo

La sopa de ajo o sopa castellana es un plato que se degusta en toda España, aunque su origen se sitúa en Castilla y León. Se trata de una receta nacida de la necesidad, pues surgió en la posguerra. De esta manera se aprovechaba el pan duro que sobraba del día anterior. Por lo tanto, una receta de aprovechamiento que se ha convertido en parte del recetario español. La sopa de ajo es muy consumida también en Cuaresma y Semana Santa.

Lacón con grelos

Platos típicos del invierno. Lacón con grelos
Platos típicos del invierno. Lacón con grelos

De la gastronomía gallega no nos podemos olvidar de un plato como el lacón con grelos. Puede encontrarse en los bares y restaurantes de esta comunidad durante todo el año, pero en sus inicios era una receta que se consumía en Carnaval, ya que es la época más óptima para los grelos. El lacón es la pata delantera del cerdo, protagonista de esta receta junto con los grelos. También lleva chorizo, verduras y patatas.

Carcamusas

Platos típicos del invierno. Carcamusas
Platos típicos del invierno. Carcamusas

De entre los platos típicos del invierno, con infinitas formas, hay que destacar a los estofados. La cocina castellana nos trae un ejemplo muy concreto, el de las carcamusas, elaborado principalmente en Toledo. Lleva magro de cerdo acompañado de verduras de temporada, como guisantes. Para acompañar nada como unas rebanadas de pan para mojar en la salsa. 

Algunas fuentes sitúan su origen en el Bar Ludeña de Toledo. Según cuenta la cultura popular, surgió aquí a partir de un juego de palabras. Al bar solían acudir hombres mayores conocidos como los carcas, así como por chicas jóvenes a las que ellos consideraban musas. Al gustar a ambos públicos se denominó al plato carca-musas.

About the author