En España tenemos la fortuna de contar con tantos quesos de calidad que a veces es necesaria una enciclopedia del queso para llegar a conocerlos todos. Es el caso de Galicia, cuna de quesos de excelente calidad, con nada más y nada menos que cuatro quesos con Denominación de Origen, así como con otros sin dicho honor pero igual de espectaculares. Sin menospreciar otros estupendos platos gallegos como el pulpo a feira o el lacón con grelos, el queso se ha convertido en otro de los emblemas característicos de Galicia. Pero… ¿Qué quesos de este repaso conoces o has tenido el placer de probar?

Queso Arzúa-Ulloa

Queso Arzúa

Queso Arzúa-Ulloa | Shutterstock

La Denominación de Origen Arzúa-Ulloa es quizá de las menos conocidas, aunque no en Galicia, donde es de lo más popular. La zona geográfica en la que se elabora bajo esta categoría abarca 24 municipios localizados entre las provincias de La Coruña, Lugo y Pontevedra. De hecho, tal es su popularidad que se celebran dos fiestas al año en torno a este rico producto. Una de ellas es la Festa do Queixo (Fiesta del Queso), llevada a cabo en el municipio de Arzúa desde 1975. Por su parte, en la comarca de Ulloa tiene lugar una feria anual en torno a la figura del queso Arzúa-Ulloa donde, al contar con tres ayuntamientos, cada año se escoge una localidad diferente donde celebrarla. 

Elaborado de manera exclusiva con leche de vaca, dentro de la D.O. existen tres tipos distintos. Uno es el Arzúa-Ulloa tradicional, un queso de pasta blanda que cuenta con un periodo de maduración de al menos seis días. Otro es el Arzúa-Ulloa de Granxa, que posee la particularidad de que se elabora con leche cruda o pasteurizada procedente de vacas propias. A medida que madura adquiere un aroma a mantequilla muy característico. Finalmente, el Arzúa-Ulloa Curado, conocido en Galicia como el queixo do ano, puesto que antiguamente era un queso que se guardaba de un año para otro

Queso Cebreiro

queso cebreiro

Queso Cebreiro | Wikimedia

Elaborado en la provincia de Lugo, el queso Cebreiro es otro de los que poseen Denominación de Origen. Su producción abarca 13 municipios. Bajo un clima de montaña, su elaboración posee un origen monástico relacionado con el municipio de O Cebreiro, localidad de importancia en el Camino de Santiago Francés, pues es la puerta de acceso a Galicia. Una particularidad compartida con el anterior, ya que Arzúa es otra famosa localidad jacobea. Cuando solo era un poblado, fueron los primeros monjes que vivieron allí quienes lo elaboraron.

Tal fue su fama que, durante el reinado de Carlos III, dos docenas de quesos de Cebreiro eran enviadas cada año a Portugal para ser degustadas por la Casa Real portuguesaSe trata de un producto lácteo cuyo peso puede variar desde los 300 gramos hasta llegar a los 2 kilos. Es un queso que puede encontrarse tanto tierno, momento en el que cuenta con un sabor más lácteo, como curado, presentando un sabor más picante. 

Queso de Tetilla

Queso de Tetilla

Queso de Tetilla. | Shutterstock

No obstante, uno de los más conocidos es el queso de Tetilla, también amparado con la etiqueta de D.O. Es conocido por ser uno de los quesos más relacionados con Galicia. Su forma es una de las más famosas en lo que a estos productos respecta pues, como su nombre indica, es un queso de imagen cónica. Este particular aspecto es fruto de los embudos en los que se deja cuajar la leche. Su elaboración se realiza principalmente con leche pasteurizada de vacas gallegas y la maduración mínima es de siete días. 

Las piezas pueden llegar a pesar un kilo, y su sabor es suave y cremoso. Por su textura, blanda, también puede ser consumido untado en tostas. Su origen es curioso y se remonta hasta el siglo I d.C., en el que el escritor y militar romano Plinio habló sobre unos quesos muy sabrosos procedentes de Gallaecia. Los denominó mamulas lactem, es decir, mamillas de leche. Según otros expertos, el queso de Tetilla tuvo su origen en un convento de monjas del siglo XI

Queso San Simón da Costa

Queso de San Simón da Costa

Queso San Simón da Costa. | Wikimedia (Tamorlan)

El queso San Simón da Costa es un ahumado cuya forma es similar a la del queso de Tetilla. Su elaboración bajo la Denominación de Origen pertenece a la provincia de Lugo, en la comarca de la Tierra Llana. Singular es el uso que se le dio durante la Edad Media, cuando se utilizaba como medio de pago de diezmos y foros. Así, el origen de este queso se relaciona con los pueblos castreños que habitaron en los montes de la sierra del Xistral y la sierra de A Carba. 

De todos los quesos nombrados con anterioridad, es el que requiere de un mayor periodo de maduración. Para los tamaños más grandes, es necesario un mínimo de 45 días. Tras la maduración del producto, se finaliza su elaboración con el ahumado, para el que se usa siempre madera de abedul sin corteza. Por lo tanto, no es de extrañar que posea un característico aroma a madera. Además es muy poco graso y posee un sabor suave. Los expertos exponen que marida con tintos jóvenes, siendo perfecto como aperitivo. 

Queso Requeixo

Queso Requeixo con miel

Queso Requeixo con miel. | Wikimedia (Juan EMilio Prades Bel)

Aunque el queso Requeixo no cuenta con D.O. es uno de los más populares de Galicia. No es para menos. Poco se sabe acerca de su origen, pero su sencilla elaboración pronto lo colocó como uno de los favoritos de algunas de las casas gallegas más humildes. Muchas de estas familias contaban con vacas entre su ganado, por lo que preparar el Requeixo no era ningún problema. Después lo servían untado con un trozo de pan. En ocasiones, hacía las veces de merienda echándole un poco de miel. Eso sí, antes su nombre era bien distinto, conocido como leite callado (leche tomada), leite mazado (leche mazada) o leite trallado (leche esmagado). 

Actualmente suele presentarse solo o con complementos dulces. Tanto es así que es el protagonista, junto a la miel, de una fiesta gastronómica llevada a cabo en Pontevedra, en el municipio de As Neves: la Feira do Requeixo e do Mel. En esta localidad el paisaje agreste ha facilitado el desarrollo de este requesón tan valorado, para el cual solo se usa leche entera de vaca.