Tortilla de bacalao, una versión sabrosa para disfrutar de un producto tradicional

La tortilla es una de las tapas más tradicionales de nuestro país, sin embargo no hay una preparación única para esta receta. Ya sea de chorizo, de morcilla o paisana, la tortilla es siempre bienvenida para abrir cualquier menú que se precie.

En este caso, esta receta de tortilla de bacalao mezcla varios productos clave como son el bacalao, el pimiento, el ajo y el perejil que recuerdan a otras preparaciones también muy tradicionales como el atascaburras o las croquetas de bacalao a la valenciana.

Ingredientes para 4 personas

200 gr de bacalao previamente desalado

6 huevos

4 patatas medianas

2 diente de ajo

1 cebolla grande

½ pimiento verde o rojo

Aceite de oliva

Perejil fresco picado

Sal al gusto

Plato de tortilla de bacalao. | Shutterstock

Plato de tortilla de bacalao. | Shutterstock

Preparación de la tortilla de bacalao

  1. Para comenzar con la tortilla de bacalao, preparar una cacerola con agua hirviendo a temperatura media-alta. Una vez que el agua esté caliente, añadir el bacalao desalado y dejar cocinar 3 minutos. Sacar el bacalao, dejar enfriar y desmigar en trozos medianos para que más tarde se integre bien con el resto de la tortilla. Hay que tener cuidado de no dejar ninguna espina.
  2. A continuación, pelar y cortar las patatas en rodajas finas, al igual que para cualquier tortilla. Cortar también el pimiento y la cebolla en juliana fina para que quede bien tierna durante el cocinado. Por último, pelar y picar los ajos así como el perejil.
  3. Añadir una buena cantidad de aceite de oliva en una sartén, unos 200 ml podría ser suficiente. Llevar a fuego medio-alto para añadir las patatas y el resto de las verduras a excepción del ajo. Cocinarlo todo durante 20 minutos o más hasta que las patatas estén tiernas. 2 o 3 minutos antes de acabar el pochado de las patatas, añadir los ajos, así no perderá tanto sabor y no se quemarán.
  4. Cuando las patatas estén listas, sacarlas del aceite y dejarlas reposar durante un colador mientras enfrían ligeramente, es importante retirar el exceso de aceite.
  5. En un bol aparte, batir los huevos con un poco de sal, teniendo en cuenta que el bacalao siempre aporta un punto de sazón importante. Al fin y al cabo, para echar sal siempre hay tiempo. Cuando hayan reposado suficiente tiempo las patatas y que estén templadas, añadirlas a los huevos, al igual que el bacalao con las verduras y el perejil. Remover bien y reservar.
  6. Probar la mezcla de sal y rectificar si hace falta. Aparte, colocar una sartén sobre fuego alto con un buen chorro de aceite. Este tiene que estar bastante caliente. Por último, añadir la mezcla a la sartén.
  7. Es importante añadir la mezcla cuando el aceite esté muy caliente en la sartén para que la mezcla crepite una vez sobre el fuego. ¡Este es uno de los sonidos más hermosos de la cocina española!
  8. Dorar la tortilla durante 3 minutos y darle la vuelta con un plato más grande que el diámetro de la sartén. Esto es un verdadero arte a dominar. Dejar dorar de la misma manera por el otro lado.
  9. Así se obtendrá una tortilla líquida dentro, muy jugosa. Si se quiere una tortilla más firme, cocinar a fuego medio para evitar que se queme y dejar dorar de 6 a 8 minutos de cada lado.
  10. ¡Servir con mucho pan para acompañarla!