Llamada a veces el “pisto de Valencia”, la titaina del Cabanyal merece ser reconocida como una receta única y diferente típica de este barrio de la bella capital valenciana. Es en este antiguo barrio marinero, cuyo trazado urbano recuerda a las antiguas barracas de pescadores, en el que esta curiosa receta a base de tomate, pimientos y atún sigue preparándose de forma tradicional.

Lo más interesante es que para poder preparar de forma fidedigna este sofrito intenso en sabor y textura, puede utilizarse la tonyina de sorra, la ventresca de atún en salazón típica de la zona. Sin embargo, y debido a su alto precio, el atún en aceite es la mejor opción para poder preparar este plato.

Ingredientes para preparar Titaina

300 g de atún en aceite escurrido

40 g piñones

2 dientes de ajo

2 pimientos verdes no muy grandes

1 pimiento rojo morrón

1 kg tomates

Aceite de oliva virgen extra

Sal y azúcar

Mucho pan para untar la titaina

Plato de titaina. | Shutterstock

Plato de titaina. | Shutterstock

Preparación de la Titaina

  1. Empezamos picando los pimientos en cubos medianos para luego pasarlos a una sartén con un buen chorro para que cubra el fondo. Llevamos a fuego medio y comenzamos con la receta de esta deliciosa titaina. Seguidamente pelamos y picamos  finamente los ajos y los reservamos.
  2. Mientras se cocinan los pimientos, batimos los tomates en un robot o compramos tomate triturado natural en conserva directamente. Una vez los pimientos estén ligeramente pochados, tras unos 15 minutos, añadimos los ajos y dejamos cocinar otros 5 minutos.
  3. Pasado el tiempo añadimos el tomate y dejamos a fuego medio durante al menos 40 minutos. Es importante cocinar bien el tomate para que la titaina tenga un sabor complejo y profundo. Añadimos sal al gusto y azúcar para reducir la acidez del tomate si fuera necesario.
  4. Una vez que el tomate esté bien cocinado y haya reducido considerablemente, añadimos los piñones y el atún. Dejamos cocinar todo el conjunto al menos por 10 minutos para que se mezclen bien los sabores y, ¡ya está listo! Solo falta rectificar la sazón tras probarlo y servirlo con unos piñones por encima para decorar. La titaina se puede comer con pan tal cual, así mismo está deliciosa. También puede acompañarse de un huevo frito, utilizarla incluso como salsa para pasta o como base para una pizza casera.