Red Velvet, la tarta para conquistar en San Valentín

Red Velvet, el postre de los enamorados

La tarta Red Velvet postre cargado de amor y glucosa, es muy típica en fechas tan señaladas como San Valentín. La receta, de origen americano y con una larga tradición pastelera, surgió en los años 40 del siglo XX. Este singular pastel tiene una curiosa anécdota: durante la segunda guerra mundial, el colorante rojo era demasiado caro por lo que los pasteleros utilizaban remolachas hervidas o ralladas para obtener ese característico color escarlata. Pero tranquilos, nosotros no usaremos remolacha (por suerte).

Otra característica del Red Velvet es que apenas sabe a chocolate pero mantiene ese toque que hace que no nos olvidemos de que es un postre.

Os hemos preparado una infografía específica para la ocasión para que así tengáis todos los ingredientes perfectamente identificados:

red velvet la tarta para conquistar en san valentin

Preparación de la tarta Red Velvet

  1. Precalentamos el horno a 180º C. Añadimos una hoja de papel de horno en el molde que escojamos (preferiblemente uno de aproximandamente 25 cm de diámetro) y le untamos algo de mantequilla para impedir que se pegue.
  2. Cogemos un bol y mezclamos el azúcar, el colorante, la esencia de vainilla, los dos huevos y el vinagre hasta crear una mezcla lo más homogénea posible (nos ayudamos de nuestra batidora).
  3. Mezclamos la sal, la harina, el cacao y la levadura, después de tamizarlos (pasarlos por un colador) para obtener la máxima separación y que no salgan grumos. Conseguiremos una textura muy suave.
  4. Añadimos a la mezcla del principio (la líquida) una tercera parte de la mezcla en polvo (harina, cacao, sal y levadura), luego la mitad del buttermilk, de nuevo otra parte de la mezcla en polvo, buttermilk y, por último, el resto de la mezcla de harina, cacao, sal y levadura. Todo esto ya en el molde. En resumen, sería: Polvo – Buttermilk – Polvo – Buttermilk – Polvo
  5. Para darle un toque más americano podemos hacer dos discos de bizcocho (como aparece en la imagen principal). Ya tenemos la masa lista para meterla al horno.
  6. Introducimos la masa en el horno a unos 170º C durante 30 minutos.
  7. Mientras tanto, prepararemos la crema de queso. Primero batimos la mantequilla hasta que esté lo más disuelta y suave posible y le añadimos el queso (Philadephia). Continuamos batiendo (durante unos 5 minutos) para darle la consistencia ideal y vamos añadiendo el icing sugar hasta que la crema coja más cuerpo (podéis probarla para chequear el punto de dulzor).
  8. Una vez lista, cogemos un poco  de esta mezcla de crema (el resto es para cubrir la tarta) y le añadimos el puré de melocotón. Con ésto rellenaremos nuestro dulce.
  9. A continuación, dejamos enfriar la masa de nuestra Red Velvet, la cortamos para nivelarla y dejarla lisa y la abrimos para introducir la crema mezclada con el puré de melocotón.
  10. Cubrimos la tarta con la crema y lo haremos en dos pasos:
  • Primero cubrimos con una espátula la tarta y la dejamos enfriar en la nevera.
  • Una vez ya no manche “al tocarla con el dedo”, volvemos a darle otra capa acabando toda la crema.

Y, ¡listo! Tendréis preparada una tarta Red Velvet riquísima. Ahora sólo os queda decorarla con lo que vosotros queráis pero, ¡no os olvidéis de ponerle amor!


About the author

Otras noticias de interés
[vc_row][vc_column][vc_column_text]En nuestro intento por reinventar recetas clásicas y darles una versión más sana, hoy es Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]¡Que el menú de Navidad no te de la lata, ya te la damos nosotros! Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Con la llegada del frío nada apetece más que un plato de cuchara. ¿Qué mejor Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Comer sano o estar a dieta no tiene porqué significar perdernos las recetas más sabrosas, Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]El aguacate de Canarias se caracteriza por su intenso sabor, con ligeros toques a almendras Más información