Recetas frescas para el día a día

Comience o no el calor ya se nos va apeteciendo disfrutar de esas recetas frescas con las que soñar con las ansiadas vacaciones. ¿Y si hacemos el día a día más entretenido con recetas sabrosas y fáciles de preparar? ¡Son un todo en uno! Estas recetas frescas no tienen muchos ingredientes y la mayoría de ellos los encontrarás en tu cocina. Puedes disfrutarlas en casa o llevarlas al trabajo en un tupper. Además, son sanas y no dejan esa molesta sensación de pesadez que provocan otras comidas.

Recetas frescas: Sopa fría de zanahorias y naranjas

  • Zanahorias (500 gr.), naranjas (2), caldo de pollo (1 litro), cebolla (1), pimienta molida y sal

Para elaborar esta rica sopa de zanahorias y naranjas fría, comenzaremos pelando y cortando en pequeños trozos las zanahorias y la cebolla. Tras esto, rallamos la piel de las naranjas y conservamos. Exprimimos su zumo y lo colamos. En una olla echamos el caldo de pollo, la ralladura y el zumo de naranja, la cebolla y la zanahoria. Cocemos durante 20 minutos y sazonamos con sal y pimienta al gusto. Trituramos todo hasta que quede todo integrado y homogéneo. Para tomarla fría la metemos en la nevera y degustamos cuando prefiramos.

Nuestro consejo: para que los ingredientes queden bien picados también podemos triturarlos antes de cocerlos y, de nuevo, al acabar.

Recetas frescas: papas aliñás

  • Patatas nuevas (1kg), cebolleta o cebolla (1), melva o atún (2 latas), vinagre (4 cucharadas), aceite de oliva (1/2 vaso), sal y perejil

Esta es una de esas recetas frescas que apetecen siempre. Típica de Andalucía, las papas aliñás son una de las raciones más consumidas durante los meses de calor. Comenzamos cociendo las patatas (sin pelar) en agua con sal. Cuando estén cocidas las pelamos mientras estén calientes, así será fácil quitarles la piel. Ponemos en una fuente, troceamos y las mezclamos con la cebolleta y el perejil previamente picados. Otro paso será aliñarlas con aceite, sal y vinagre. Como paso final, echamos el atún o la melva por encima.

Nuestro consejo: puedes servir también con tres huevos cocidos para completar el plato.

Recetas frescas: espaguetis de calabacín con salmón

  • Calabacín (3), lomo de salmón (1), leche evaporada

Lavamos los calabacines y con un pelador le quitamos la piel. Pelamos en láminas y cortamos cada una de ellas en tres o cuatro tiras, imitando a los espaguetis. En una sartén con aceite de oliva salteamos los espaguetis hasta que se doren. Después añadimos la leche evaporada para que queden cocidos. Bastará con 3 minutos. En una sartén a parte haremos el salmón a la plancha y lo serviremos sobre nuestra pasta de calabacín en un plato. Sano y delicioso.

Texto: María Jesús Colombo

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar