Receta de porra antequerana, la sopa fría malagueña

La gastronomía andaluza cuenta con numerosas sopas frías entre sus recetas más destacadas. Una de ellas es la porra antequerana, tradicional, como su nombre indica, de Antequera. Un plato que no puede faltar en esta ciudad de Málaga durante los días más calurosos del año y que no hay que confundir con el salmorejo cordobés o el gazpacho andaluz. La porra antequerana es bastante más densa y se toma con cuchara. Además, a diferencia del salmorejo, contiene pimiento verde y vinagre.

El nombre de esta sopa fría hace referencia a la porra o mazo con el que los campesinos majaban los ingredientes hasta conseguir una crema densa. Era considerada una comida de pobres porque para prepararla se utilizaba lo que había sobrado de otras comidas, como es el caso del pan o el tomate. De esta forma, ha ido evolucionando hasta llegar a nuestros días y convertirse en una joya gastronómica de la bonita ciudad andaluza de Antequera.

Ingredientes para la porra antequerana

1 kg de tomates maduros
200 g de pan de hogaza
1 pimiento verde
1 diente de ajo
125 ml de aceite de oliva virgen extra
2 cucharadas de vinagre de vino blanco
Sal
Decoración: huevo duro, lonchas de jamón serrano y atún en aceite

Plato de porra antequerana, una sopa fría ideal para el calor

Plato de porra antequerana, una sopa fría ideal para el calor. | Shutterstock

Elaboración de la porra antequerana

  1. El primer paso de esta receta es hidratar el pan con un poco de agua y reservarlo.
  2. Después, es el momento de preparar las verduras. Lava los tomates y córtalos en trozos. Lava también el pimiento, quítale las pepitas y córtalo en varios trozos. Por último, pela el diente de ajo.
  3. El paso fundamental para hacer la porra antequerana es que los ingredientes queden bien triturados. Para ello, echa las verduras al recipiente de la batidora junto a la sal, el vinagre y el aceite. Tritura hasta que consigas una textura homogénea.
  4. Una vez tengas las verduras trituradas, añade también el pan al recipiente de la batidora y vuelve a mezclar. Con el pan puedes controlar la consistencia resultante; si la quieres más espesa puedes añadir más, o menos si prefieres lo contrario. Una vez hayas terminado, también puedes pasarlo por un colador si buscas una textura más suave. Mételo al frigorífico durante 2 horas.
  5. Para la guarnición, cuece el huevo, corta el jamón serrano en trocitos y escurre el aceite del atún. Colócalos sobre tu porra antequerana cuando la vayas a servir y ya puedes disfrutar de esta deliciosa receta andaluza.