Receta de potaje de vigilia

En estos días en los que la carne no es una opción para algunos, qué mejor que recordar esta receta de potaje de vigilia. Aunque es característica de estas fechas, se consume a lo largo de todo el año ya que es perfecto durante los días más fríos y es una auténtica delicia. Entre los ingredientes se puede añadir más cantidad de espinacas y existen otras variantes en las que se añaden otros componentes. Seguro que en esta Semana Santa podrás disfrutar de este plato en cualquier restaurante o bar. ¿Comenzamos?

Ingredientes para la receta de potaje de vigilia:

  • 300 g de garbanzos secos
  • 300g de bacalao desalado
  • 300 g de espinacas frescas
  • 2 cebollas medianas
  • 4 dientes de ajo
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de postre de Pimentón de la Vera (agridulce)
  • 1 hoja de laurel
  • Aceite de oliva virgen extra

Modo de preparación de la receta de potaje de vigilia:

  1. Pondremos los garbanzos en remojo, en agua tibia y con un puñado de sal, la noche anterior a la preparación del potaje.
  2. En una olla con un litro de agua, añadimos los garbanzos escurridos, una cebolla, 2 dientes de ajo pelados y una hoja de laurel a fuego medio durante una hora y media.
  3. Por otro lado, en un cazo pequeño ponemos agua a hervir y cocemos el huevo.
  4. Mientras se hacen los garbanzos, iremos preparando el sofrito. Para ello, echaremos en una sartén un buen chorro de aceite e incluiremos la cebolla picada y el ajo bien picadito. Dejaremos que se pochen. Cuando la cebolla ya esté doradita bajamos el fuego, para que el aceite se temple, e incluiremos una cucharadita de pimentón. Removemos bien para que se mezclen bien todos los ingredientes y retiramos del fuego. (Cuidado, que no se queme el pimentón).
  5. Una vez estén los garbanzos, cogemos otra olla donde colaremos el caldo de los garbanzos, añadimos de nuevo los garbanzos, ponemos a fuego medio y, cuando haya cogido temperatura,  añadimos el sofrito y mezclamos bien teniendo cuidado de no romperlos.
  6. Echamos las espinacas en la olla (si no cabe todo del tirón lo haremos en varias tandas). Dejamos cocinando unos 5 minutos.
  7. Mientras tanto desmigajamos el bacalao en trozos pequeños, sin la piel, y lo añadimos a la cazuela. Bajamos a fuego lento y realizaremos movimientos circulares, ayudándonos de las asas, para que se vayan mezclando todos los ingredientes.
  8. Dejamos durante unos minutos y servimos con el huevo duro troceado.

Consejos para la receta de potaje de vigilia

Si queremos tardar menos en hacer los garbanzos se pueden hacer en la olla express (unos 15-20 minutos) o ya cocidos. En este último caso hay que lavarlos bien y añadirlos al final para que se mezclen bien todos los sabores.

Se puede incluir acelgas en vez de espinacas. En este caso habrá que incluirlas antes que las espinacas porque el tallo tarda más en hacerse.


About the author

Otras noticias de interés
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Los amantes del cocido están de enhorabuena. Aunque sabemos que no es el plato más Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]En nuestro intento por reinventar recetas clásicas y darles una versión más sana, hoy es Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]¡Que el menú de Navidad no te de la lata, ya te la damos nosotros! Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Con la llegada del frío nada apetece más que un plato de cuchara. ¿Qué mejor Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Comer sano o estar a dieta no tiene porqué significar perdernos las recetas más sabrosas, Más información