Las peras al vino tinto es un postre clásico, asociado a la vendimia y muy típico de La Rioja. Se trata de una receta muy sencilla de hacer, ya que consiste en cocer las peras con un caldo hecho con vino tinto, azúcar y canela. Esta sencillez supone también una buena oportunidad para emplear productos de calidad, como pueden ser las peras de Rincón de Soto, con denominación de origen protegida, o un buen vino tinto, como un Crianza de La Rioja.

Además del uso de productos de calidad, el truco está en cocinar las peras al vino tinto con la olla tapada, lo que favorece que los jugos de la fruta, el vino y la canela se impregnen. También se puede aromatizar este postre con vainilla o cáscaras de cítricos, así como con anís estrellado o cardamomo. A continuación te contamos cómo preparar este postre tan sencillo y rápido, típico de La Rioja.

Ingredientes para las peras al vino tinto

8 peras tipo blanquilla o conferencia

500 ml de vino tinto

250 g de azúcar

1 rama de canela

Agua

Peras al vino tinto

Peras al vino tinto | Shutterstocke elabo

Preparación de las peras al vino tinto

  1. Lava las peras, sobre todo la parte del rabito, y pélalas sin quitar el rabito. Una vez estén peladas, ponlas en una olla. Añade el vino, el azúcar, la canela y, por último, agua hasta que las peras queden cubiertas.
  2. Enciende el fuego y, cuando las peras al vino tinto empiecen a hervir, tapa la olla. Deja que se hagan hasta que estén tiernas y el caldo espeso. Mientras se cuecen, dales la vuelta de vez en cuando para que absorban bien el vino. Una vez estén tiernas, apaga el fuego, sácalas y colócalas en el plato donde las vayas a servir.
  3. Puedes reducir el jugo que ha quedado en la olla volviéndolo a poner al fuego hasta que quede como caramelo. Viértelo por encima de las peras para que adquieran más sabor y un color mucho más intenso.