Nos encontramos en el día siete del reto 12 días, 12 panes tradicionales y hoy prepararemos uno muy especial: la receta del pan de Cruz. Este pan es típico de la gastronomía de Ciudad Real y cuenta con el sello de Indicación Geográfica Protegida por la Comisión Europea. Como marca característica, antes de hornearse se dispone en una de las caras del pan dos cortes en forma de cruz, mientras en la otra se graba la Cruz de Calatrava. El pan de Cruz aparece ya mencionada en El Quijote, pues se trata de un producto que se produce desde el siglo XIII.

receta de pan de cruz
Foto: turismo.ciudadreal.es

Ingredientes para la receta de pan de Cruz

Masa madre (250 gr.), harina de trigo candeal (600 gr.), agua a temperatura ambiente (240 ml.), sal (8 gr.)

Elaboración

1. Amasamos todos los ingredientes a la vez hasta obtener una masa homogénea. Como queremos conseguir un pan con la miga prieta, no debemos extender demasiado el tiempo de amasado.

2. Después de esto, estiraremos la masa con ayuda de un rodillo. Debemos plegar la masa estirando hasta en cuatro ocasiones.

3. Hacemos una bola con la masa y la aplanamos un poco con las manos. Dejamos reposar la masa durante una hora para que suba de volumen, tapando la masa con un paño. El ambiente debe ser cálido.

receta de pan de cruz
Foto: turismo.ciudadreal.es

4. Cuando pase el tiempo estimado, hacemos la cruz en una de las caras del pan con ayuda de un cuchillo. Pintamos los cuadrados que han quedado entre las cruces con un poco de agua. En la otra cara pinchamos varias veces la masa con ayuda de un palillo. Será necesario que dejemos reposar otra hora de reloj.

5. Introducimos el pan en el horno previamente precalentado a 220º y horneamos durante 20-25 minutos.

Historia de la receta del pan de Cruz

Aunque la elaboración del pan de Cruz se realice en toda la provincia de Ciudad Real, la receta es originaria del Campo de Calatrava, concretamente de zonas como Carrión de Calatrava, Manzanares y Almagro. Al ser una tierra que destaca desde hace siglos por sus amplios cultivos de cereales, aquí se elaboran distintas variedades de panes.

El pan de Cruz está unido de manera histórica a la comida tradicional de esta zona, pues era base importante en la cocina de pastores y labriegos. Debido a su larga conservación, podía usarse durante días en guisos o como acompañante de quesos manchegos y vinos.