Receta de chopitos, una de las raciones más pedidas en los bares de España

Los chopitos son una de las tapas y raciones más populares de España, típicos de la costa del sur de España y algunas zonas del interior (Madrid). En algunos lugares también reciben el nombre de puntillitas o pulpitos. En realidad, son choquitos (sepias) con un pequeño bulto llamado choquito picudo, que es de donde proviene el nombre de chopitos. Este plato requiere pocos ingredientes, por lo que suponen una buena oportunidad para adquirir productos de calidad

La receta de chopitos es bastante sencilla, pero requiere algo de paciencia; ya que hay que limpiar muy bien cada chopito. Por lo demás, solo hay que salarlos, enharinarlos y freírlos en aceite bien caliente para que adquieran su característico color dorado. A continuación, te contamos cómo preparar este plato que no puede faltar en los chiringuitos y terrazas de gran parte de España.

Ingredientes para los chopitos fritos

500 g de chopitos 

100 g de harina 

Sal

Aceite de oliva

Limón (opcional)

Plato de chopitos. | Shutterstock

Plato de chopitos. | Shutterstock

Elaboración de los chopitos fritos

  1. Antes de empezar con la receta, lo primero es lavar bien los chopitos con agua, limpiarlos y dejar que escurran después en un colador. Para limpiarlos hay que sacarles la pluma, el interior, retirar los ojos, la piel y la boca. Cuando estén limpios, los ponemos bajo el grifo y dejamos que se sequen sobre papel de cocina. Tienen que estar bien secos para que no salpiquen al freírlos y se impregnen bien de harina. 
  2. Una vez que los chopitos están listos, espolvorea sal fina por encima y pásalos por un plato con harina. Báñalos bien en ella y sacúdelos. Para esto puedes ponerlos sobre un colador o un escurridor, agitándolo para que salten y se caiga el exceso de harina.
  3. Mientras rebozas los chopitos, pon el aceite a calentar en una sartén (o la freidora a 170ºC) a fuego alto. Fríe los chopitos en varias tandas y, cuando estén dorados, déjalos sobre papel absorbente. A la hora de servirlos, puedes acompañarlos de un cuarto de limón para echar al gusto.