La cocina gallega destaca sin duda por la sencillez de sus platos llenos de sabor y en los que el producto cobra una importancia capital. Por eso no es de extrañar que algunas de las preparaciones más famosas del recetario gallego incluyan productos D.O.P. como puedan ser los quesos Arzúa-Ulloa, de Tetilla o San Simón da Costa. Algunos de los muchos productos gallegos protegidos forman parte de esta receta de raxo como son los pimientos de Herbón o de Padrón o la patata de Galicia, avalada por una I.G.P.

Resumiendo, el raxo es una de las preparaciones más conocidas de la terras galegas en la que el lomo de cerdo, las patatas fritas de buena calidad y los pimientos de padrón tienen el protagonismo absoluto. Una receta perfecta para deleitar a cualquier invitado y que no requiere de demasiado tiempo de preparación. Se trata de un plato tan habitual que se encuentra en casas, menús diarios o cartas de raciones. Por ello, suele ser uno de los descubrimientos que los peregrinos realizan en su camino a Santiago de Compostela.

Raxo galego

Raxo con patatas y pimientos. | Luis Marcuccini

Ingredientes para preparar el raxo

1 kg de cinta de lomo de cerdo ibérica

4 dientes de ajo

½ kg de patata gallega

Pimientos de Padrón al gusto

Aceite de oliva

Sal

Pimienta negra molida

Orégano y vino blanco (opcional)

Preparación del raxo

  1. Para poder preparar el raxo, primero debemos dejar adobar la carne de un día para el otro. Para ello cortamos muy finos los dientes de ajo y los mezclamos en un bol con la carne. Añadimos suficiente sal, pimienta, orégano y un chorro de vino blanco. Estos dos último ingredientes son típicos de algunas zonas de Galicia. Cubrimos el recipiente y dejamos reposar en la nevera toda la noche o varios días si es necesario.
  2. Cuando queramos preparar el raxo, comenzamos pelando las patatas para luego cortarlas y freírlas. Como podéis ver, nada complicado. Una vez fritas, dejamos reposar las patatas sobre papel absorbente y salamos bien.
  3. Preparamos ahora los pimientos de Padrón. Para ellos añadimos en una sartén un buen chorro de aceite de oliva y salteamos los pimientos a fuego fuerte durante al menos 5 minutos. Estos tienen que estar tostados y blanditos. Salamos y reservamos.
  4. Por último hacemos el lomo. En la misma sartén en la que hemos hecho los pimientos, añadimos un buen chorro de aceite de oliva y llevamos a fuego muy fuerte. Una vez que el aceite empieza a humear añadimos el lomo y salteamos lo justo para que se cocine y quede bien dorado. No nos interesa cocinarlo demasiado para que no se seque en exceso.
  5. Solo nos queda presentar el lomo sobre la base de patatas fritas y pimientos de Padrón para terminar con esta deliciosa receta de raxo.