Pochas con almejas, plato típico del norte de la península

Las pochas con almejas son un plato de cuchara donde esta alubia tan especial es el ingrediente estrella. La pocha es una variedad de alubia blanca que se recoge antes de que llegue a madurar. De hecho, por esta razón se la considera verdura y no legumbre. Además, al no llegar a endurecerse dentro de la vaina, son más suaves y requieren menos tiempo de cocción que el resto. Principalmente se cultiva en Navarra, La Rioja y País Vasco.

Por su textura suave y sabor agradable, las pochas son perfectas para cocinar. Hay muchas opciones: con carne, verdura, pescado, marisco… Así, en la receta de hoy las acompañamos de almejas; uno de los platos más destacados de los restaurantes del norte de la península. La elaboración es sencilla y se puede conseguir un resultado excelente eligiendo productos de calidad.

Ingredientes para la receta de pochas con almejas

600 g de pochas

400 g de almejas

1 cebolla

1 pimiento verde italiano

4 dientes de ajo

2 tomates

Cebollino

1 vaso de vino blanco

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Plato de pochas con almejas. | Shutterstock

Plato de pochas con almejas. | Shutterstock

Preparación de las pochas con almejas

  1. El primer paso de la receta de pochas con almejas es cocer las pochas. Ponlas en una olla y echa 3 dientes de ajo ligeramente abiertos. Echa el agua de forma que cubra las pochas, un par de dedos por encima. Entonces, echa la cebolla y el pimiento partidos por la mitad, los tomates, una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva.
  2. Con la mayor parte de los ingredientes en la olla, enciende el fuego y ponlo a hervir. A los 20 minutos, baja el fuego y retira la espuma que haya subido a la superficie. Déjalo otra media hora a fuego lento.
  3. Pasado el tiempo, retira las verduras y échalas a una batidora (menos los ajos) con un par de cucharadas del agua de cocción. Tritura las verduras y vuelve a echar la mezcla resultante a la olla. Sube el fuego para que hierva y, cuando alcance el punto, déjalo otros 10 minutos.
  4. Si las almejas tienen arena, hay que limpiarlas. Para ello, ponlas en agua fría con sal una hora antes de empezar con la receta.
  5. Mientras se siguen cociendo las pochas con la salsa de verduras, en una sartén con un chorrito de aceite de oliva echa un diente de ajo picado. Después, echa las almejas y deja que se hagan un poco. En cuanto cojan calor, echa el vaso de vino blanco y un puñado de cebollino picado. Retira las almejas cuando se abran.
  6. Cuando hayas sacado todas las almejas, añádelas a la olla que contiene las pochas. Remueve ayudándote de las asas de la olla y ya tienes tus pochas con almejas listas.