Picadillo de chorizo o adobu asturiano, receta tradicional del norte

El picadillo de chorizo, también llamado zorza, jijas, chichas o adobu en Asturias, es una receta muy tradicional del noroeste peninsular. Muchas provincias de esta zona geográfica española como Galicia, Asturias, Burgos, Valladolid o Palencia, han preparado durante siglos este adobo de carne de cerdo al ajo y al pimentón. En muchas ocasiones, esta receta es sencillamente el relleno de los chorizos que, además de dar gusto al paladar, es una forma de comprobar la sazón del relleno antes de embutir los chorizos pasando el picadillo por la sartén.

Al igual que el raxo u otras recetas como los huevos a la flamenca típicos de Sevilla, consta de pocos ingredientes al alcance de todo el mundo. El picadillo de chorizo contiene carne magra de cerdo, algo de panceta para añadir un poco de grasa (no demasiada) y el aderezo de ajo y pimentón que tanto caracteriza a la cocina española.

Ingredientes del Picadillo de chorizo o adobu asturiano (para picar entre 4 personas)

300 g de cabecera de lomo picada

200 g de carne magra de cerdo picada

200 g de panceta cortada en trocitos pequeños o picada

25 g de pimentón dulce

10 g de pimentón picante

4 dientes de ajo

15 g de sal

Pimienta negra

Perejil para decorar

Plato de picadillo de chorizo

Plato de picadillo de chorizo | Shutterstock

Preparación del Picadillo de chorizo o adobu asturiano

  1. Preparamos primero los distintos cortes de carne para el picadillo de chorizo. Si no se puede disponer de todos los cortes de carne picados a máquina, es importante tener en cuenta que la carne tiene que estar cortada menuda. Al fin y al cabo estamos preparando un relleno para embutir chorizos. Cabe decir que también se puede usar carne de caza mayor como el corzo o el jabalí.
  2. Para ello cortamos el lomo en cubitos pequeños y la panceta aún más pequeña, para que se mezcle bien con el resto de carnes. Es importante contar con un buen cuchillo para trocear la panceta, que es la que más se suele resistir (y que no suelen picar en las carnicerías). Añadimos las carnes a un bol junto con la carne picada.
  3. Sazonamos bien añadiendo los dos variedades de pimentón, la sal y la pimienta. Incorporamos los ajos previamente machacados con esmero en el mortero y removemos todo.