El Cabrales es uno de los quesos más conocidos en España por su originalidad y sabor característico que engancha o asusta desde el primer momento. Originario de Asturias, lleva el nombre del concejo de Cabrales, si bien hay otros 3 pueblos que también tienen el honor de producir este producto tradicional en el concejo de Peñamellera Alta: Cáraves, Oceño y Rozagás. Por supuesto, no se puede olvidar que el Cabrales es un queso con D.O.P. desde 1981.

Queso Cabrales, vino y pan

Queso Cabrales. | Shutterstock

No es de extrañar que este queso tan famoso pueda utilizarse en infinidad de recetas como estas croquetas de Cabrales con salsa alioli. Un conjunto que combina a la perfección en el que se alían recetas que han acompañado a España durante siglos. El plus es la inclusión de una de las principales delicias de Asturias, un queso madurado en cueva y que destaca por su intensidad y color.

Croquetas al cabrales con alioli

Croquetas de cabrales con alioli . | Shutterstock

Ingredientes para preparar Croquetas al  Cabrales con alioli

1 cebolla mediana

200 g de queso D.O.P. Cabrales

1 L de leche entera

50 g de aceite de oliva

50 g de mantequilla

100 g de harina

2 filetes de anchoa en conserva

Harina, huevo y pan rallado para rebozar

Aceite de girasol para freír

Sal, pimienta y nuez moscada

Alioli casero. Pincha aquí para ver nuestra receta

Preparación de las Croquetas de Cabrales con alioli

  1. Para poder disfrutar de estas deliciosas croquetas de Cabrales con alioli debemos comenzar picando finamente la cebolla para luego añadirla a una cacerola a fuego medio con el aceite y la mantequilla. Salamos ligeramente y dejamos pochar durante al menos 20 minutos.
  2. Seguidamente añadimos la harina para preparar el roux tradicional de todas las recetas de croquetas. Mezclamos constantemente durante 5 minutos para tostar la harina hasta que tenga un bonito color dorado. Por último echamos los filetes de anchoa bien picados y deshacemos bien con la espátula. Debemos tener cuidado de que las anchoas no tengan ninguna espina.
  3. Ahora añadimos la leche calentada previamente. En este paso puede añadirse la leche de golpe y posteriormente batir la mezcla para evitar los trocitos de cebolla y anchoa. Sino también puede ir añadiéndose poco a poco la leche para ir creando una bechamel mediante el proceso de toda la vida.
  4. Finalmente añadimos el Cabrales y removemos a fuego medio hasta que la masa se despegue ligeramente de las paredes y el fondo de la cacerola. Salpimentar si necesario y añadir un poco de nuez moscada al gusto. Debe tenerse en cuenta que las anchoas y el queso ya aportarán bastante sazón.
  5. Vaciamos la masa resultante en un recipiente y cubrimos a ras con papel film para evitar que se seque y cree costra. Reservamos de un día para otro en la nevera.
  6. Para formar las croquetas podemos sencillamente cortar la masa en cuadrados con un cuchillo e ir sacando las porciones poco a poco. Pasamos cada croqueta primero por harina, luego por huevo y por pan rallado para terminar.
  7. Las podemos dejar reposar un poco en el congelador o en la nevera para que se asienten un poco más. Sólo falta freírlas en abundante aceite de girasol muy caliente y ya estarán listas para degustar.
  8. Antes de degustar, servimos nuestras Croquetas al Cabrales con un buen alioli casero. Aquí encontraréis la receta detallada paso a paso.