Cocas de patata de Valldemossa, un bollo nacido en el corazón de la Tramuntana

Como su nombre bien indica, las cocas de patata son tradicionales de Valldemossa. Este pueblo, enclavado en plena Sierra de Tramuntana, se caracteriza por ser uno de los más bellos de la isla de Mallorca. Y es en sus obradores y en sus casas empedradas, en las que se prepara este bollo tradicional. De textura parecida a la bamba o al brioche, destaca sin embargo por su aroma inconfundible.

Lo curioso sin duda de esta preparación es la patata cocida que lleva entre sus ingredientes. Pero más allá de la sorpresa que esto pueda causar, aporta una textura y una jugosidad únicas a la masa. El resto de ingredientes y la preparación del bollo no distan mucho de otras recetas tradicionales. Por esa razón es una receta perfecta para los amantes de los tesoros gastronómicos desconocidos que quieran probar algo diferente pero familiar al mismo tiempo.

Ingredientes para unas 12 unidades

100 g de patata hervida

2 huevos

100 g de azúcar

100 g de mantequilla a temperatura ambiente

50 ml de leche

15 g de levadura fresca

450 g de harina de fuerza

Plato de coca de patatas de Valldemossa

Plato de coca de patatas de Valldemossa. | Shutterstock

Preparación de las cocas de patatas

  1. En primer lugar, añadir la levadura a la leche y deshacer. Dejar reposar durante 10 minutos para que la levadura comience a activarse.
  2. En un bol amplio, añadir todos los ingredientes (todos a temperatura ambiente si es posible) así como la leche con la levadura. Mezclar con las varillas eléctricas o con una cuchara de madera hasta que se mezclen los ingredientes.
  3. Cuando se haya formado la masa. Pasarla sobre la encimera para amasar con las manos hasta que quede lisa y brillante. Dejar reposa en el bol tapado con film durante 1 h o hasta que doble su volumen.
  4. Una vez reposada la masa, volcarla de nuevo sobre la encimera y dividirla en 12 porciones del mismo tamaño. Formar bolas arremetiendo la masa con las manos para crear bollos con una superficie bien lisa.
  5. Dejar reposar sobre la bandeja de horno con papel sulfurizado durante media hora o hasta que doblen el volumen e nuevo.
  6. Finalmente, hornear en horno precalentado durante 15 minutos a 160ºC o hasta que estén bien doradas por encima. Una vez sacadas las cocas de patata del horno, dejar enfriar sobre una rejilla y espolvorear bien con azúcar glas.