Coca de llanda, el bizcocho típico de la Comunidad Valenciana

La coca de llanda es uno de los dulces más típicos de la Comunidad Valenciana, ideal como desayuno o merienda. Se trata de un bizcocho muy fácil de hacer y con un sabor muy tradicional. Su masa está compuesta de harina, huevos, aceite, azúcar y ralladura de limón. Es muy característica la costra que se forma en su superficie; resultado de cocer el azúcar y la canela que se espolvorean por encima.

Este bizcocho valenciano recibe distintos nombres según la provincia: coca boba o secreta en Alicante, coca mal feta o mida en Castellón y coca de llanda o de mida en Valencia. Sin embargo, la receta es prácticamente la misma y su origen es incierto. Se atribuye a una época en la que los recursos eran escasos y se disponía de alimentos básicos como los que forman la receta; posteriormente añadiendo el limón. Además, en la actualidad es habitual encontrarla con pepitas de chocolate, cubierta de cacao o rellena de chocolate.

Ingredientes para la coca de llanda (grande)

500 g de harina

500 g de azúcar

3 huevos

500 ml de leche

250 ml de aceite de oliva suave

3 sobres dobles de gasificante para repostería (o 16 g de levadura Royal)

Ralladura de uno o dos limones (dependiendo de si se quiere más o menos sabor a limón)

Canela para espolvorear

Molde rectangular (40×27 cm sería lo ideal)

Plato de coca de llanda. | Shutterstock

Plato de coca de llanda. | Shutterstock

Elaboración de la coca de llanda

  1. En un bol, echa los huevos y el azúcar (reserva un poco de azúcar para echarlo cuando la masa de la coca de llanda esté lista para ser horneada). Mezcla los huevos y el azúcar, y después incorpora poco a poco el aceite. Añade también la ralladura de limón y la leche poco a poco. Cuando esté bien mezclado todo, echa la harina gradualmente también. Bate bien hasta que se integre todo, para entonces incorporar el gasificante (los tres sobres dobles) y volver a mezclar.
  2. Forra el molde rectangular para la coca de llanda con papel de horno. A continuación, vierte toda la mezcla en él y espolvorea por encima el azúcar que habías reservado antes. Espolvorea también abundante canela por encima, de forma que cubra todo. Esta mezcla de azúcar y canela formará la costra característica de este postre tradicional de la Comunidad Valenciana.
  3. Con el horno precalentado a 200ºC, mete tu coca de llanda y déjala hornear durante 30 minutos. Una vez haya pasado el tiempo, sácala, deja que se enfríe y acompáñala de un delicioso chocolate caliente.