Coca amb tallades con albaricoque, postre mallorquín para ocasiones especiales

La coca amb tallades o coca de tajadas es el nombre que recibe uno de los bizcochos más tradicionales de las Islas Baleares. Presente en las fiestas de carnavales, esta es una receta muy popular y polivalente. Puede presentarse dulce o salada ya que suele comerse con albaricoques o con sobrasada, según los gustos de cada uno.

Esta receta es la dulce, con una mezcla deliciosa entre el bizcocho tierno y sabroso y los albaricoques que se transforman en una delicia tras el horneado. Una receta perfecta para acompañarla de un té o un café en la merienda y con buena compañía.

Ingredientes para la coca amb tallades con albaricoque

400 g de harina
100 g de manteca de cerdo
3 huevos
150 g de patata cocida y machacada
15 g de levadura de panadería
150 g de azúcar
250 ml de agua templada
6 albaricoques

Plato de coca amb tallades. | Shutterstock

Plato de coca amb tallades. | Shutterstock

Preparación para la coca amb tallades con albaricoque

  1. Calentar ligeramente el agua en un bol amplio hasta que esté templada, nunca debe de sobrepasar los 35ºC. Diluir la levadura primero e ir añadiendo el resto de ingredientes: la harina, la manteca de cerdo a temperatura ambiente, los huevos batidos previamente, la patata cocida hecha puré y fría y el azúcar.
  2. Remover bien con una cuchara hasta conseguir que todos los ingredientes se unan. Cuando la masa se resista, ponerla en la mesa de trabajo para amasarla con las manos hasta que quede lisa y suave. Hacer una bola con la masa y dejarla reposar 1 h o hasta que doble su tamaño.
  3. Una vez que la masa haya levado, sacarla del bol y extenderla sobre una bandeja amplia y cuadrada de unos 30×20 cm. Es importante cubrir toda la bandeja con papel de horno para que luego sea más fácil sacar el bizcocho. Cuando esté bien extendida la masa, tapar con papel film y dejar reposar 1 h más para que coja volumen.
  4. Cuando ya haya reposado lo suficiente, colocar con cuidado los albaricoques pelados y cortados por la mitad, tal y como se ve en la imagen. Por último, espolvorear una buena cantidad de azúcar por encima de todo el bizcocho. Hornear a 160ºC durante 35-40 min o hasta que esté bien dorada por encima. ¡Solo falta esperar a que se enfríe!