Bombones de mazapán, la mejor receta para despedirse de las Navidades

La Navidad ha llegado a su fin y, con ello, es momento de despedirse de todos los dulces navideños y comidas contundentes que hemos disfrutado durante estos días. Polvorones, turrones, roscón de reyes, alfajores, roscos de vino… Son muchos los postres característicos que hacen más especiales estas fiestas y, por supuesto, entre ellos no puede faltar el mazapán. Por eso os proponemos esta receta de bombones de mazapán para despedir de la mejor forma posible estas Navidades tan diferentes. 

Se trata de una receta muy fácil y rápida. De hecho, puedes optar por hacer la masa de mazapán de forma casera o comprarla ya hecha; lo que simplifica mucho más su elaboración. Además, otro punto a favor es que puedes personalizar tus bombones de mazapán con los ingredientes y decoración que más te gusten; muchos añaden naranja, frutos secos como almendras o nueces, les dan distintas formas o hacen dibujos… Un dulce perfecto para preparar en familia.

Ingredientes para los bombones de mazapán:

250 g de almendra molida

250 g de azúcar glas

2 huevos

Chocolate para fundir (puedes elegir el que más te guste)

Agua

Bombones de mazapán. | Shutterstock

Bombones de mazapán. | Shutterstock

Preparación de los bombones de mazapán:

  1. Casca los huevos y separa las yemas de las claras en dos cuencos. Reserva.
  2. En un bol, mezcla la almendra molida con el azúcar glas y las claras. Amasa hasta que se integren bien los ingredientes y se forme una masa compacta que apenas se pegue. Puedes añadir un poco de agua si lo necesitas.
  3. Haz una bola con la masa de tus bombones de mazapán y envuélvela con film transparente. Métela en el frigorífico y deja que repose durante un par de horas.
  4. Una vez transcurrido el tiempo, saca la masa y divídela en porciones pequeñas para dar forma tus bombones. Puedes elegir la forma que más te guste: bolitas, cuadrados, figuritas, corazones…
  5. En una bandeja de horno con papel vegetal, ve colocando las formas que has hecho con la masa; píntalas con las yemas de huevo y hornea durante unos 5-7 minutos con el horno precalentado a 180ºC. La idea no es que se doren, sino que se endurezcan y suelten la humedad que puedan tener.
  6. Mientras se enfrían, funde el chocolate que hayas elegido. Puedes hacerlo al baño maría o en el microondas (a media potencia y en tandas de pocos segundos para que no se queme).
  7. Con los bombones ya fríos y el chocolate fundido, baña cada uno de ellos en el chocolate y ve dejándolos en una bandeja. Puedes dibujar formas en tus bombones de mazapán ayudándote de un palillo o decorarlos con frutos secos como almendras o nueces. Todo esto mientras el chocolate esté caliente. 
  8. Cuando tengas todos los bombones listos, deja que se enfríen a temperatura ambiente y consérvalos en algún recipiente tapado.