Bienmesabe, un postre canario que lo dice todo con su nombre

Este postre se remonta a los tiempos de la conquista de Canarias. Como el Príncipe Alberto, el bienmesabe tiene una famosa creadora: Matilde Arroyo. Conocida en toda Canarias, esta delicia gastronómica tiene una mayor tradición en la isla de La Palma, aunque también se comercializa mucho en Lanzarote, Tenerife o La Gomera. Se dice que este postre sea, probablemente, una adaptación que hizo esta conocida repostera de las tradiciones pasteleras del sur de la península ibérica. Este postre galardonó a esta repostera con la Medalla de Oro de Canarias en 2009, por ser capaz de comercializar fuera de la isla de La Palma este postre tan rico.

El bienmesabe es un acompañante perfecto para el helado, aunque también se puede tomar con flanes y otros postres fríos. Además, por la textura espesa y granulosa que tiene gracias a su base de almendras, se puede utilizar de decoración en pasteles y tartas. Es tradición en la isla donde nació este postre, comerlo mezclado con yogur. Esta receta, de ingredientes y elaboración sencilla, es un delicioso acompañante para muchos otros postres y te teletransporta al archipiélago canario con su sabor.

Ingredientes para el bienmesabe

250 g de almendras molidas
4 yemas de huevo
250 g de azúcar
250 ml de agua
El zumo de un limón
Canela en rama

Plato de bienmesabe canario

Plato de bienmesabe canario. | Shutterstock

Preparación del bienmesabe

  1. Primero, con ayuda de una batidora, trituramos las almendras hasta que quede una masa pastosa. Las separamos en un recipiente y preparamos el resto de ingredientes. Pon en un cazo el azúcar con el agua que hemos preparado para que se cree un almíbar y remueve poco a poco. Añade a esta mezcla también, el trocito de canela en rama y el zumo de un limón.
  2. Una vez el almíbar se vuelve más espeso, retira la canela en rama y añade las almendras trituradas y remueve esta mezcla repetidamente, para que no se queme. Sigue removiendo hasta que la mezcla se espese un poco más.
  3. Cuando notes que se haya espesado, y sin dejar de remover, retira el cazo con la mezcla y déjalo aparte para que se enfríe, dejando pasar unos 15 o 20 minutos. Mientras tanto, en otro bol, bate bien las yemas, que tendrás que separar de las claras previamente. Cuando hayas batido las yemas, añádelas a la mezcla ya fría.
  4. Tras haber mezclado las yemas con el resto de la masa, vuelve a poner el cazo al fuego hasta que esté caliente y sigue removiendo durante 5 minutos sin dejar que se queme. Cuando pasen los 5 minutos, retira la mezcla del fuego y déjala enfriar. Puedes guardar el bienmesabe en un bote de cristal y disfrutarlo más tarde con una bola de helado.