El arroz a la cubana no es cubano 100%, eso lo sabemos. Aun así su inspiración en la rica y variada gastronomía cubana es algo indiscutible. Una versión un tanto desvirtuada pero sincera que emigró hacia la península para convertirse en uno de los platos que más sorprenden a los viajeros. Un plato de diario que ha solucionado muchas comidas y que ha pasado a formar parte de nuestro recetario.

De composición sencilla, para preparar el arroz a la cubana no se necesita más que arroz, tomate frito, huevos y plátano, de preferencia I.G.P. Plátano de Canarias. El sabor dulce del plátano y su textura inigualable hacen que este plato dé un paso más allá, haciendo de algo sencillo una receta inolvidable para cualquiera.

Ingredientes del arroz a la cubana para 2 personas

200 gramos de arroz

Tomate frito casero

2 plátano I.G.P. Plátano de Canarias

2 huevos

Sal

2 ajos

Laurel

Arroz a la cubana

Preparación del arroz a la cubana

  1. En primer lugar, poner en una olla pequeña un chorrito de aceite para sofreír a fuego medio los ajos pelados y cortados en trocitos. Añadir posteriormente el doble de agua que de arroz y algo de sal junto con el laurel. Añadir el arroz una vez que el agua esté hirviendo y cocer durante 18 minutos a fuego medio.
  2. Una vez listo el arroz ya puede prácticamente servirse el plato. Solo queda freír los huevos en abundante aceite hasta conseguir las deliciosas “puntillas” de las que tanto se vanagloriaba Sara Montiel. Para preparar los plátanos, pelarlos, cortarlos a la mitad y hacerlos a la plancha en la misma sartén de los huevos, aunque con muy poco aceite. Con un chorro será suficiente.
  3. Por último, servir un buen plato de arroz acompañado de abundante tomate frito caliente, el huevo frito (o más si se desea) y las dos mitades de plátano. La gracia de esta receta se esconde sin duda en el plátano pasado por la sartén, caliente y caramelizado en el exterior.