Galicia es tierra de contrastes, con pueblos en los que perderse y playas vírgenes en las que relajarse. Otra de sus mejores características es la gastronomía gallega, repleta de platos contundentes y llenos de sabor. Hoy traemos cinco recetas para viajar a Galicia sin salir de casa y degustar algunos de sus platos más típicos.

1. Receta de caldo gallego

Cuando el frío aprieta no hay receta más reconfortante que un buen caldo gallego. Así podemos imaginarnos que estamos pasando el invierno en Galicia, recuperándonos de una mañana de turismo. Sin embargo, también es una receta que puedes preparar en casa cualquier otra época del año.

Recetas para viajar por Galicia caldo gallego
Recetas para viajar por Galicia | Caldo gallego
  • Alubias blancas (200 gr.), unto (50 gr.), tocino salado (250 gr.), costilla salada de cerdo (300 gr.), espinazo de cerdo (200 gr.), grelos (1 manojo), patatas (1 kg.), agua

Poner las alubias a remojo la noche anterior. Para comenzar la receta, poner también a remojo el espinazo, la costilla y el tocino. Después, introducir estos tres ingredientes junto con el unto en una olla rápida y cocer durante 40-45 minutos. Pasado este tiempo, agregar las alubias y las patatas cascadas y peladas. Tapar la olla de nuevo y cocer 15 minutos más. Introducir los grelos previamente troceados y cocinar unos diez minutos. Retirar el espinazo y servir el caldo.



2. Receta de raxo

Una de las recetas más sencillas de preparar para viajar por Galicia sin salir de casa es la de raxo. Se consume en toda la comunidad y es el aperitivo por excelencia de los bares y tabernas. También es uno de los platos favoritos de los peregrinos del Camino de Santiago. Se trata de una receta de lomo de cerdo con patatas, aunque también puede servirse con pimientos de Padrón. Ideal para acompañar con pan de Cea. Aunque existen algunas variaciones de la receta, la más tradicional es la que se prepara en A Coruña.

raxo de Galicia
Recetas para viajar por Galicia | Raxo
  • Lomo de cerdo (800 gr.), patatas (4), pimientos de Padrón, ajo (3-4 dientes), sal, pimienta negra y aove

Cortar la carne en pequeños trozos, así como el ajo. Juntar ambos ingredientes en un recipiente y dejar cogiendo sabor en la nevera al menos tres horas. Freír los pimientos y reservar, echando sal gruesa por encima. En una sartén con aove y ajo hay que freír el raxo por tandas, así se dorará la carne pero no quedará seca. Volcar en una fuente el raxo con el aceite sobrante de la sartén. Servir con los pimientos y las patatas que hay que freír.

3. Receta de empanada gallega

La empanada es una de las recetas más populares de Galicia. La receta de la masa para la empanada gallega es muy importante, así como sus ingredientes. La clásica de bonito siempre es un éxito, aunque para gustos empanadas pues en los obradores las preparan también rellenas de carne, de pulpo… Aunque no es una receta muy complicada, hay que cogerle el punto.

Recetas para viajar por Galicia empanada gallega
Recetas para viajar por Galicia | Empanada gallega
  • Conserva de atún (200 gr.), pimiento verde (1), pimiento rojo (medio), tomate triturado (250 gr.), cebolla (1 grande), huevos (2), masa para la empanada, sal y aove

El primer paso es cortar en trozos bien pequeños la cebolla y los pimientos. Después, pochar en una sartén con aceite las verduras hasta que estén tiernas. Agregar el tomate triturado y cocinar hasta que adquiera consistencia. Mientras, cocer los huevos y picarlos. Introducir en la sartén el atún y los huevos mezclando bien. Para completar la receta, dividar la masa en dos láminas, una de ellas sobre una bandeja de horno. Rellenarla con la mezcla y tapar con la otra lámina de masa sellando los bordes. Se puede pintar con un huevo batido la parte superior, pero es opcional. Hornear durante 45 minutos a 180º. El tiempo depende del horno, por lo que hay que estar pendiente.

4. Receta de pulpo a la gallega

El pulpo a la gallega es otra de las recetas para viajar por Galicia y perderse. Si no tienes la suerte de estar en una terraza con una ración de pulpo y una bebida fresquita, preparar la receta en casa puede ser un gran placer. Se cuenta que el origen de este plato reside en O Carballiño, Pontevedra, donde se le dedica una fiesta. Es curioso, pues esta localidad no tiene costa. No obstante, los monjes del monasterio de Santa María de la Real de Oseira tenían influencia hasta en lugares marítimos y cobraban el diezmo de los vecinos en forma de pulpo seco. Los monjes le daban el pulpo seco a las mujeres y ellas lo cocían en las ollas, de donde proviene el nombre de pulpo a feira.

pulpo a la gallega
Recetas para viajar por Galicia | Pulpo a la gallega
  • Un pulpo (2 kg.), patatas (4), aove, sal y pimentón dulce

Comenzar cociendo el pulpo en abundante agua, siguiendo un proceso típico de cocción. Después de asustarlo, comer durante 40 minutos a fuego medio hasta estar tierno. Reposar y luego cortar. Mientras, en el mismo agua del pulpo, cocer las patatas, previamente peladas y cortadas. Para emplatarlo, seguir la composición de la imagen de la receta. Aliñar con aceite de oliva virgen extra, pimentón y sal.

5. Receta de filloas

La receta de filloas es de las más emblemáticas, pero son típicas del carnaval. Sin embargo, pueden encontrarse en las cartas de algunos restaurantes y en las pastelerías el resto del año. Eso sí, prepararlas en casa es todo un placer. Para elaborar este dulce postre solo se requiere de leche, harina y huevos, que son ingredientes que todos solemos tener en la despensa. Hay que tener en cuenta que cuanto más finas sean, mejor.

Filloas de Galicia
Recetas para viajar por Galicia | Filloas
  • Harina de trigo (200 gr.), leche (500 ml. mejor entera), huevos (5), agua (100 ml.), sal y aove

Verter en un recipiente el agua, la leche, la harina, los huevos y una pizca de sal. Batir hasta obtener una masa homogénea. Dejar reposar la masa una hora. Después, colocar al fuego una sartén con unas gotitas de aceite de oliva virgen extra. Cuando esté caliente, añadir una cuchara grande de masa de filloas. Girar la sartén para que quede una masa fina. Cuando los bordes se despeguen y salgan burbujas de la superficie, dar la vuelta a la filloa. Retirar tras un minuto y medio aproximadamente. Repetir el proceso hasta acabar con la masa y servir las filloas con miel o azúcar.