Propiedades de la zanahoria

¿Cuántas veces hemos escuchado que para tener una vista de halcón debemos comer zanahorias? O, de especial interés para los más coquetos, ¿sabías que es considerado por muchos como un bronceador natural? Sí, estos dos beneficios de la zanahoria los conocemos todos, pero existen muchos otros que, seguramente, desconozcas.

Esta hortaliza  siempre se ha consumido en las regiones cálidas desde tiempos de los egipcios. Su cultivo en las regiones mediterráneas se extendió con los árabes siendo un alimento muy utilizado durante toda la Edad Media. Su llegada a las zonas del norte de Europa fue mucho más tardía, concretamente en la II Guerra Mundial.

Hoy en día todos podemos aprovecharnos de todas sus bondades entre las que destaca su alto porcentaje en agua e hidratos de carbono. Éstos últimos nos proporcionan energía para superar el día a día, además de ser fundamentales para ‘alimentar a nuestro cerebro’. Una de sus propiedades más importantes es el beta-caroteno o provitamina A, un pigmento natural que es transformado por el propio organismo en Vitamina A en base a sus necesidades. Estas sustancias ayudan, entre otras funciones, a prevenir ciertos tipos de cáncer, como el de mama, según un informe de la OMS.  Detrás de el beta caroteno se encuentran los beneficios más conocidos de la zanahoria: fortalece el cabello y las uñas, es bueno para la piel, y para la vista ¿Por qué? Desde luego no va a hacer que veas mejor de lo que ya ves, pero sí va a retrasar el envejecimiento de las células y protegerán nuestra retina. Así se evitará la aparición de cataratas.

Hay que destacar que cuenta también con cierto contenido de fibra que, junto con el agua, hacen una labor diurética y ayuda contra el estreñimiento. En esta misma línea, consigue calmar las molestias gástricas y el exceso de acidez gracias a su contenido en sales minerales como potasio, y cantidades más pequeñas de fósforo, magnesio, yodo y calcio. Estas propiedades también ayudan a recuperarnos en los momentos de cansancio. Por último, nombraremos el poder antioxidante que viene con la Vitamina A pero que se ve agudizada por la Vitamina E, que consigue eliminar los radicales libres.

Por si esto fuera poco, la dureza de la zanahoria es otro de sus beneficios ya que ayudan a nuestra salud bucal. El hecho de comerla cruda fortalece los dientes y las encías ya que mejora el riego sanguíneo bucal y evita que las bacterias se adhieran a los dientes.

Cruda, hervida, cocida… Da igual cómo te lo comas, lo importante es que esté fresca. Para ello no tiene que tener arrugas, no deben ser blandas o con manchas, y en caso de tener hojas deben estar frescas.  Eso sí, cuando vayamos a consumirlas es mejor que rasquemos en vez de pelarlas, ya que muchas de las propiedades están muy próximas a la piel.

¿Te ha sorprendido todos los beneficios de esta hortaliza? ¿Conoces otros? No dudes en contárnoslo en los comentarios.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar