La digestión es la cuestión, de Giulia Enders

Si aún no sabes cómo funciona tu aparato digestivo o crees que el intestino no sirve para nada, el libro La digestión es la cuestión: descubre los secretos del intestino, el órgano más infravalorado del cuerpo humano de Giulia Enders es la lectura idónea que acercará tu mente y estómago. Este best seller escrito por Giulia Enders, científica investigadora,  ha sido todo un éxito. A menudo ignoramos que muchos de nuestros problemas intestinales afectan a nuestro estado de ánimo y desconocemos la importancia de llevar a cabo una alimentación sana, infravalorando las consecuencias de un estilo de vida poco saludable. La importancia de cambiar de estropajo frecuentemente, lavar las verduras antes de consumirlas, no autorecetarse antibióticos…Todo puede afectarnos.

Lejos de resultar un libro denso, La digestión es la cuestión explica la relación estómago-cerebro de una manera tan cercana y divertida que finalmente se convierte en una lectura ligera que te saca una sonrisa y con la que acabas obteniendo mucha información sobre lo que los científicos discuten a puerta cerrada.

¿Sabías que…?

Giulia Enders nos explica la relación escondida entre depresión, alergias y sobrepeso con el incorrecto funcionamiento de la flora intestinal. Actualmente es muy fácil llenar nuestro intestino de comida basura y perjudicial. Este libro nos enseña porqué es importante cuidar este órgano tan vital.

  • El 80% de nuestro sistema inmune se localiza en el intestino. Por lo tanto, lo que comemos adquiere una importancia todavía mayor cuando conocemos este dato. Giulia explica la importancia de tomar aceite de oliva, puesto que es bueno para el corazón. Sin embargo, los fritos no son buenos para nuestro estómago, así se pierden todas las propiedades del aceite. Además, anima a realizar una dieta rica en alcachofas, espárragos, cebolla, puerros…Alimentos ricos en prebióticos, muy beneficiosos para nuestro cuerpo.
  • Tal y como explica Enders en su libro, nuestro intestino tiene los mismos receptores nerviosos que el cerebro. De esta forma, cuando se toman antidepresivos se está tratando ambas partes del cuerpo. La red nerviosa del intestino se denomina también cerebro intestinal. Esto es debido a que es muy extensa y cuenta con una dificultad química similar. Esto provoca que exista una comunicación entre cerebro y estómago, de ahí que nos entre un nudo en el estómago o se nos cierre el apetito cuando estamos preocupados.
  • Las hemorroides, los trastornos intestinales como la diverticulitis o el estreñimiento solo existen en países donde se evacua sentado en un inodoro” explica Enders en su libro. Nuestros antepasados realizaban esta parte tan fundamental de nuestro ciclo intestinal agachados y en cuclillas. ¿El motivo? Se facilita el tránsito ya que el músculo se relaja. Cuando nos sentamos en el inodoro nuestro aparato de oclusión intestinal no está cómodo. De esta forma aparecen las varices y las dolorosas hemorroides.

Texto: María Jesús Colombo

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar