¿ La avena engorda ? ¡Tenemos la respuesta!

¿ La avena engorda ? ¿Puedo tomarla si estoy haciendo dieta?

Si la avena engorda o adelgaza es uno de los debates más encendidos de la alimentación. Son muchos los interrogantes que se concentran en torno a este cereal y muchas las preguntas a las que responder. Antes la avena se consumía, sin dudarlo, como saciante en dietas de adelgazamiento. Sin embargo, recientemente algunas personas han afirmado que la avena engorda. La clave está en los matices: debes saber cuándo comer avena y cómo hacerlo. Sus muchas propiedades y nutrientes la convierten en un cereal sano y equilibrado, es una pena que la excluyas de tu dieta sólo por el temor a engordar. ¡Si sabes cómo ingerirla es muy sencillo librarse de esas calorías de más!

Cuándo y cómo comer avena

La avena tiene su momento del día perfecto para ser ingerida. ¿Tienes tus sospechas? ¡El mejor momento es por la mañana! Así entenderás por fin porqué la avena engorda. Uno de los inconvenientes de la avena es que baja el ritmo del metabolismo. Por este motivo el momento ideal es el desayuno. De esta manera toda la energía que nos aporta el cereal se quema durante el día. ¡Adiós a la acumulación de grasa! La avena engorda puesto que es un carbohidrato y, aunque tiene muchos beneficios para la salud, es mejor controlar su ingesta. Eso no quiere decir que dejemos de consumirla. Sólo debemos tomarla con moderación. Si realizamos deporte su consumo puede tomarse de forma equilibrada sin problemas, aunque como máximo dos veces en un día.

Todo sobre si la avena engorda o no

La avena cuanto más natural, mejor. Se puede consumir como cereal en el desayuno, con el yogur, en leche…Si es leche fría tu cuerpo necesitará calentarla, por lo que quemarás algunas calorías de más. ¡Un plus! Se recomienda no ingerirla en ayunas debido a su cantidad de fibra, ya que puede ser mal digerida. También puedes tomarla como agua de avena. ¡Con esto ya sabes si la avena engorda! ¿Quieres conocer los pros y los contras de la avena? ¡Toma nota!

  • A favor: la avena es un cereal diurético, es decir, incrementa nuestra producción de orina. Esto es bueno, pues eliminamos los excesos de nuestro cuerpo. Por otra parte, es un alimento con propiedades saciantes. Con poca cantidad de avena podremos mantenernos sin ganas de picotear y activos el resto del día. También posee mucha fibra, perfecta para regular nuestro tránsito intestinal. Adiós al problema sobre si la avena engorda o, por el contrario, no lo hace.
  • En contra: está compuesta por hidratos de carbono. Estos son necesarios para el cuerpo pero, en exceso, la avena engorda. Por esta razón se debe comer avena sólo por las mañanas. Así la energía se agota durante el día y no se acumula en nuestro cuerpo en forma de grasa. Además, como se ha señalado, la avena afecta al ritmo de nuestro metabolismo, ya que lo vuelve lento

About the author

DEJA TU COMENTARIO

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar