¿Qué engorda más? ¿Vino o cerveza?

Todos sabemos que el alcohol engorda. De hecho, en cualquier dieta para perder peso que pretendas hacer, las bebidas alcohólicas son lo primero que el nutricionista elimina o reduce de tu plan alimenticio. Pero si te toca ir a tomar algo a un bar y no puedes decir que no, cabe preguntarse, ¿qué engorda más, el vino o la cerveza? Siempre se ha dicho que una copa de vino al día es buena para la salud y que la cerveza engorda. Pero, ¿qué hay de cierto en todo eso? Más allá de la evidente diferencia de sabor, está demostrado que las dos bebidas afectan a la salud de manera distinta.

Sobre la cerveza

Es una bebida alcohólica que todos sabemos que puede causar la aparición de una prominente barriguita que delata nuestros excesos. Sin embargo, la cerveza es un derivado de la malta, un cereal muy rico en vitamina B y en minerales. Es cierto que la cerveza está compuesta por más cantidad de hidratos de carbono que el vino. Por cada 100 mililitros tiene unos 3 gramos de carbohidratos. Esto depende, siempre, del tipo de cerveza que estés bebiendo. Pero también es cierto que la cerveza tiene menos alcohol que el vino. Por cada 100 ml tiene sólo 3 gramos de alcohol. Así pues, un vaso de 100 mililitros de cerveza contiene entre 40 o 45 calorías, dependiendo del tipo de cerveza que se esté consumiendo. Aunque teniendo en cuenta las medidas cerveceras habituales en España, lo normal será ingerir varias veces esa cantidad, sobre todo si es verano.

imagen_alimentos_cerveza

Y, ¿qué hay del vino?

El vino es la bebida alcohólica más clásica de España, producido en todas partes del país, de Cataluña a Galicia o La Mancha. Hasta es protagonista de batallas y fuentes. Tiene múltiples beneficios para la salud y es recomendable incluir una copa diaria en la dieta en el caso de las mujeres. Sube hasta las dos diarias en el caso de los hombres. Y es que su alto contenido en polifenoles hace que sea beneficioso para el corazón, además de tener otros principios antioxidantes. Su aporte calórico siempre dependerá del tipo que consumamos y, por supuesto, de la cantidad. En cuanto a hidratos de carbono se refiere, esta bebida contiene menos que la cerveza, algo que mueve la balanza a su favor.



 

El vino tinto, estrella de zonas como Toro, la Tierra del Vino, Ribera del Duero o Rioja, pese a tener menos hidratos que la cerveza, tiene más contenido en alcohol y por cada 100 mililitros que tomes de vino tinto estarás ingiriendo un total de 70 kcal aproximadamente. En el caso del vino blanco, como muchos ribeiros o manzanillas, cabe resaltar que la proporción de alcohol es menor que la del tinto. Sin embargo, es igualmente superior que la de la cerveza. Por cada 100 ml de vino blanco tomamos 65 kcal, más o menos.

imagen_alimentos_vino

Conclusión

Después de haber analizado la composición de ambas bebidas alcohólicas, podemos llegar a una conclusión sobre cuál es de estas bebidas engorda más. Eso sí, no basándonos en la composición en macronutrientes como tal sino en las calorías por cantidad ingerida. Si valoramos la cantidad de calorías que ingerimos por cada vaso de 100 mililitros, la respuesta es que el vino engorda más que la cerveza, da igual su calidad. Siempre habrá que tener en cuenta, la cantidad ingerida, que suele ser mayor con la cerveza, para calcular la energía total consumida en ese día concreto. No hay que descartar otros parámetros importantes como posibles intolerancias o problemas digestivos adjuntos.

Texto: Nutricionista Isabel Cangas

About the author