El peligro de consumir aceite de palma

Hace poco saltaron las alarmas: el aceite de palma es perjudicial para la salud. Es un tema que está en boca de todos. ¿Lo peor? Se usa en numerosos productos alimenticios. Pero, ¿realmente sabes porqué es tan peligroso? Debido a su bajo coste y a su volubilidad, el aceite de palma es el más usado en el mundo tanto en la industria alimentaria como en la cosmética. Se extrae del fruto de la palma africana, cultivada en países tropicales. Es fácil de producir debido a que crece con rapidez y ofrece un gran rendimiento. Además, es perfecto para productos untuosos puesto que encierra una gran cantidad de grasas saturadas. Sin embargo, estudios lo relacionan con el desarrollo de metástasis.

El principal componente del aceite de palma es el ácido palmítico, ácido graso de origen vegetal que se incluye en numerosas comidas procesadas y que se vincula con el desarrollo de enfermedades como la metástasis.

Que el aceite de palma no es bueno para la salud ya ha dejado de ser un interrogante para, lamentablemente, convertirse en un hecho. Un nuevo producto añadido a la larga lista de los conocidos como perjudiciales para nuestro cuerpo. Según los estudios que se han realizado sobre este aceite vegetal se puede extraer que su consumo incrementa las posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares. Esto es debido a que se origina un aumento del colesterol considerado como malo(colesterol LDL). Su principal componente es el ácido palmítico, ácido graso vegetal que se incluye en numerosas comidas procesadas y que se vincula con el desarrollo de enfermedades como la metástasis. En muchos productos, debido a la mala reputación que tiene el aceite de palma, se disfrazaba este ingrediente como aceite de origen vegetal. Por ello la Unión Europea impuso en 2014 que la industria alimentaria debe especificar en el etiquetado que un producto contiene aceite de palma. A partir de ahora a las cosas se las llamaría por su nombre.

Son muchos los productos alimenticios fabricados con aceite de palma. La margarina, la crema de cacao, los productos lácteos como las natillas, galletas, bollería industrial, golosinas…La comida precocinada es el producto estrella en el que se recrea el aceite de palma. También se ha encontrado aceite de palma en numerosos productos infantiles, como en las cremas y purés preparados.

Alternativas al aceite de palma

Si buscas evitar su consumo, existen otros productos que puedes adquirir en el supermercado que no contienen aceite de palma. El aceite de oliva o el aceite de coco son una alternativa perfecta. El aceite de aguacate tiene grasas saludables idóneas para empezar a incluirlo en nuestros platos. Cuando la situación se complica hay que tirar de ingenio. Por supuesto, una alternativa indispensable y evidente para no consumir este producto es, a partir de ahora, leer los ingredientes de los productos que encuentres en tu supermercado. Así no te llevarás sorpresas.

Texto: María Jesús Colombo

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar