Dolor de cabeza y migrañas : líbrate de ellos

El dolor de cabeza y las migrañas no son una enfermedad, son síntomas que avisan de ciertos desequilibrios en el cuerpo. Estos síntomas son provocados principalmente por estrés, anemia, problemas del hígado o intestinales, cambios hormonales y visión deficiente. También por auto-exigencia fuerte (perfeccionismo) o por estar frente al monitor del ordenador por tiempos prolongados. Sin embargo, además de estos factores, los dolores de cabeza suelen aparecer cuando hay una inadecuada alimentación. No comer a las horas debidas, por ejemplo, puede causar aturdimiento y dolor de cabeza, pero también la deficiente alimentación y el consumo de ciertos productos pueden predisponer estos dolores.

Ni todos los dolores de cabeza son migrañas, ni todas las migrañas cursan con dolores de cabeza. La cefalea o dolor de cabeza es una de las formas más comunes de dolor. Aunque su causa es desconocida, el dolor que la produce se debe a una dilatación de las arterias situadas en el cráneo. Una migraña es un dolor de cabeza recidivante, pulsátil e intenso. Habitualmente afecta a un lado de la cabeza, aunque puede afectar a ambos. El dolor empieza repentinamente y puede estar precedido o acompañado de síntomas visuales, neurológicos o gastrointestinales.

Aunque la migraña puede iniciarse a cualquier edad, generalmente empieza en personas entre 10 y 30 años de edad. A veces desaparece después de los 50 y es más frecuente en mujeres que en varones. Si se tiene en cuenta que más del 50 por ciento de las personas con migrañas tienen familiares que también la padecen, es de suponer que la tendencia puede estar transmitida genéticamente. En general, el dolor de migrañas es más grave que las cefaleas tensionales.

Los factores desencadenantes pueden ser psicológicos (estrés, ansiedad, depresión), hormonales (períodos premenstrual y menstrual, ovulación, anovulatorios, terapia hormonal sustitutiva), cambios de horarios (período post-estrés: fin de semana, vacaciones), alimentarios (alcohol, quesos, ayuno, comidas ricas en nitritos, glutamato monosódico, aspartamo), ambientales (estímulos visuales, olores, cambios atmosféricos, altitud elevada), exceso o déficit de sueño, fármacos (nitroglicerina, reserpina, estrógenos), u otros (traumatismo craneal, ejercicio físico, fatiga).

¿Cómo tratar de forma natural el dolor de cabeza y las migrañas?

• Magnesio. Los migrañosos suelen tener bajos niveles de magnesio, mineral que interviene en unas 300 reacciones químicas del organismo. Se incluyen algunas que tienen que ver con la ansiedad y la relajación de los vasos sanguíneos. De hecho, dos investigaciones han comprobado que tomar suplementos de este mineral ayuda a prevenir las migrañas.

• Vitamina B2. Según un estudio, el 59% de los migrañosos que tomaron un suplemento diario de esta vitamina durante tres meses vieron reducidos sus ataques a la mitad.

• Hidroterapia de colon. Es un procedimiento terapéutico a través del cual se limpia el intestino grueso y esto reduce la carga tóxica del organismo con lo que disminuye el dolor de cabeza.

• Tomar matricaria. Los especialistas en naturopatía recomiendan esta planta parecida a la manzanilla para el tratamiento de las migrañas, en investigaciones recientes también han comprobado su eficacia.

 

• Usa aceites esenciales. Empapa un algodón con aceite esencial de romero o tomillo y frótate suavementelas sienes y la frente con él.

• Ácidos grasos Omega 3. Mejoran la circulación sanguínea, con lo cual favorecen la llegada de sangre y oxígeno a la zona afectada de dolor. Tienen una acción antiinflamatoria, disminuyendo el dolor.

• Infusiones de jengibre. Este rizoma inhibe la síntesis de las prostaglandinas, las sustancias responsables del dolor. Puedes pelar y cortar en rodajas un trozo de raíz de unos 10 g, y prepararte una infusión. Introduce los trozos en unos 250 cl de agua a punto de hervir.

• Coenzima Q10. Estudios recientes han puesto de manifiesto que las personas con niveles bajos de coenzima Q10 tienen más tendencia a los dolores de cabeza.

• Masajéate la base del cráneo. Ya los antiguos romanos se masajeaban esta zona para aliviar el dolor de cabeza y sentirse mejor.

Doctor Domingo Pérez León

Director Médico del Instituto Biológico de la Salud

Comentarios Facebook

About the author

DEJA TU COMENTARIO

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar