Dieta Paleolítica

La dieta paleolítica es una de las más sanas y simples. Renunciando a la comida procesada, la dieta paleolítica se basa en recuperar los alimentos que consumían nuestros antepasados. También es conocida por el nombre de dieta de la Edad de Piedra o dieta del hombre de las cavernas. El Paleolítico es el más antiguo de los períodos históricos. Gracias a esta dieta, será mucho más fácil mantener unos hábitos alimenticios saludables que se prolonguen en el tiempo. La filosofía es muy sencilla: consumir los alimentos disponibles durante el Paleolítico. Nuestros antepasados  de la Edad de Piedra mantenían unas costumbres nutricionales de las que seguimos el ejemplo hoy en día gracias a S. Boyd Eaton y Melvin Konner, ambos de la Universidad de Emory. En 1985 publicaron un documento clave sobre la nutrición de los humanos en el Paleolítico en el New England Journal Of Medicine, lo que permitió el reconocimiento médico general de la dieta.

Los alimentos que excluye la dieta son los granos, legumbres, productos lácteos, sal, azúcares refinados y aceites procesados

Pero, realmente ¿en qué se basa la Dieta del Paleolítico? Esta dieta de cazadores-recolectores busca consumir lo que los humanos ingerían durante ese período, antes de la revolución neolítica. La dieta potencia el consumo de verduras, frutas, pescados y productos del mar, proteínas de aves, huevos y aceite de oliva. Sin embargo, se deben evitar los cereales, hidratos de carbono de absorción rápida, azúcares y alimentos industriales.

Los primitivos cazaban animales salvajes y recolectaban frutas y verduras para alimentarse. En la actualidad, la dieta paleolítica es algo más fácil. Se compone principalmente de carne, pescado, frutas, verduras, frutos secos y raíces-ensaladas (característica principal de estos alimentos es su alto valor nutricional). Por otra parte, los alimentos que excluye la dieta son los granos, legumbres, productos lácteos, sal, azúcares refinados y aceites procesados (estos últimos son alimentos procesados característicos del siglo 21 con alta carga calórica y baja en relación a nutrientes).

Esta paleodieta mantiene un régimen muy disciplinado: el nivel de carbohidratos se ve muy reducido. No será necesario contar las calorías de aquello que consumimos mientras esté permitido en la dieta. Lo único que debemos hacer es parar de comer en el momento en el que nos sintamos llenos. Al ser una dieta en la que se consumen muchas proteínas, nos sentiremos saciados antes. Además de la facilidad para encontrar los alimentos a seguir con la dieta, la pérdida de peso recompensará el esfuerzo.

David Pérez Martínez

Asesor Científico 

Instituto Biológico de la Salud

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar