Consejos para perder los kilitos navideños

Las numerosas comidas y cenas, los turrones, mazapanes y mantecados típicos de estas fiestas hacen que rompamos con nuestras costumbres habituales, desequilibrando el consumo calórico. Para volver a la normalidad debemos combinar tres estrategias: reducir el número de calorías, seleccionar el tipo de calorías que ingerimos y realizar al menos 30 minutos de ejercicio diario.

Es conveniente comer de 4 a 5 veces al día y reducir el consumo de alcohol y refrescos. Os aconsejamos seguir estas pautas:

  • Reducir el consumo de grasas al máximo
  • Eliminar por completo la bollería, el pan de molde, las galletas, los dulces, la mantequilla de la tostada…
  • Tomar lácteos desnatados
  • Preparar las comidas con muy poco aceite.
  • Intentar no tomar más de tres cucharadas al día de aceite (entre el que usamos para cocinar y el que usamos como aliño). Para las ensaladas se puede tomar libremente vinagre y zumo de limón.
  • Prescindir completamente de las salsas
  • Limitar la cantidad de comida a ingerir (un buen truco es usar un plato más pequeño que el habitual)

El tipo de calorías es muy importante, porque a igualdad de calorías hay que buscar alimentos ricos en nutrientes y combinarlos con otros para alcanzar un equilibrio entre proteínas, hidratos de carbono y grasas.

  • En el desayuno es conveniente suprimir la mantequilla y la mermelada y limitarse a tomar un café con leche o una infusión con una pieza de fruta y una rebanada de pan con una loncha de pavo, o unos cereales integrales. También se puede sustituir el café con leche por un yogur desnatado.
  • A media mañana es aconsejable una fruta , está nos aportará vitaminas y minerales y apenas calorías. Las mejores opciones son manzanas y cítricos.
  • A media tarde se puede tomar lo mismo que en el desayuno, pero sin el pan.
  • Para la comida y cena se puede tomar verduras, legumbres, pasta, arroz, carne magra, pescado, un huevo, pavo, pan integral y fruta… un poco de todo pero cuidando las cantidades y huyendo de los alimentos más grasos.

Mantener un nivel de hidratación adecuado
Agua, infusiones o zumos de frutas, especialmente de naranja o limón, pero mejor naturales pues los envasados suelen llevar azúcares añadidos.  El azúcar, olvidado temporalmente, la cucharadita que usamos para endulzar el café puede sustituirse por sacarina o stevia.

Realizar ejercicio físico
No es necesario apuntarse al gimnasio. La solución más sencilla es caminar 30 minutos al día a un ritmo medio, os ayudará a quemar algunas calorías, controlar la ansiedad y además es bueno para el corazón.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar