Beneficios del laurel

Personalmente, el laurel me parece un imprescindible en la cocina. Aporta un sabor muy característico y sabroso en aquellas recetas en las que se incluye: lentejas, legumbres… Lo cierto es que se puede añadir a cualquier plato. Pero hoy no vamos a hablar de su sabor, ni de qué platos combinan con él sino que vamos a repasar algunos de los beneficios que nos aporta. Y es que las hojas de laurel se han utilizado a lo largo de los años como remedio medicinal para ciertas molestias gracias a su composición que incluye diversos ácidos orgánicos, ácidos grasos insaturados, antioxidantes y minerales.  Repasemos algunas de sus cualidades:

  • Mejora y calma las digestiones: Esto se debe principalmente a que el laurel estimula la producción y secreción de bilis lo que facilita la digestión de las grasas. Es por lo tanto muy recomendable utilizar esta hoja cuando se elaboran platos muy pesados y grasos. Después de una comida, una infusión de laurel nos permitirá una digestión menos pesada.
  • Reduce la formación de gases y la hinchazón abdominal: por los motivos que hemos expuesto anteriormente, el laurel nos permite reducir la formación de gases. En este caso se recomienda tomar la infusión antes de la comida.
  • Estimula el apetito: El cineol y eugenol ayuda a abrir el apetito. Es por lo tanto ideal para aquellas personas convalecientes o que necesiten engordar. Como en el caso anterior, si queremos que nos ayude en este sentido, deberemos beberlo antes de comer.
  • Efectos beneficiosos en el aparato respiratorio: El laurel contiene sustancias de acción bactericida que favorece la expulsión de las mucosidades de las vías respiratorias. En caso de sufrir bronquitis, faringitis o mucosidad, ayudará a la mejora de los síntomas. Una buena opción es calentar agua, añadir unas hojas de laurel y respirar el vaho durante varios minutos.
  • Para el buen funcionamiento cardiovascular: los ácidos grasos presenten en las hojas de laurel (oleicos y linoleico) contribuyen a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Hay que dejar constancia de que este beneficio no es el más destacable.

Se recomienda utilizar hojas frescas ya que conservan mejor sus propiedades. Aun así, no se aconseja su consumo a personas con estómagos delicados y, en casos de uso tópico de cremas o aceites con extracto de laurel, se han dado caso de reacciones en la piel. Es por ello que se deben tomar con las dosis indicadas y con asesoramiento de expertos en caso de un uso muy reiterado.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar