Terrazas en Madrid

Con el buen tiempo, las aceras se convierten en terrazas y en algunos locales surgen nuevos espacios con jardines que no te imaginabas encontrar. Hoy repasamos algunas de las terrazas más apetecibles para disfrutar de las tardes veraniegas en Madrid (eso sí, sin pasar calor).

El Jardín de Orfila

En pleno centro de Madrid se localiza este espacio íntimo y sosegado perfecto para pasar una tarde de tranquilidad. Además de su terraza, sorprende su arquitectura pues se trata de una construcción de 1886 reconvertido en hotel que ha sabido mantener la esencia en cuanto decoración y estilo se refiere. Al igual que su entorno, la carta es refinada. Su oferta gastronómica se basa en una cocina de mercadocon sabores tradicionales donde la materia y el sabor priman. Delicias como el mero salvaje a la plancha o las concurridas zamburiñas son algunos de los manjares de este palacete señorial. Si te has unido a la moda de los brunch, aquí encontrarás uno de los mejores de Madrid.

Aspen

Si lo que buscas es un ambiente refinado pero informal y animado, ésta es tu terraza. La decoración de esta terraza, en la Moraleja, invita a quedarse a disfrutar de las tardes-noches estivales. Este espacio está ideado para tomar el sol en cualquier época del año y en cualquier momento del día. Si eres de los que piensa que no sólo basta con una decoración chic, su gastronomía tampoco te defraudará. La oferta es amplia y va desde una deliciosa tortilla de patata,  hamburguesa (para muchos una de las mejores de la capital) o platos más elaborados como arroz negro o la lubina salvaje. Un plan perfecto es contemplar su puesta de sol con alguno de los cócteles de su carta.

El Jardín de Salvador Bachiller

Si eres amante de las compras, de la gastronomía y de los sitios con encantado te entusiasmará este jardín. En la cuarta planta de la tienda de bolsos y maletas se esconde un pequeño jardín con muebles de madera repleto de plantas, flores y vaporizadores de agua por lo que el frescor está más que asegurado. Si te quieres decantar por una zona cerrada, en la tercera planta encontrarás una zona perfecta de té. Te aconsejamos que no vayas en los momentos con más afluencia porque este multiespacio, antes casi secreto, ya es muy popular.

Arzábal

Es uno de los imprescindibles de este verano. Su jardín vertical y el resto de vegetación aporta al espacio sombra y frescor, dos características fundamentales en la calurosa capital madrileña. La terraza Arzábal Museo (situado en El Reina Sofía) tiene varias entradas, una independiente al Museo por la calla Santa Isabel.

Esta terraza se divide en varios espacios perfecta para cualquier ocasión. Para quien solo quiera tomarse una bebida rápida y un tentempié, las mesas altas. Para aquellos que quieran una comida o cena relajada, las mesas bajas bajo reserva. Por último disponen de una parte tipo chill out perfecta para probar su carta de combinados y vinos de afterwork. Si se alarga la cena no hay de qué preocuparse ya que, durante la noche, la música coge protagonismo para amenizar las últimas horas del día. En cuanto a la gastronomía Álvaro Castellanos e Iván Morales mantienen parte del sello de sus restaurantes con clásicos como croquetas de jamón o la sartén de huevos con trufa.

Warehouse – La Quinta Marqués de Concordia

Ahí donde crees que no encontrarás una terraza surge una de las más especiales y demandadas de Madrid: Warehouse. Su ubicación, en la calle María de Molina, en un palacete del siglo XIX lo convierte en un lugar único cuya terraza, amplia y especial, es ideal para relajarse en pleno bullicio madrileño. Pero si a eso le añades que su cocina se realiza con productos 100% autóctonos, por lo que su calidad es indudable, se convierte en un perfecto paraíso. Entre los imprescindible está tomar una tabla de ibéricos o de quesos, todo ello maridado con una exquisita carta de vinos, la mayoría con denominación de Origen. En esta despensa Premium podrás comprar sus productos y así disfrutarlos también en tu casa.

La terraza de la cocina de San Antón

“De Madrid al cielo, y en la Cocina de San Antón para seguir viéndolo”. Con esta frase se presenta este lugar en uno de los mercados más deseados por todos los madrileños. Se divide en tres espacios diferentes: la terraza, ideal para aquellos que no quieran perder ni un rayo de sol del verano; el invernadero, para quien busque un microclima generado por las plantas y los humidificadores; y por último, el restaurante, un espacio cerrado decorado con mucho gusto y con cristaleras para que no pierdas detalle de todo el entorno. Sea cual sea el lugar en el que decidas sentarte, alegra el paladar con su cocina de mercado o con algún refrescante cóctel…. ¿Alguien da más?

Terraza de La Casa Encendida

Si te gustan los planes culturales al aire libre, aquí podrás deleitarte con ellos. Esta terraza está concebida para convertirse en un reclamo del verano donde tomar raciones y una cerveza, helados artesanos o deliciosos cócteles. Y lo han conseguido. Cualquier día de la semana es bueno para conocer este espacio, pero los fines de semana las razones se multiplican: los sábados se puede disfrutar de las sesiones de cine al aire libre y, los domingos, de sus conciertos. Todo ello mientras ves el precioso atardecer en uno de los barrios más multiculturales de la capital: Lavapiés. Eso sí, solo está abierto de 18:00 a 21:30 horas.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar