5 Cervezas artesanales españolas

Cada vez son más los que se animan en España a crear microcervecerías.  Las cervezas artesanales cogen fuerza y comienzan a instalarse en restaurantes, aportándoles un valor añadido además de un toque de originalidad y singularidad.  Textura, color, olor y, sobre todo, sabor es lo que hace única a la esta bebida diferenciándola de las marcas comerciales con aditivos y potenciadores. El secreto es sencillo: un proceso cien por cien natural, eligiendo minuciosamente cada uno de los ingredientes que lo componen. Esto permite a mantener las propiedades del producto: proteínas, hidratos de carbono y minerales. La materia prima, es decir, el cereal, el agua, la lúpuda y la levadura, otorga a la cerveza ese carácter excepcional y las distintas combinaciones entre ellos permiten resultados de los más variados, diferenciando de esa manera a cada uno de los fabricantes. A continuación te presentamos algunas de las cervezas artesanas más conocidas de nuestro país.

La Cibeles

Esta cerveza, con el nombre de la Diosa de la agricultura, cuenta con una amplia variedad. Desde la selección de maltas tostadas como la Morena, que otorga a la bebida un color muy oscuro, a otras más rubias con retrogusto a cítricos como la Rubia. En cuanto a las graduaciones también encontramos una gran diferencia entre Ia light, con apenas un 2%, y la Barey Wine, con cuerpo denso y un 9% de alcohol. Un abanico de posibilidades para todos los gustos.

La Virgen 

¿Su secreto? La mejor calidad, sin trucos y sin prisas. Todas sin filtrar, frescas y sin pasteurizar. De esta forma se han ido abriendo hueco en el mundo de la cerveza y ya puede ser considerada como la cerveza artesanal madrileña por excelencia. Su cuidado y mimo en cada una de las elaboraciones ofrecen sabores ricos y diferenciados. Entre ellos destacamos el clásico sabor lager, su cerveza de baja fermentación, de color dorado y espuma blanca; y la negra, con un sabor cremoso a café y cacao, color negro azabache y espuma densa.

Casasola

En un entorno único, en el Valle de Esgueva de Valladolid, enclavada sobre los antiguos viñedos donde en el siglo XIV los monjes benedictinos elaboraban los vinos de la zona, se sitúa la fábrica Casasola. Ahora, este lugar se encuentra bajo los mandos de los hermanos Perdomo Spinola que, recién llegados al mundo cervecero,  elaboran dos tipos de cerveza: Casasola Benedictina, rubia con doble malta y doble fermentación,  y la Casasola Silos, una cerveza tostada elaborada con cuatro maltas.

Cerveza Menduiña

Con el fin de recuperar una parte de nuestra cultura antigua surgió la idea de crear estas cervezas artesanales con agua pura de Galicia, sin extractos, ni añadidos de arroz o maíz que abaratan y, aseguran, desmerecen el producto. Cuentan con una gama muy variada con personalidad propia, gracias a un proceso de maduración en tanque, a baja temperatura, durante el triple de tiempo que cualquier otra artesana y seis veces más que las marcas industriales.

Malasombra

Esta creación de Óscar Sánchez e Ignacio Bodas es la cerveza por excelencia de Salamanca. Ya se puede encontrar en varios establecimientos de la zona y cada mes sorprenden con nuevas bebidas. La última, La Descarada, una cerveza que sorprende a todo el que la prueba. ¿Sus dos más tradicionales? La “yesca” y la “trigueña”. Deliciosas.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar