Aloe vera, también en la cocina

Utilizada en todas las culturas desde hace siglos, las bondades del aloe vera son más que conocidas a nivel mundial.  Sus beneficios han sido utilizados a lo largo de los años por grandes personajes de la historia como Alejandro Magno, para curar las heridas de sus guerreros, o por Cleopatra para mantener una piel sana y joven (además de sus baños de leche de burra).

Se trata de un alimento saludable ya que contiene 19 de los 20 aminoácidos esenciales, 20 minerales, 12 vitaminas, proteínas, resinas protectoras… En total más de 75 compuestos. Es por ello que las propiedades curativas del aloe son muy amplias. Entre las más conocidas se encuentra su poder cicatrizante, la mejora  de problemas cutáneos o la ayuda a la cicatrización. Pero hoy descubriremos muchas otras:

  • Fortalece el sistema inmunológico: Tanto es así que en muchas ocasiones es adecuado para aquellas personas que estén en tratamiento de radioterapia puesto que, además de mejorar su sistema inmunológico, ayuda al sistema digestivo y hace que aumente el apetito (siempre prescrito por el oncólogo).
  • Sistema digestivo impecable: No sólo mejora las digestiones sino que también previene la acidez, el ardor de estómago y ayuda contra el estreñimiento. Éste último efecto se consigue por el efecto laxante de la aloína que normalmente se retira del jugo de aloe debido a que puede causar fallos en el hígado (si se consume en exceso y reiteradamente).
  • Bueno para la dentadura: En caso de tener problemas bucales, masticar trozos de pulpa de aloe es un perfecto enjuague que ayudará a que penetre en las encías y subsanará dichos problemas.
  • Extra de potasio y hierro: Cuenta con 15 veces más hierro que las lentejas y su nivel de potasio ayuda a regular la tensión.
  • Belleza más allá de la piel: El aloe vera no solo es bueno para regenerar la piel cuando se quema o para cicatrizar heridas, sino que es un buen hidratante y, por ello, es ideal como after-shave. Además, ayuda contra la caída del pelo ya que cuenta con unos aminoácidos que eliminan la seborrea y arrastran las células muertas.

Novedades en la cocina con el aloe vera

Ya son muchos los cocineros que utilizan el aloe vera en sus fogones ya que, a parte poder aprovechar sus beneficios digestivos y carecer de sabor y olor, es un perfecto gelificante, estabilizante y emulgente.  Otra de las razones se debe a que permite espesar cremas, guisos y otras recetas sin la necesidad de añadir harina o pan. Así se consiguen platos aptos para celiacos.

Para conseguir el gel de aloe solo necesitas tener una plantar, cortar la hoja de la planta en sentido horizontal y lavarla. Eliminaremos toda la capa exterior verde, comenzando con los laterales,  hasta obtener la pulpa blanquecina.  Se debe retirar la aloína, que es la sustancia amarillenta que se encuentra entre la corteza y la pulpa. Una buena manera de que no quede ningún tipo de resto es dejar la pulpa en remojo durante una noche entera.  Obtendremos un gel de aloe vera perfecto tanto para elaborar productos de belleza como para utilizarlo en la cocina.

Como siempre recomendamos desde España Fascinante, se debe consultar a su médico o especialista en caso de querer utilizar este alimento como ‘medicina’ o de forma muy continuada.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar