El calderillo bejarano es un guiso típico de Béjar y la provincia de Salamanca, aunque su popularidad es tal que se prepara en toda Castilla y León. Se trata de un estofado de carne de vaca (de aguja o morcillo) que se cocina a fuego lento con patatas, pimiento verde, cebolla y laurel, además de un poco de pimentón. El secreto está en prepararlo sin prisa, ya que requiere un par de horas. El resultado merece la pena: un plato contundente que encuentra un gran aliado en el pan, imprescindible para apreciar su deliciosa salsa.

Como curiosidad, existe el día del calderillo bejarano. Cada segundo domingo de agosto miles de bejaranos se reúnen en El Castañar (un precioso paraje natural) para degustar varias raciones de este plato típico y elegir al que se merece ser ganador del concurso al mejor calderillo bejarano. ¿Quieres saber cómo preparar este estofado tan valorado?

Ingredientes para preparar el calderillo bejarano

1 kg de carne de aguja de ternera

2 kg de patatas

300 g de guisantes

1 cebolla

1 pimiento verde

1 pimiento morrón

4 cucharadas de tomate frito

2 dientes de ajo

1 cucharadita de pimentón dulce

Sal y pimienta

Perejil y una hoja de laurel

Aceite de Oliva

Agua

Preparación del calderillo bejarano

  1. Lo primero que hay que hacer es pelar y picar la cebolla y el pimiento a dados. Hacer los mismo con los dientes de ajo y añadir un poco de perejil.
  2. En segundo lugar, corta la carne en trozos de un bocado y añádelos a la cazuela con un chorrito de aceite. Luego, rehógala junto con la cebolla, el pimiento y el ajo con el perejil, hasta que la carne empiece a dorarse. Añade también una hoja de laurel para que adquiera más sabor.
  3. Una vez dorada la carne, echa unas cuatro cucharadas de tomate frito. Después, añade un poco de sal, pimienta y la cucharadita de pimentón. Remueve todo para que se integre bien. Añade el agua necesaria para cubrir la mezcla y déjala cocer durante una hora y media.
  4. Mientras esperas, aprovecha para pelar las patatas y cortarlas en trozos grandes chascándolas. Cuando haya pasado la hora y media de cocción, añádelas también a la cazuela. Entonces, deja el calderillo en el fuego hasta que se cuezan las patatas. Unos 30 minutos aproximadamente.
  5. Durante el tiempo de espera, calienta agua en un cazo y, cuando empiece a hervir, añade los guisantes. Cuécelos al menos durante unos 15 minutos y, al sacarlos, escúrrelos. Ahora, échalos a la olla junto con el pimentón morrón (asado y cortado en juliana), pero solo 10 minutos antes de que acabe la cocción.
  6. Por último, deja que se enfríe un poco y ya tendrás hecho tu calderillo bejarano. ¡No te olvides de acompañarlo de un buen trozo de pan!