Beneficios y propiedades del calabacín

La naturaleza creó el calabacín para los paladares con capacidad de apreciar lo sutil. Junto a su delicado sabor ofrece nutrientes en gran cantidad, pues se trata de una refrescante verdura veraniega. Desde que se descubrió hace más de 10.000 años en el  continente americano, este alimento se ha hecho muy popular en nuestro país y es un ingrediente fundamental de nuestra gastronomía. Ya sea crudo o cocinado, hay muchas maneras de disfrutar y beneficiarse de todas las propiedades del calabacín.

Se trata de una verdura rica en carbohidratos, agua y fibra; vitaminas (A, C y B9), sales minerales (potasio, fósforo, magnesio y calcio); y que es escasa en hierro, zinc, selenio, magnesio, cobre y grasas.

Efectos sobre el organismo

  • Calabacín contra el colesterol: la fibra dietética que contiene este producto contribuye a la reducción de los niveles de colesterol. Sus altos niveles de vitamina A y C son buenos para disminuir el riesgo de ateroesclerosis.
  • Calabacín para la salud ocular: algunos de sus fitonutrientes (luteína y zeaxantina) tienen un impacto positivo en el fortalecimiento de nuestra vista. Gracias a ellos, nuestros ojos están más protegidos de los efectos dañinos de los rayos solares y de la degeneración asociada a la edad.
  • Calabacín para la piel: este alimento es el perfecto aliado para hidratar la piel gracias a la elevada cantidad de agua que contiene. Ayuda a erradicar las toxinas, que son la principal causa de acné, y funciona como antioxidante, lo que permite luchar contra algunos de los problemas de la piel relacionados con el envejecimiento.
  • Calabacín para la pérdida de peso: el alto contenido en fibra y agua y su bajo contenido en calorías convierten al calabacín en un alimento de baja energía, muy apto para las dietas de control de peso. Su alta cantidad de agua nos permite saciarnos antes y controlar el apetito.
  • Calabacín contra la presión arterial: el potasio y el magnesio que forman parte de su composición benefician a aquellos que sufren de hipertensión o de presión arterial alta.
  • Calabacín para el corazón: la cantidad de potasio de este alimento alcanza los 295 miligramos por taza. Algunos estudios dicen que el potasio disminuye los efectos nocivos para el cuerpo y sugieren que aumentar el consumo de este producto puede reducir el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular y de desarrollar la enfermedad cardíaca.
Calabacín

Cómo se cocina

Para aprovechar al máximo sus propiedades lo mejor es no pelarlos, y si se cuecen es aconsejable no tirar el agua resultante, sino que se puede reutilizar para hacer sopas o cremas, pues buena parte de las proteínas del calabacín quedan disueltas en el agua.

La mejor forma de comer este alimento es crudo o al vapor. Las madres han sido siempre las grandes defensoras de este producto. Su textura, sabor y calidad nutritiva lo han convertido en la primera verdura de la dieta de muchos niños, por lo general en forma de puré o crema.

¿A ti cómo te gusta comerlo?

Texto: Carolina Cárcamo Villar


About the author

Otras noticias de interés
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Perder peso es, junto a ahorrar, uno de los propósitos más frecuentes para buena parte Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]La dieta mediterránea es considerada por muchos como una valiosa herencia cultural que representa el Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Visualízate en la cocina acabando de preparar el sándwich de tus sueños. El pan está Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Si no puedes evitar las ganas de comer a todas horas, no te preocupes: no Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]La cúrcuma, a pesar de contar con una tradición milenaria en lugares como India, China Más información