Huesca / Semana Santa

La Semana Santa en Huesca es una festividad cargada de tradición y elementos propios.

Huesca celebra cada año la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo con una gran fiesta en la que los elementos más tradicionales conviven con otros aspectos propios dando lugar a una Semana Santa de gran calidad. Como en otras de España, su origen es remoto e incierto, pero hacia el año 1500 ya aparece documentada la existencia de la cofradía de la Santísima Vera Cruz. Esta agrupación es la más importante de la veintena de cofradías que hay en la ciudad y sobre ella recaen muchas de las labores organizativas de la Semana Santa. En general, se trata de una fiesta exenta de los recargos que hay en toras de esta índole en otras localidades de España. Los cofrades visten de manera austera y los pasos son sencillos aunque no están faltos de dramatismo como bien demuestra la famosa historia del paso del Ángel de la Muerte, que tuvo que ser retirado de las procesiones oscenses en 1944 por dos motivos principales. El principal era meramente estético, pues parece ser que la gente sentía pánico en su presencia. El segundo hunde sus raíces en la superstición y la creencia de que provocaba la muerte de algunos vecinos de los alrededores de las zonas donde efectuaba sus paradas durante la procesión del Santo Entierro.

Semana Santa en Huesca
Hermandad Santo Cristo de los gitanos. Foto Heraldo.es

La Semana Santa en Huesca comienza con la lectura del pregón. A continuación, y hasta la noche del Domingo de Resurrección, se suceden diversos actos y procesiones entre las que destaca de manera especial la del Santo Entierro, celebrada en Viernes Santo. En ella participan todas las cofradías oscenses, que exhiben sus pasos y desfilan solemnes por las calles principales de la ciudad. No hace mucho tiempo que esta procesión era conocida como la “del Silencio”, pero la introducción de los tambores y bombos tan característicos en la Semana Santa aragonesa comenzó a dejar en evidencia dicho apelativo. Este es uno de los momentos más apreciados de la fiesta y en torno a él se agolpan cada año miles de espectadores procedentes incluso de otras partes de España.

Otro de los acontecimientos clave de la Semana Santa de Huesca es la representación teatral de La Pasión, que todos los años se repite en varias funciones que comienzan durante las semanas previas a l inicio de la fiesta. Su primera representación data del año 1947 como una iniciativa por parte de los salesianos oscenses, que contaban con la participación de alumnos y ex alumnos para hacer de actores. Con el paso del tiempo, la obra gana en fama y medios hasta llegar al momento actual. Se trata de una representación en tres actos en la que participan cerca de 200 actores y 40 técnicos que representan la vida pública, pasión, muerte y resurrección de Cristo. Aunque pueda parecer una exageración, lo cierto es que la obra elegida cada año para la Semana Santa de Huesca cuenta con una gran acogida por parte del público y cosecha críticas positivas tras cada representación.

Imagen principa cedida por La Pasión Huesca

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar