Zamora / Semana Santa

La ciudad castellana se vuelca con unos cortejos sobrios que proporcionan muchos momentos de profunda emoción

Austeridad, religiosidad y tradición. La Semana Santa de Zamora es uno de los ciclos sobre la Pasión de Jesucristo de mayor reconocimiento en España. Su grandeza deriva de la forma en que es vivida por los zamoranos y también del realismo y la belleza de las tallas que procesionan. Está declarada de Interés Turístico Internacional, lo que supone un espaldarazo mayúsculo al ingente esfuerzo de la ciudad y sus habitantes por mantener las esencias de la que constituye el más relevante acontecimiento religioso, cultural y social de Zamora.

Está declarada de Interés Turístico Internacional, lo que supone un espaldarazo mayúsculo al ingente esfuerzo de la ciudad y sus habitantes por mantener las esencias de la que constituye el más relevante acontecimiento religioso, cultural y social de Zamora.

Para comprender la dimensión que adquiere la Semana Santa zamorana es necesario remitirse a algún dato: las diecisiete cofradías y hermandades de Zamora suman más de 28.000 hermanos y cofrades, lo que para una población de 67.000 habitantes significa que el 40% de su población está implicada en su celebración.

Desde entonces, la Junta Pro- Semana Santa  de Zamora ha asistido al surgimiento, con su impulso, de muchas cofradías que se han sumado a las de carácter histórico: Santa Vera Cruz, Disciplina y Penitencia, del siglo XII, la más antigua de España, aunque su primer documento conocido data de 1508; Nuestra Madre de las Angustias, de 1512; Santísima Resurrección del siglo XV; Santo Entierro, de 1593, y Jesús Nazareno, de 1651.

Cada cofradía protagoniza su procesión con una talla principal, de la que suele tomar su nombre, aunque hay cortejos que suman más de un paso y hasta doce, como el del Santo Entierro, en la tarde del Viernes Santo.

Once cofradías procesionan con la Santa Vera Cruz en la tarde del jueves y otras once con el Jesús Nazareno desde las cinco de la madrugada del Viernes Santo. En total, las 17 cofradías exhiben 53 pasos por las calles de la ciudad.

semana santa zamora siglo xx
Semana Santa en Zamora a mediados del Siglo XX

Entre las tallas destacan el Cristo gótico del Santísimo Espíritu Santo, que data del siglo XV, y los grupos escultóricos de Mariano Benlliure, Enrique Pérez Comendador, Quintín de la Torre e Hipólito Pérez Calvo, destacando por encima del resto la producción imaginera del zamorano Ramón Álvarez. Entre las aportaciones propias de la Semana Santa de Zamora destacan el “Merlú”, una pareja de congregantes que con una corneta y un tambor convoca a los cofrades, y el “Barandales” quien, portando unas grandes campanas, encabeza las procesiones, avisando de su llegada.

Los cortejos se suceden durante diez días, desde el Viernes de Dolores hasta el Domingo de Resurrección, proporcionando cada cofradía momentos de recogimiento, espiritualidad y belleza plástica que causan gran emoción en zamoranos y visitantes. Son muchos los que merecen destacarse: el Oh, Jerusalén del Lunes Santo en la Plaza de Santa Lucía; el cortejo de Las Siete Palabras, el Martes Santo, que porta consigo estandartes que recogen las que pronunció Jesús en la cruz; la Procesión del Silencio del Miércoles Santo, que jura el silencio de la ciudad ante el Santísimo Cristo de las Injurias; ‘Las Capas Pardas’ del Santo Cristo del Amparo que el Miércoles Santo recorren con la tradicional capa alistana las calles del casco antiguo, partiendo del barrio de Olivares, portando un farol y con el sonido de fondo de matracas y bombardino, o la procesión del Jueves Santo de la Vera Cruz, la cofradía más antigua de España.

Otro momento de honda emoción popular es la interpretación de la Marcha Fúnebre de Thalberg, que comienza a tocarse en la procesión de Jesús Nazareno al levantarse el paso de El cinco de copas (nombre popular) y que es todo un himno de la Semana Santa zamorana y de la ciudad. También es famosa la marcha fúnebre Mater Mea, que es tocada en casi todas las procesiones y reconocida como una de las más típicas piezas musicales de los cortejos zamoranos.

Pero quizás el instante más esperado tenga lugar a las 5 de la madrugada del Viernes Santo, cuando la Cofradía de Jesús Nazareno, popularmente conocida como “Congregación”, sale en procesión precedido por el Merlú, instantes después de que el coro de la Hermandad de Jesús haya interpretado un estremecedor Miserere.

semana santa en zamora actualidad
Semana Santa en Zamora en la actualidad

En la Semana Santa de Zamora son muy típicas las almendras garrapiñadas, las aceitadas y las sopas de ajo, que se toman en la madrugada del Viernes Santo en las Tres Cruces, durante la estación o descanso de la Cofradía de Jesús Nazareno. El Domingo de Resurrección se toma el “dos y pingada”, que consiste en dos huevos fritos, dos o tres magras de cerdo (jamón serrano a medio curar, o incluso más fresco) pasadas por la sartén y pan.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar