Arenas de Cabrales / El Corri-corri

El Día de San Juan, grupos tradicionales de Cabrales interpretan la danza ancestral del Corri-corri

En Arenas de Cabrales, cada  24 de junio, se baila la danza más representativa y, probablemente, la más antiguo de Asturias, el Corri-corri. Además parece ser que es en Arenas donde la danza mantiene el espíritu más genuino de todo el concejo.

Esta danza primitiva es interpretada por un solo hombre, el bailín, y un grupo de mujeres -seis o nueve-. Las mozas lucen los trajes de aldeanas cabraliegas y portan en sus manos unas ramas de laurel, hierba luisa o helecho (helechu en bable, el dialecto asturiano) y el mozo viste con calzón corto y montera.

corri corri arenas de cabrales
El Corri-corri en 1930 (Foto: Gonzalo Menéndez Pidal)

El bailín inicia el baile, saludando galante y haciendo genuflexiones y las mujeres se muestran esquivas, rehuyendo al varón. Él las persigue y expresa su queja por el desprecio, ellas lo ignoran. El bailín, cansado, se retira y ellas vuelven en su busca, él insiste, ellas huyen… El hombre agita los brazos y ellas deslizan suavemente los suyos. Todo marcado por un ritmo lento y un tono austero de pasos saltados que hacen que el resultado sea el de un baile elegante.

Un grupo de mujeres acompañan a las mozas, son “las tocadoras”  –entre tres y cinco o incluso más- que tocan la pandereta, el pandoiro  (tipo de pandereta con un mango característica de Cabrales para este baile) y el tambor.

Las tocadoras también cantan romances:

“…Vi que bajaba de un cerro
cuando a las tres de la tarde
vi que bajaba de un cerro
una hermosa peregrina
con un infante pequeño…”

corri corri arenas de cabrales
Las mozas tocando la pandereta

Hay distintas teorías acerca del origen del Corri-corri. Acevedo opina que podría ser celta; según Aurelio de Llano, se trata del baile más antiguo de Asturias que podría tener cierta relación con la danza representada en las pinturas rupestres de Cogull (Lérida);  para Cabal podría ser un rito funerario; para Pola Cuesta es un baile antiquísimo religioso; según Alvarez Buylla, el baile es de carácter tribal y mágico; Nicolás Alvarez Solar dice que es el mito de Apolo y Dafne, y Menéndez Pidal, que lo presenció en Arenas de Cabrales, en Agosto de 1930, asegura su origen sagrado. No se sabe nada con certeza  pero lo que sí está documentado es que, en 1940 y con motivo de un viaje a Madrid para presentar el baile, María Mestas Cossío, componente del grupo, unificó el compás de los movimientos del brazo de las mozas, hasta entonces libre y es como se baila en la actualidad.

Arenas, situada en el cruce con la carretera que asciende a Puente Poncebos, es uno de los puntos de partida más tradicionales para el acceso a la vertiente asturiana de los Picos de Europa. De visita obligada es la Cueva Museo del Queso Cabrales, donde después de la explicación de la elaboración artesanal del queso que cuenta con D.O.P., se ofrece a todos los visitantes una degustación gratuita. Una fiesta local que cada vez atrae más público de toda España.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar