En el Corpus Christi de Daroca destaca la Procesión de los Santos Corporales.

El Corpus Christi es una festividad que tiene especial realce en España. Especial es el caso de la procesión del Corpus Christi de DarocaSe celebra desde que fue institucionalizada por el Papa Urbano IV en 1264 para conmemorar el milagro de los Santos Corporales.

En pleno contexto de la reconquista del Levante, en 1236 tropas de Daroca, Calatayud y Teruel se vieron cercadas por un ejército musulmán. Antes de la batalla se decidió que mosén Mateo —párroco de Daroca— oficiase una misa. Al alzar éste el paño donde guardaba seis hostias, todos pudieron contemplar cómo éste estaba cubierto de sangre. El hecho se interpretó como una señal divina. Los cristianos se lanzaron a la batalla con mosén Mateo a la cabeza (cabalgando sobre una mula y mostrando los corporales).

Tras la victoria cristiana la mula decidiría la población que debía resguardar los corporales (sistema de adivinar la divina providencia ya aplicado en otras partes de España). El animal cayó muerto frente a la puerta de la iglesia de San Marcos de Daroca. Desde entonces las reliquias son custodiadas allí.

El jueves posterior en sesenta días al Domingo de Resurrección se celebra el Corpus Christi de Daroca. Por la mañana se oficia una misa con ofrenda de frutos a la Procesión de los Santos Corporales.

Procesión de los Santos Corporales

Desde la colegiata de Santa María, los Corporales son llevados, bajo palio, por las autoridades religiosas y civiles a lo largo de las calles de la ciudad. Se suman a la procesión los vecinos de Daroca y los niños que han hecho la comunión en ese año. Los infantes tienen el papel de arrojar miles de pétalos de flores al paso de la comitiva. La procesión finaliza al alcanzar la Torreta, en las proximidades de la Puerta Alta. Allí se exponen los Corporales y se pronuncia un discurso ante el público siguiendo la tradición desde el año 1414.

Tras la procesión, los Corporales son devueltos a la colegiata de Santa María, donde serán expuestos sobre el altar durante varios días.

La fiesta del Corpus Christi es el acto central de las fiestas mayores de Daroca. Durante los días que siguen a la celebración de la procesión, la ciudad se llena de diversos actos para todos los públicos. Estos provocan una afluencia masiva de visitantes desde distintas partes de España.

La procesión de los Corporales se ha configurando como uno de los principales actos religiosos de la Comunidad Autónoma. Además,  si te ha gustado esta procesión, te recomendamos ir a ver la procesion del corpus en Toledo.

Fiestas de Moros y Cristianos en España

Calles adornadas como en la Edad Media, desfiles majestuosos, batallas emocionantes… Sí: estamos hablando de las Fiestas de Moros y Cristianos, celebradas cada año en España durante varios días repletos de leyendas y espectáculos.

En estas celebraciones se rememora, de la forma más fiel posible, las cruentas batallas históricas que se libraron entre moros y cristianos durante la Reconquista de la Península Ibérica. Estas fiestas populares llaman la atención no solo por el volumen de participantes (de miles de personas), sino también porque la historia, la cultura y el jolgorio se apoderan de las calles. La indumentaria, perfectamente ambientada, logra que se reviva con más intensidad uno de los episodios más relevantes de la historia española.

Se vienen celebrando desde finales del siglo XVII, fundamentalmente en el Levante español, con epicentro en la provincia de Alicante y el sur de la provincia de Valencia. No obstante, existen muchos otros lugares españoles en los que también se realizan estos eventos.

Muchas de estas fiestas cuentan con diferentes reconocimientos de interés turístico: provincial, autonómico, nacional e incluso internacional. Es muy complicado recopilar todos los municipios que celebran Fiestas de Moros y Cristianos en España; por ello, os presentamos alguna de las más importantes:

Alcoy: la cuna de la fiesta

Moros y Cristianos
Fiesta de Moros y Cristianos en Alcoy / Foto: vozpopuli.com

Los Moros y Cristianos de Alcoy (Alicante) son los más populares por su arraigo y espectacularidad, lo que los ha convertido en una fiesta de interés internacional. Representa la batalla que tuvo lugar en 1276 entre los fieles del caudillo árabe Al Azraq, que intentaban asaltar la villa, y sus habitantes, que lucharon por defenderla. Se celebra desde el siglo XVI y rinde homenaje a su patrón San Jorge que, según cuenta la leyenda, apareció en plena batalla contribuyendo a la victoria de los cristianos.

A lo largo de varios días a principios de mayo se van sucediendo los diferentes homenajes y desfiles de ambos ejércitos. Normalmente se estima que la participación alcanza hasta 5.000 personas. En el tercer día se representa la lucha  y el asalto de las tropas musulmanas al castillo, seguido de la reconquista de la fortaleza por parte de los cristianos. El colofón final lo protagoniza San Jorge lanzando flechas desde la torre por la noche.

Villajoyosa: el desembarco de los piratas berberiscos

Moros y Cristianos
Fiesta de Moros y Cristianos en Villajoyosa / Foto: efimeroestudio.com

Otra de las localidades cuya festividad tiene reconocimiento de interés internacional es Villajoyosa (Alicante). En esta celebración se rememora el ataque de los piratas berberiscos y la oposición de los habitantes de la villa. El evento más particular de esta fiesta de Moros y Cristianos es la recreación del combate naval y el consiguiente desembarco en la playa. Se trata de un magnífico espectáculo cargado de fuegos artificiales, tambores y luces, que deja a sus espectadores atónitos.

Cada año, los más curiosos tienen la oportunidad de establecer contacto directo con esta tradición durante varios días en la segunda quincena de julio.

Caravaca de la Cruz: la celebración de los Caballos del Vino

Moros y Cristianos
Fiesta de Moros y Cristianos en Caravaca de la Cruz / Foto: pinterest.es

Caravaca de la Cruz (Murcia) es la única localidad no valenciana que ha conseguido que su fiesta de Moros y Cristianos obtenga el reconocimiento de interés internacional. Al igual que en el resto de lugares, en este evento se celebran procesiones y desfiles de ambos ejércitos. El acto con mayor relevancia es el festejo de los Caballos del Vino, en el que los equinos participan en una carrera llevando sobre ellos mantos de seda y oro bordados a mano.

Lo normal es que esta celebración tenga lugar la primera semana de mayo.

Alcázar de San Juan: la representación castellano-manchega

Moros y Cristianos
Fiesta de Moros y Cristianos en Alcázar de San Juan / Foto: herencia.net

Representando a Castilla-La Mancha, destaca la fiesta de Moros y Cristianos de Alcázar de San Juan. La música, el color y la pólvora son los protagonistas en esta conmemoración histórica. El punto de partida es la Vela de Armas, una recreación muy exacta de los nombramientos de los aspirantes a la Orden de los Caballeros del Hospital de San Juan de Jerusalén. Entre los actos celebrados destacan los desfiles de la Entrada Mora y Cristiana, la Escalada al Torreón de Don Juan de Austria, el Auto de Nombramiento de un Caballero Cristiano, la lucha entre ambos bandos y la Gran Mascletá de fuegos artificiales.

No obstante, es muy recomendable acercarse hasta el pintoresco Mercado Medieval para trasladarnos a la vida cotidiana de los alcazareños de aquellos años. Además, músicos, malabaristas, bufones y bailarines llenan las calles de alegría y amenizan a los visitantes.

Como cada año, esta festividad se celebra el fin de semana más próximo al 24 de junio, día de San Juan.

Muchos otros puntos de España como Calpe (Alicante), Altea (Alicante), Cáceres, Biar (Alicante), Benamahona (Cádiz), Campillo de Arenas (Jaén) o Elche (Alicante), también destacan por sus fiestas de Moros y Cristianos. ¿Has estado en alguna de ellas?

Texto: Carolina Cárcamo Villar